Estado de la división del peso mosca: campeones, aspirantes y eliminatorias (50,8 kg o 112 lb)

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Junto Nakatani

Campeón mundial WBO: Junto Nakatani 21(16KO)-0. Japón. Ninguna defensa de su cinturón.

El peso mosca es una categoría realmente interesante en su cumbre, ya que jóvenes boxeadores con grandes pero diferentes cualidades están en posición de reclamar el número 1 de la división sin que se pueda certificar de forma indudable cuál es el mejor de ellos. De todos modos, sea quien sea el mejor, parece que el japonés Junto Nakatani tiene potencial para lograr destacados éxitos tanto en el peso mosca como en pesos más altos en función de su 1,70 m de estatura, sus 23 años de edad y sus excelentes capacidades. Y es que Nakatani está mostrando mayor versatilidad que los demás campeones del peso mosca actuales, pudiendo boxear en larga con formidable precisión, guerrear en corta con dureza y astucia y apoyarse en muy eficaces acciones defensivas.

Como tantos otros grandes boxeadores nipones, Nakatani dio sus primeros golpes iniciándose tempranamente en el karate, pero sus malos resultados recurrentes le llevaron, gracias a una sugerencia, a entrar en el boxeo, en el que desde edad de instituto logró fantásticos resultados en el difícil circuito japonés. Siendo tanto su éxito incluso estuvo una temporada entrenando en Estados Unidos con el prestigioso entrenador Rudy Hernández, quien posteriormente trabajaría para desarrollarlo como profesional y llevarlo hasta la corona mundial. En ese camino el avance de Nakatani no fue tan fugaz como el de otros compatriotas, si bien cumplió en cada etapa: derrotó a otros prospectos como Masamichi Yabuki, superó tests ante fogueados rivales como Mario Andrade y dio el definitivo golpe en la mesa siendo el segundo boxeador que lograba vencer antes del límite al durísimo excampeón mundial Milan Melindo.

Último combate: Tras dicho éxito se ganó, en noviembre de 2020, el acceso al campeonato mundial WBO del peso mosca, cinto dejado vacante por Kosei Tanaka por el que luchó contra un muy peligroso coaspirante como el pegador filipino Giemel Magramo. Aunque este combate era visto sobre el papel como un 50-50, Nakatani dejó una actuación sensacional y dominó en todas las distancias hasta lograr el KO en el octavo round y el título mundial.

Junto Nakatani se proclamó nuevo campeón mundial con estupenda actuación ante el pegador Magramo

Próximo duelo y defensa obligatoria: Aunque en otros casos la WBO se ha mostrado más permisiva, esta vez Nakatani se verá emplazado a encarar en su primera defensa una puesta en juego obligatoria ante el puertorriqueño, excampeón mundial del peso minimosca y gran pegador, Ángel “Tito” Acosta. La pugna estuvo cerca de llegar a la subasta, pero finalmente esta fue cancelada, ya que en principio ambas partes han llegado a un acuerdo para enfrentarse en una velada en Estados Unidos el 10 de septiembre.

Sunny Edwards

Campeón mundial IBF: Sunny “Showtime” Edwards 16(4KO)-0. Reino Unido. Ninguna defensa de su cinturón.

Otro de los jóvenes e invictos monarcas reinantes en la división es el británico Sunny Edwards, púgil caracterizado por un boxeo técnico y elusivo de excelente nivel que, aunque a ojos de algunos resulta demasiado conservador, es una fantástica muestra de eficacia defensiva, juego de piernas y capacidad de contragolpe. Hermano menor del excampeón mundial mosca Charlie Edwards, Sunny tuvo un gran recorrido amateur en la escena nacional, siendo oro en categoría junior, juvenil y absoluta, además de plata británico junior, sugiriendo con ello un prometedor recorrido profesional.

Así fue, y combate tras combate, que encaró mayoritariamente en el peso supermosca, Edwards a penas perdió rounds a la vez que daba muestras de su habilidad y la pulía, venciendo en su ascenso a oponentes como el excampeón de Europa Ryan Farrag o a los mexicanos Junior Granados (que había tenido una muy buena actuación ante el posteriormente retador mundial Jamie Conlan) y Rosendo Hugo Guarneros (que por dos veces ha vencido en Reino Unido a Tommy Frank). En su asalto al cetro británico supermosca Edwards se llevó un pequeño susto ante Marcel Braithwaite, siendo sucedido éste por otro más ante Thomas Essomba, puntuales dificultades que conllevaron que muchos de sus compatriotas descartasen sus opciones de llegar a coronarse en el ámbito mundial a pesar de las grandes muestras de destreza dejadas en ambos combates.

Último combate: A pesar de que una distorsionada valoración de sus capacidades por parte de muchos observadores hizo que entrase como no favorito al duelo, el pasado abril Edwards descendió al peso mosca para retar al que para muchos era el número 1 de la categoría, el veterano sudafricano Moruti Mthalane, pegador que venía de lograr formidables triunfos y que no perdía desde 2008 pero que fue superado claramente por las esquivas y el control de los espacios del retador, que se convirtió en nuevo campeón.

El muy habilidoso Sunny Edwards destronó a Mthalane con excelente boxeo dinámico

Próximo duelo y defensa obligatoria: Si bien los otros organismos dan más o menos margen, no se puede esperar esto de la IBF, que es realmente firme y consistente ordenando sus defensas mandatorias. Por ello, Edwards está obligado a medirse a continuación al aspirante oficial filipino Jayson Mama, a quien se le debía una pelea mundialista ante Mthalane que fue cancelada por problemas organizativos. Según ha declarado el promotor Frank Warren, se espera que Edwards y Mama se enfrenten en otoño [hemisferio norte].

Eliminatoria: El ganador tendrá ya elegido a un nuevo retador obligatorio, ya que el joven estadounidense Ricardo Sandoval derrotó al exretador mundial británico Jay Harris en una eliminatoria final IBF del peso mosca.

Ricardo Sandoval venció por KOT con golpes al torso al exretador mundial Harris y accederá a mundial contra Sunny Edwards

Julio César Martínez

Campeón mundial WBC: Julio César “Rey” Martínez 18(14KO)-1. México. Tres defensas de su título.

Para muchos el mejor boxeador de la categoría es Julio César Mártinez en base a su tremenda potencia y fortaleza, que le lleva a apabullar a su oposición a base de agresividad descontrolada y numerosos golpes de poder. Sin embargo, decir que es el mejor de la división teniendo un positivo en control antidopaje no sería justo para los otros monarcas. Hay que recordar que justo antes de su coronación ante Cristofer Rosales, Martínez dio positivo por clembuterol, si bien el WBC decidió perdonarle arbitrariamente y permitirle disputar el mundial, en el que se impuso por KOT en nueve rounds en diciembre de 2019. Asimismo, esta segunda oportunidad titular llegó justo después de que la primera terminase con un No Contest, que muchos consideraron que debería haber sido una descalificación, por golpear a Charlie Edwards cuando estaba de rodillas en la lona y desprotegido. De ese modo, parece necesario valorar dichos elementos, tener en cuenta sus grandes brechas técnicas y recordar que tuvo una actuación contra Jay Harris en la que venció ajustadamente, si bien este púgil ha sido noqueado por un aspirante en ascenso como Sandoval.

En cuanto a su progreso hasta coronarse, Martínez debutó a los 20 años con una derrota dividida, si bien, mostrando que un tropiezo no significa nada por sí solo, acumuló triunfos, muchos de ellos antes del límite, ante oponentes como Leonardo Báez, Martín Tecuapetla o Víctor Ruiz hasta alzarse en 2019 a una eliminatoria final WBC contra Andrew Selby. En ella Selby estaba imponiéndose con su habilidad, pero la pegada de Martínez logró una ruptura en el quinto asalto y un KO que le dio la arriba citada pelea ante Charlie Edwards.

Último combate: Tras una actuación que no convenció a todos ante Jay Harris, Martínez ha encarado dos defensas voluntarias sencillas, siendo una ante un sustituto de última hora, en baja forma y que no dio el peso, como Moisés Calleros y la otra, la más reciente, en junio ante un Joel Córdova que ofreció un valeroso esfuerzo pero que fue abrumado por la mayor potencia del monarca.

Julio César Martínez derrotó por knockout técnico en corta pero intensa guerra a Joel Córdova

Próximo duelo y defensa obligatoria: Como ha sido aplazado varias veces y se ha alargado demasiado en el tiempo, parece que ya resultará inevitable que el siguiente encuentro de Martínez sea una defensa oficial ante su retador obligatorio McWilliams Arroyo, púgil puertorriqueño que posee un provisional título interino. Se habla de que el combate podría disputarse hacia septiembre u octubre, esperándose que después se pueda encarar una unificación.

Artem Dalakian

Campeón mundial WBA: Artem Dalakian 20(14KO)-0. Ucrania. Cuatro puestas en juego de su cetro.

Por tiempo de reinado, número de defensas, años en activo y experiencia amateur internacional, Dalakian tendría todos los números para ser el púgil más destacado de la categoría, más aún contando con un boxeo muy correoso para sus rivales por sus fugaces ataques entrando desde lejos con certeros puños acompañados de frecuente uso del clinch, estilo con el que logra neutralizar a sus contrincantes. No obstante, su elección de oponentes y pésimos nombramientos de retadores obligatorios por parte de la WBA han hecho que su reinado se haya convertido en intrascendente y en una rémora para una interesante división.

Nacido en Azerbaiyán, tuvo que mudarse a Ucrania de pequeño a causa de la guerra del Alto Karabaj, iniciándose en la lucha olímpica y en el taekwondo antes de acceder al boxeo, en el que tuvo éxitos hasta acceder a la selección ucraniana, en la que compartió equipo con Lomachenko, Usyk, Gvozdyk, etc. y logró el oro en el campeonato mundial militar. Debutando en el boxeo de pago en 2011, se esperaba un rápido avance pero, al contrario, tardó siete años hasta alcanzar su primer mundial, al que se acercó con triunfos ante Ángel Moreno y Silvio Olteanu. Finalmente, en el que debería haber sido un punto de inflexión hacia grandes cosas, logró vencer ampliamente en Estados Unidos al veterano excampeón Brian Viloria en un choque por el cinto WBA vacante en febrero de 2018.

Último combate: En estos casi tres años y medio de reinado, Dalakian se ha enfrentado a boxeadores modestos o modestísimos y que no tenían posibilidades de imponerse a él, destacando para mal los tailandeses Sirichai Thaiyen y Sarawut Thawornkham. Además, aunque había noqueado a este tipo de oposición, en su último combate, ante un Josber Pérez que sustentaba su palmarés ante novatos y púgiles de récord negativo, tuvo una deslucida actuación en la que sólo se impuso a los puntos.

Próximo duelo y defensa obligatoria: Dado que no se ha subido a un ring desde esta pelea, en febrero de 2020, la WBA debería obligarle de manera inminente a realizar una defensa aunque, visto lo visto, con la Asociación sólo se puede esperar caos y desatinos. En el caso de que tenga que realizar una defensa obligatoria, esta podría llegarle ante los subcampeones Luis Concepción o David Jiménez o contra el 2º Ryota Yamauchi, aunque no debería sorprender a estas alturas si se le lanzase como víctima al veterano e inactivo tailandés, 3º WBA, Narast Aienleng.

Quiénes no son campeones en la categoría: Como sucede con cada división, en los medios podemos ver que, inconscientemente o malintencionadamente, se tratan como a campeones mundiales a boxeadores que no lo son, ya que sólo poseen títulos que valen menos que los de el verdadero monarca del organismo. En el caso del peso mosca el panameño Luis Concepción posee un título interino WBA, mientras que el costarricense David Jiménez posee el cinto llamado Gold. Por otro lado, no sólo la WBA tiene subcampeones, ya que el WBC tiene en McWilliams Arroyo un titular interino, si bien este cetro es provisional y desaparecerá una vez que el púgil se mida a Julio César Martínez.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios