Vadim Tukov

Tukov derrotó por KOT a Dilanyan, Kashinsky fue sorprendido por Kutin, Yunovidov noqueó y Voytsekhovsky sumó octavo triunfo

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Academia de RCC Boxing, Ekaterimburgo, Rusia.

Precisamente el boxeador que en junio truncó el récord sin derrotas de Ivan Nikonov fue el que le sucedió en su participación en la velada de RCC Boxing, puesto que el peso medio ruso Vadim Tukov 6(2KO)-0 se enfrentó en el cartel de este jueves al armenio Manuk Dilanyan 12(5KO)-7(3)-1, a quien superó por KOT en el octavo episodio de una muy adecuada pelea de desarrollo.

El ordenado caminar de Tukov estuvo acompañado de un sólido uso del jab y de contundentes contragolpes en directo diestro y gancho zurdo, aunque el duro Dilanyan se mantuvo en la distancia media tratando de llegar con sus rectos y sus curvos. La variedad de recursos, la ejecución de golpeo y la mayor eficacia ofensiva y defensiva de Tukov le permitieron ponerse por delante y encaminarse al triunfo, pero el tenaz Dilanyan conectó considerables golpes de poder claros y generó un choque en líneas generales disputado hasta el séptimo asalto. Entonces Dilanyan quedó doblado y sin respuesta por un gancho al hígado y fue golpeado duramente, si bien no cayó y el tercer hombre erró al no intervenir. En cualquier caso, al comienzo del octavo episodio Dilanyan visitó el tapiz por una derecha y varios hooks y posteriormente fue hostigado hasta caer nuevamente y recibir el KOT.

Tras esta pelea tuvo lugar la contienda del peso crucero entre el ruso, exparticipante en eliminatoria mundial, Yuri Kashinsky 20(18KO)-3(1) y el ucraniano Stanislav Kutin 10(8KO)-2, encuentro del que salió con el brazo en alto contra pronóstico el segundo. Este mayor éxito de la carrera de Kutin llegó por justa decisión unánime.

La velocidad de manos de Kutin fue un crucial obstáculo para su contrincante, que durante los primeros rounds recibió claros directos diestros y ganchos al cuerpo que se anticiparon a sus ataques. La pelea estaba poniéndose evidentemente cuesta arriba para un Kashinsky con un corte en torno a su ojo izquierdo, algo que éste trató de compensar con arremetidas desordenadas, puños furiosos y acciones antirreglamentarias (golpes en la nuca, uso del codo en los clinches, golpes tras la campana, golpes al riñón, etc.). Pero aunque en la segunda mitad Kashinsky mejoró su acierto por mera voluntad e insistencia, Kutin continuó conectando precisos derechazos, astutos hooks al torso y combinaciones de uppercut diestro y gancho de izquierda que le hicieron claro merecedor de la victoria.

Como duelo que precedió al semifondo se desarrolló la pelea del peso pesado entre el ruso Georgy Yunovidov 3(2KO)-0 y el colombiano Julio César Calimeño 4(4KO)-1(1), combate que venció el prospecto ruso por knockout en el octavo asalto tras una importante cantidad de trabajo.

El choque fue duro y con muchos intercambios en la distancia corta y media-corta, ofreciendo Calimeño una voluntariosa actuación con explosivos curvos enlazados que en varios momentos alcanzaron con potencia a un Yunovidov que trataba de usar su técnica para impactar rectos al rostro y variar alturas con sus hooks. En el cuarto asalto el ruso llegó a quedar ligeramente estremecido por un gancho a la cabeza, pero en ese mismo episodio Calimeño terminó seriamente tocado por un hook al cuerpo. Los intensos cruces de golpes continuaron produciéndose, pero en los siguientes tres asaltos el local conectó fortísimos derechazos que movieron y menoscabaron al valiente Calimeño, que en el octavo round se vio obligado a arrodillarse en la lona, recibiendo la cuenta completa.

Ya como semifondo de la velada entraron al cuadrilátero el joven peso semipesado ruso Vasily Voytsekhovsky 8(4KO)-0 y el veterano encajador Denis Grachev 20(11KO)-15(2)-1, sustituto del rival original Denis Tsaryuk. En este enfrentamiento Voytsekhovsky se anotó una convincente victoria unánime.

Con el paso de los combates Voytsekhovsky va puliendo su boxeo y evolucionando, mostrando un control de ring y un uso de las piernas más eficaz y ágil, algo que además acompañó de buenas contras en uppercut diestro y gancho zurdo arriba y abajo. Grachev, como siempre, intentó trabajar y tiró de oficio para conectar algunas buenas manos, destacando largas derechas aisladas, pero dichas acciones puntuales y su trabajo general no compensaron el buen boxeo de Voytsekhovsky, que fue superior y que en ciertos momentos incluso movió a su contrincante.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios