Cartel promocional de la velada Andy Ruiz vs. Chris Arreola

Previa: Tras perder sus cinturones mundiales, el excampeón unificado del peso pesado Andy Ruiz se enfrenta a Chris Arreola

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Durante seis meses, los que transcurrieron entre el primer y el segundo combate contra Anthony Joshua, el estadounidense de origen mexicano Andy “Destroyer” Ruiz 33(23KO)-2 tuvo su momento de gloria inesperada: tras años de carrera en los que habría frustrado a sus seguidores y se había ganado las críticas de sus detractores con una falta de disciplina pasmosa, que afectaba especialmente a su resistencia física, Ruiz logró en junio de 2019 coronarse campeón mundial unificado WBA, WBO e IBF del peso pesado con un triunfo contra pronóstico ante Joshua. Sin embargo, su carrera dio un nuevo bandazo en diciembre de ese mismo año, en el que sin energías, con sobrepeso y mucha lentitud persiguió sin eficacia a un Joshua que dominó la revancha.

Aunque después de su coronación muchos habían defendido a capa y espada el mal estado recurrente de Ruiz en su trayectoria (como si tuviese algún tipo de lógica apoyar que un deportista que participa en una actividad tan exigente y peligrosa como el boxeo no entrase en sus mejores condiciones posibles a una pugna), después de la amplísima derrota ante Joshua la situación dio la vuelta en gran parte. Ya no se podía negar que cualquier potencial que tuviese Ruiz en su carrera, fuese mucho o poco, iba a ser literalmente lastrado por un estado físico que le impedía ofrecer su mejor versión.

Consciente de que necesitaba un cambio, Ruiz decidió abandonar a su entrenador y contratar a Eddy Reynoso, quien es conocido por entrenar, entre otros, a “Canelo” Álvarez y por ser un técnico capaz de provocar cambios “mágicos” en el estado físico de sus púgiles, alegando muchos que en su gimnasio realmente se opera más allá de lo que permite el reglamento.

Sea como sea, Ruiz ha emprendido un cambio cuyas consecuencias podrán empezar a evaluarse mejor en su combate del próximo sábado y, antes de ello, en el pesaje del viernes. Y es que Ruiz, tras 16 meses de inactividad, encabezará una velada en PPV de Premier Boxing Champions desde el Dignity Health Sports Park de Carson, Estados Unidos, enfrentándose al exretador mundial del peso pesado Chris “The Nightmare” Arreola 38(33KO)-6(3)-1.

Este oponente no podía ser más conveniente para el retorno al ring de Ruiz, dado que es un púgil de unas dimensiones similares a él, con problemas de sobrepeso recurrentes, que no combate desde agosto de 2018 y que ha perdido sus mayores combates (Klitschko, Adamek, Stiverne y Wilder) pero que, a la vez, es un voluntarioso púgil apreciado por los estadounidense-mexicanos que llega de disputar una tremenda batalla de intercambios ante Adam Kownacki. Explicado de otra manera, un choque Ruiz-Arreola debería ofrecer buenos cruces de golpes y acción, podría generar buenos números de ventas entre el grupo de población estadounidense que más PPV paga y además permitirá a “Destroyer” tener una buena pugna de retorno en la que será evidente favorito para vencer.

Y es que, contando que este enfrentamiento de retorno lo disputará en buenas condiciones, la mayor velocidad de manos, la variedad de recursos y el mejor uso de las combinaciones de Ruiz debería poder servirle para imponerse ante un boxeador que tratará de responder con coraje pero que tiene una reducida agilidad que le debería situar tácticamente por detrás en la contienda. Con todo, si Ruiz en lugar de boxear en salteadas arremetidas decide pararse a cruzar golpes, la pugna podría estar más disputada y dependería en mayor medida de los recursos defensivos y de la resistencia, de modo que se podría analizar mejor si se han producido modificaciones de importancia en el boxeo y en el estado físico del exmonarca mundial.

Respaldo principal del evento
La velada del Ruiz-Arreola será extensa y tendrá tramos en PPV y otros televisados en abierto. Centrándonos por el momento en la parte emitida en pago por visión (la restante será abordada en otra previa), en el semifondo se producirá un encuentro del peso wélter con el potencial también de tener muchas ofensivas y golpes de poder en el que se verán las caras el excampeón mundial estadounidense Omar “Panterita” Figueroa 28(19KO)-1-1 y su compatriota Abel Ramos 26(20KO)-4(1)-2, dos boxeadores que llegan de sufrir claras derrotas ante Yordenis Ugás.

Yordenis Ugás venció clarísimamente a Abel Ramos a pesar de una de las peores cartulinas del año

De todos modos, aunque este resultado puede sugerir una evidente igualdad en cuanto a nivel, el hecho es que parte como favorito en las apuestas Ramos, que además de tener mayor pegada ha tenido una actividad mucho más constante en su carrera, contrastando con un Figueroa que ha tenido recurrentes problemas extradeportivos y largos periodos de inactividad. Así, aunque existe la posibilidad de que Figueroa, sintiendo que está con la espalda contra la pared, ofrezca su mejor versión en años y aproveche los problemas tácticos de su rival para imponerse a base de cadencia de golpeo, se considera más probable que pueda producirse una batalla de alta intensidad en la que la potencia de Ramos pueda marcar la diferencia.

El gigante Fundora no tuvo que esforzarse para deshacerse de Ahmed en eliminatoria superwélter

Antes de este combate se producirá una subida al ring del estadounidense, aspirante obligatorio WBA del peso superwélter, Sebastián “The Towering Inferno” Fundora 16(11KO)-0-1, altísimo boxeador que antes del mayor enfrentamiento de su carrera disputará una pelea de preparación ante el mexicano Jorge “Demonio” Cota 30(27KO)-4(3). Éste es un púgil con mucha más pegada que encaje que se ha medido a nombres como Jermell Charlo, Jeison Rosario y Erickson Lubin, de modo que permitirá al equipo de Fundora realizar comparaciones entre su nivel y el de los miembros de la parte alta de la división.

José Pedraza logró amplia victoria y dejó buena imagen ante Javier Molina

Finalmente, la cartelera del PPV se iniciará con el mayor test hasta la fecha para el destacado prospecto estadounidense Jesús Alejandro “Mono” Ramos 15(14KO)-0, pegador de 20 años y clasificado como 10º WBA superligero que tras dejar impresionantes actuaciones buscará derrotar a su olímpico compatriota Javier “Intocable” Molina 22(9KO)-3, quien cuenta con triunfos destacables ante Hiroki Okada y Amir Imam y que en casi una década sólo ha sido vencido a los puntos por dos buenos boxeadores como Jamal James y el excampeón José Pedraza.

Estos cuatro combates se podrán visualizar en Estados Unidos a través de un PPV de Fox desde las 21:00 ET/18:00 PT, mientras que en muchos otros países del mundo, como en España, se podrá adquirir un PPV más barato (se iniciará hacia las 3:00 en hora española) que podréis comprar en el siguiente enlace.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios