Chantelle Cameron es proclamada campeona unificada WBC-IBF del peso superligero

Chantelle Cameron venció magnífica guerra de unificación ante Mary McGee y pasó a la final del torneo por la corona indiscutida

Daniel Pi
@BastionBoxeo

O2 Arena, Londres, Reino Unido. Unificación femenina WBC-IBF del peso superligero. Primera semifinal del torneo para instaurar una monarca indiscutida en la división.

El proceso eliminatorio que aunará las cuatro coronas mundiales del peso superligero femenino no pudo empezar con mejor pie. Y es que en la noche del sábado, en el combate estelar de una velada de Matchroom y DAZN, la invicta británica Chantelle Cameron 15(8KO)-0 y la veterana estadounidense Mary McGee 27(15KO)-4 ofrecieron una extraordinaria guerra con algunos intercambios simplemente épicos. Con todo, aunque ambas merecen muchos elogios, la púgil superior fue Cameron, que logró una merecida victoria unánime tras la exigente batalla. No obstante, las puntuaciones fueron excesivas, con 100-90, 99-91 y 99-92, pareciendo evidente que McGee capturó más del único asalto que sólo dos de los jueces le dieron.

Estando en la mayor noche de sus carreras hasta la fecha, las púgiles se mostraron llenas de ambición y agresividad, produciéndose peligrosos cruces de golpes ya en el primer asalto en los que ambas se alcanzaron con nitidez y potencia. Sin embargo, pese a la tensión, a lo contendido de las acciones en líneas generales y a la incomodidad que podían generar los largos brazos de la visitante, Cameron estuvo más acertada tanto por persistencia como por variedad de recursos y selección de manos, mostrando también mucha astucia para mantenerse más allá del alcance rival y sorprenderla con sus uno-dos.

Al final del segundo asalto Cameron pareció estremecer un tanto con un gancho diestro a su oponente, que fue derribada por un posterior empujón, volviendo a lograr en el tercer asalto la local conducir hacia las cuerdas a McGee y alcanzarla con ganchos arriba y abajo y rectos diestros sucedidos por paso atrás.

El cuarto asalto dejó descarnados y muy espectaculares intercambios, con contundentes puños conectados por parte de las dos en furiosas andanadas, optando en los siguientes episodios Cameron por caminar más y tratar de contragolpear las acometidas de la estadounidense con sus derechas, algo que logró con buenos resultados. De todos modos, no consiguió llegar a disuadir a una McGee que pasaba al ataque con tenacidad siempre que podía y que respondía con tanto coraje como la británica aunque con peor ejecución de golpeo.

El gancho zurdo de McGee impactó con dureza en el octavo asalto, pero igualmente en ese round Cameron conectó varios nítidos directos diestros antes de que de nuevo las dos intercambiasen brutalmente. La invicta dio muestras evidentes de desgaste en el noveno asalto tras el descomunal esfuerzo precedente, pero se las apañó para gestionar los espacios y llegar con destreza y en el décimo asalto bloqueó, se agarró y sacó certeras contras ante el agresivo hostigamiento de McGee.

A diferencia de otras ocasiones en las que tras un combate hay más de especulación que de certeza respecto al futuro del vencedor, en este caso afortunadamente ya sabemos qué le espera a Cameron: medirse en una unificación total de la división del peso superligero en 2022 a la ganadora de la segunda semifinal del torneo por la corona indiscutida en el que se verán las caras Kali Reis y Jessica Camara el 19 de noviembre. Ante cualquiera de las dos que venza Cameron, con su equilibrio entre potencia y técnica, será clara favorita en las apuestas, más aún siendo de esperar que tras esta formidable actuación su valoración mejore exponencialmente.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios