Junto Nakatani después del triunfo ante Ángel Acosta

Nakatani conservó su mundial ante excampeón Acosta con triunfo en cuarto round. Gabriel Flores padeció derrota contra pronóstico

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Casino del Sol, Tucson, Estados Unidos. Campeonato mundial WBO del peso mosca. Primera puesta en juego del titular Nakatani.

El japonés Junto Nakatani 22(17KO)-0 quería debutar en Estados Unidos con una victoria antes del límite que demostrase que es una gran amenaza en la categoría y que tiene muchas opciones de culminar sus planes de unificar el peso mosca. Pues bien, cumpliendo sus deseos, Nakatani logró deshacerse de un duro y peligroso exmonarca mundial como el pegador puertorriqueño Ángel “Tito” Acosta 22(21KO)-3(2) en sólo cuatro rounds, si bien ello fue debido a una temprana lesión en la nariz del retador.

Desde el comienzo Nakatani pareció muy centrado en dejar una buena actuación, imponiendo su jab en el primer asalto antes de que un dos-uno moviese un tanto a un Acosta que se tropezó con la pierna adelantada de su rival. El exmonarca no se arrugó y trató de conectar en la distancia corta duros hooks, pero Nakatani en el segundo episodio todavía logró mejores resultados con sus curvos en corta y con sus largos rectos en media.

Sin que se pudiese apreciar con exactitud en directo cuándo se inició (las repeticiones mostraron un recto que supuestamente lo provocó, aunque pudo iniciarse también en un choque), Acosta sufría en el segundo round una grave hemorragia nasal que requirió la revisión del médico. Éste no parecía demasiado dispuesto a dejarle seguir, pero tras cortarle un poco el sangrado le dejó continuar, volviendo Nakatani a la carga e impactando fortísimos hooks y uppercuts en corta ante un Acosta que en los intercambios contestaba con mucha valentía, aunque con menor acierto, y que salió de ellos sangrando mucho.

Después de que el japonés presionase con sus directos a un Acosta que intentaba moverse, en el tercer round llegó una nueva revisión del médico, aunque la pugna se reanudó de nuevo y llegó al cuarto episodio, en el que “Tito” intentó atacar brevemente antes de que el árbitro decidiese que era el momento de parar el choque. La hemorragia nasal de Acosta era demasiado grave y no se cortaba y sólo habría ido a peor con los potentes golpes de Nakatani, de modo que la decisión no pareció desacertada a pesar de que Acosta pudiese seguir lanzando golpes.

Algunos pensarán que la lesión tuvo algo de azarosa y que acortó y simplificó un duelo que potencialmente podría ser exigente físicamente, pero el hecho es que Nakatani hizo lo que estuvo en su mano para vencer, estaba teniendo muy buenos resultados ofensivos y se estaba imponiendo antes de la detención, que todavía resultaría más meritoria si efectivamente puso las bases para ella con un certero recto. Así, verdaderamente Nakatani con esta victoria consolidará todavía más su proyección como campeón, pareciendo perfectamente capacitado para encarar a continuación su plan de unificación, en el que volvió a insistir tras su victoria demostrando su compromiso real de tratar de poner de manifiesto de forma indudable que es el mejor peso mosca actual.

Flores sufrió derrota contra pronóstico
Hasta ahora el peso superpluma Gabriel Flores Jr. 20(7KO)-1 había sido un adversario muy difícil por su gran dinamismo y agilidad, cualidades que le habían hecho surgir como un buen top 15 y como un púgil con mucho futuro. Por ello, resultó muy sorprendente que, en el semifondo del Valdez-Conceiçao, fuese ampliamente derrotado contra pronóstico por Luis Alberto “El Venado” López 23(12KO)-2, que además de vencer por decisión unánime (doble 100-90 y un 98-92) le castigó duramente.

En el comienzo la movilidad de Flores le mantuvo en cierta medida alejado de los golpes más poderosos de su oponente, pero aun así López avanzó con mucha agresividad, frontal y en ocasiones incluso con salto para lograr llegar hasta la distancia corta e impactar duros hooks. El preciso Flores conseguía llegar con algún buen contragolpe y ofrecer algunas esquivas plásticas, pero sus puños no afectaban ni mucho menos tanto a su rival como los que él recibía. Así, con el paso de los asaltos el invicto se fue desgastando y López pudo mantenerse más tiempo en posición de golpeo, conectando brutales golpes de poder que Flores resistió sin caer pero que resultaron peligrosos y que deberían haber llevado a su esquina a detener el duelo.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios