Cartel promocional del evento Naoya Inoue vs. Michael Dasmariñas

Previa: Inoue defiende sus títulos mundiales ante el retador oficial Dasmariñas, Mikaela Mayer expone ante exmonarca Érica Farías

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Para la mayoría de campeones las defensas obligatorias suponen un obstáculo, ya que o bien se tienen que enfrentar a un boxeador demasiado asequible y que no les aporta nada pero cuyo promotor ha logrado apretar las teclas adecuadas en los despachos o tienen que hacer frente, a veces a ganancia limitada, a un aspirante de la máxima dificultad que sólo a través de paciencia y trabajo duro ha logrado alcanzar un mundial que nadie le quería dar. Con todo, en estos momentos en el caso de Naoya “Monster” Inoue 20(17KO)-0 al menos la defensa obligatoria le dará algo de actividad.

Y es que desde la final del torneo World Boxing Super Series en noviembre de 2019, sus promotores sólo le han organizado una única pelea ante Jason Moloney, que se ha distanciado ocho meses de la siguiente que le llegará este sábado, siendo esta la justa y necesaria para que no perdiese su cinturón IBF, cuyas estrictas regulaciones en materia de defensas obligatorias no podían descuidarse. De no ser por ello, Inoue podría haber estado parado cerca de un año, algo que sería todo un desperdicio estando en su momento de plenitud.

En el futuro siguen estando las perspectivas de unificación ante John Riel Casimero o ante Nonito Donaire, habiéndose producido renovadas peticiones de una revancha contra este último después de que destruyese a Nordine Oubaali, si bien antes de cualquier combate ante un nombre de relieve a Inoue le tocará superar, en el encuentro estelar de una velada de Top Rank desde las instalaciones Virgin Hotels en Las Vegas (Estados Unidos), al retador mandatorio filipino Michael “Hot and Spicy” Dasmariñas 30(20KO)-2(1)-1.

Éste logró su oportunidad mundialista con una victoria ajustada pero meritoria en marzo de 2019 ante el duro Kenny Demecillo, que fue precedida por una racha de once combates sin sufrir derrotas desde que padeció un tropiezo dividido en un complicado compromiso en Sudáfrica ante Lwandile Sityatha. Así, y contando con algunos triunfos destacables, como su KO sobre el posteriormente campeón de Europa Karim Guerfi, no es un púgil que se pueda decir que tenga un mal nivel. Con todo, esto no significa que tenga claras opciones de lograr la victoria ante un top 3 libra por libra y uno de los mayores pegadores de todos los pesos como Inoue.

Por un lado, Dasmariñas lleva 20 meses sin combatir, algo que es a todas luces una pésima señal para encarar un reto ante un eléctrico e incisivo boxeador como Inoue. Por otra parte, que tuviese resultados ajustados contra Demecillo, Sityatha y el olímpico Manyo Plange, ante el que empató, sugieren una incapacidad para ser determinante en duelos exigentes que podría resultar más grave aún ante el japonés. Finalmente, aunque Dasmariñas posee orden, sabe variar las alturas y cuenta con una posición de zurdo en la que se apoya para sacar inesperadas trayectorias de ataque, el hecho es que sostenidamente en su carrera ha perdido la iniciativa con mucha facilidad o incluso ha renunciado a ella y ha sido presionado incluso por adversarios manifiestamente por debajo de su nivel.

Así, combatiendo con un Inoue que, aunque es metódico y astuto, sale a pelear pensando en la forma de quebrar a sus rivales, es de esperar que el monarca pueda aprovechar la nula voluntad de Dasmariñas de aguantar el ring para desplegar sus temibles ataques en uno-dos-gancho y sus fugaces entradas y salidas para superar y amenazar con estremecer al tagalo. Evidentemente, el boxeo siempre tiene guardadas sorpresas, y el retador tiene pegada y es capaz de aprovechar los descuidos para sacar manos muy peligrosas. De todos modos, más allá de la muy remota posibilidad de que Inoue pueda, por mala fortuna o por un error puntual, verse en una posición inesperadamente comprometida, parece que “Monster” tiene muchos elementos a su favor como para lograr una convincente victoria, posiblemente antes del límite.

Mundial Mayer vs. Farías en el respaldo
La proclamación como campeona mundial WBO del peso superpluma de la olímpica estadounidense Mikaela Mayer 14(5KO)-0 fue la culminación de un objetivo que parecía perfectamente alcanzable para esta buena púgil, pero la coronación sólo ha sido el punto de partida para más ambiciosos planes con los que perseguir su deseo de lograr un importante legado.

Ante el anuncio el miércoles de un torneo WBSS que simplemente terminará dando un marco visible a los planes de Matchroom Boxing de unificación total de la categoría del peso superpluma femenino, parece que Mayer debería estar incluida en ese proceso eliminatorio en el que aspirar a la corona indiscutida de la división. De todos modos, de no participar en el torneo sólo necesitará esperar a su conclusión para medirse a la vencedora, como pasó con José Carlos Ramírez después de que Josh Taylor se impusiese en las WBSS del peso superligero.

En cualquier caso, mientras esperamos a que se revele quiénes serán las participantes definitivas en el torneo, Mayer disputará su primera defensa desde que se coronó ante Ewa Brodnicka, puesta en juego en la cual se medirá a una oponente nada sencilla y a la boxeadora con más renombre que ha tenido frente a sí en su carrera profesional, la argentina excampeona mundial en dos categorías Érica Anabella “La Pantera” Farías 26(10KO)-4.

Ésta ha sido una de las más destacadas púgiles de la pasada década y ha tenido un gran posicionamiento libra por libra, debiéndose recordar que batió a rivales como Melissa Hernández, Victoria Bustos o Klara Svensson y que padeció sus derrotas ante oponentes de la talla de Delfine Persoon, Cecilia Braekhus y Jessica McCaskill, actual monarca indiscutida del peso wélter femenino ante la que tuvo ajustadas y cuestionables derrotas. Con todo, aunque Farías es una excelente competidora, en teoría tendrá demasiadas desventajas en esta pugna ante Mayer, dado que la argentina será la visitante, descenderá dos categorías desde su última pugna (no pelea en el peso superpluma desde 2009) y entrará al combate con dos años de inactividad, contando además su rival con un margen importante en altura (13 cm).

Por ello, aunque Farías es una púgil muy tenaz, con múltiples muy buenas actuaciones y que tiene una gran superioridad en experiencia, parece que tendrá una tarea realmente complicada llegando sin rodaje y tras dos derrotas a los puntos para medirse, bajando de peso sustancialmente, a una estrella en ascenso del boxeo femenino estadounidense, una Mayer con buen manejo de los espacios y gran uso de los rectos. Quizás si Farías presiona con mucha intensidad pueda volver a ofrecer una pelea de alta exigencia con su manejo de los curvos, pero Mayer está mejorando su respuesta en corta y a poco que tenga margen para desplegar su boxeo en la distancia media y larga debería generar muchas dificultades tácticas con su manejo de los espacios, su orden, sus habituales directos y sus astutas contras.

Además de estos dos enfrentamientos, la velada de Top Rank ofrecerá también un muy buen cruce del peso pluma entre el excampeón mundial ghanés Isaac “Royal Storm” Dogboe 21(15KO)-2(1) y el hábil estadounidense Adam “Blunose” López 15(6KO)-2(1). En el caso de Dogboe, éste llega de sumar un triunfo de recuperación ante Chris Ávalos tras sus dos derrotas consecutivas ante Emanuel Navarrete, pero necesita una victoria de relieve para volver a ser considerado un candidato serio a las pugnas en el top 15. Por su parte, López está dejando muestras de hábil boxeo que llegan después de una meritoria derrota ante Óscar Valdez (al que derribó en una ocasión) y de un tropiezo por la mínima ante el ahora campeón mundial Stephen Fulton, si bien necesita añadir a su récord una victoria ante un nombre reconocido. Así, estos dos capaces boxeadores, con estilos y aproximaciones diferentes, se medirán en un choque interesante, y decisivo para sus trayectorias, que alzará a un gran combate al vencedor.

Los combates Inoue-Dasmariñas y Mayer-Farías se podrán ver por ESPN, o algunas de sus ramas en el continente americano, desde las 22:00 ET/19:00 ET en Estados Unidos, siendo emitido por ESPN+ el respaldo inicial, que incluirá el Dogboe-López, desde aproximadamente las 18:30 ET/15:30 PT. En los lugares en los que no se pueda acceder a ESPN, para ver los dos combates principales se puede comprar un PPV cuyas características encontraréis haciendo click en la siguiente imagen:

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios