Cartel promocional del evento Mauricio Lara vs. Josh Warrington II

Previa: Warrington-Lara II, Taylor-Han, Benn-Granados, Hughes-Straffon, etc. en velada de Matchroom/DAZN este sábado

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Si hay una frase que tengan muy clara los grandes promotores mundiales esta es “si la vida te da limones haz limonada”. Las veces en que la han aplicado son muchas, pero no tenemos que desplazarnos en el tiempo para encontrar un perfecto ejemplo de la capacidad de adaptación y de la explotación de las circunstancias por parte de una insigne compañía. Y es que este sábado, siete meses después de haber padecido el británico Josh Warrington 30(7KO)-1(1) un severo varapalo contra pronóstico ante el mexicano Mauricio Lara 23(16KO)-2(1), Matchroom Boxing organizará la mayor velada que ha habido en la ciudad de Leeds, Reino Unido, desde como mínimo 2018 llenando el Emerald Headingley Stadium con 20.000 espectadores.

Así, lo que podría haber sido una debacle para los intereses económicos de la compañía de Eddie Hearn asociados a la carrera de Warrington (quien tenía previstos muy ambiciosos planes antes de que estos fuesen quebrados por Lara) se ha convertido en una maravillosa oportunidad económica en forma de una pelea de estadio con miles de espectadores dispuestos a apoyar al ídolo local, apodado “The Leeds Warrior” (el guerreo de Leeds), y a presenciar un muy interesante respaldo. De ese modo, incluso si Lara volviese a derrotar a Warrington, Hearn no habrá perdido ni un céntimo de inversión, ya que seguramente tendrá muchos más ingresos con este evento de los que ha gastado en su púgil y probablemente además se habrá reservado la oportunidad de fichar al mexicano y sacar de él nuevos réditos.

De todas formas, esto no quiere decir que Hearn sea el único beneficiado por esta velada. Primeramente, Warrington tendrá ni más ni menos que la posibilidad de desquitarse de una dolorosísima derrota y mantenerse como boxeador en activo, dado que debemos recordar que el púgil explicó que si no podía vencer en una revancha a Lara se retiraría. Warrington encara el combate con el respaldo total de su público y con el debido tiempo de descanso, por lo que, dadas las circunstancias, difícilmente podría tener mejores condiciones para la complicada pelea.

Por su parte, Lara ganará la que será de lejos la mayor bolsa de su carrera en un enfrentamiento que tiene absolutamente claro que va a vencer, así que, como más o menos han sugerido sus palabras, desde su propio punto de vista el evento supone importantes ingresos a limitado riesgo y la capacidad de irrumpir definitivamente en la élite del peso pluma.

Finalmente, desde la perspectiva de los aficionados que estén presentes en el estadio, estos tendrán la oportunidad de asistir a una velada histórica en el boxeo reciente de Leeds, mientras que tanto ellos como los que visualicen la acción desde sus casas parecen emplazados a interesantes duelos y a un combate estelar con acción y emoción. Por lo tanto, partiéndose del que en principio era sólo un duelo de rodaje para Warrington en febrero, hemos llegado a una crucial cita del calendario boxístico británico de 2021 en la que participarán también púgiles con el tirón mediático de Katie Taylor y Conor Benn.

Regresando al Warrington-Lara II, la mayoría de veces las revanchas son muy difíciles de analizar, y ello no es muy distinto en esta ocasión, si bien respecto a otros duelos de desquite hay una diferencia significativa. Esta es que el combate precedente no tuvo un ajustado veredicto a los puntos tras diversas oscilaciones tácticas, sino que tuvo un desenlace antes del límite y un planteamiento condicionado por un evidente error estratégico del local.

En el primer cruce Warrington hizo simplemente lo que no debía hacer, materializando sus palabras, llenas de infravaloración de su rival, para aceptar intercambios de golpes ante un Lara con más potencia y resistencia y que tenía la mejor opción de superarle precisamente en este tipo de combate. Así, llegaron los golpes de poder decisivos, los daños se acumularon más en Warrington que en su adversario, se produjo la primera caída (que le dejó muy afectado) y un posterior intento desesperado por aguantar que tuvo tanto de épico como de espantoso por la nula piedad mostrada por el árbitro, que quería evitar decretar el KOT contra el local.

Dicho esto, lo que Warrington no puede hacer es buscar de nuevo una confrontación con muchos momentos cuerpo a cuerpo ni tratar de enlazar sus ofensivas una detrás de otra cuando haya arremetidos desde lejos. Si vuelve a actuar así, además ante un Lara que ha experimentado un impulso brutal en su confianza, su destino será más probablemente volver a naufragar que reflotar. Por contra, si boxea con astucia, no le da facilidades innecesarias a su oponente, explota la limitada velocidad de piernas de Lara, gestiona bien los espacios, las entradas y salidas y los jabs y enfría el combate todo lo que pueda en lugar de echar leña al fuego, Warrington tiene una opción evidente de victoria pese a la mala impresión que pudo haber dejado la imagen de su derrota tendido en la lona tras un prolongado castigo.

Más allá del hecho de que su triunfo no es ni mucho menos tan imposible como algunos creen, lo cierto es que Warrington entra como favorito en la mayoría de casas de apuestas en el momento de escribir estas líneas, algo que muestra el grado de confianza que se tiene en que su anterior derrota fue más un accidente que una muestra total de sus capacidades.

Evidentemente, digan lo que digan las cuotas, en el cruce pesan aspectos intangibles, como la posible merma en la resistencia que el británico puede haber padecido recibiendo tantos golpes cuando estaba seriamente tocado (una pierna ni siquiera le respondía bien y se mantenía en pie más por garra que por estar en condiciones para ello); como la forma en que haya encarado los entrenamientos Lara tras la mayor victoria de su carrera; o como el estado anímico de los contendientes bajo los grandes focos en un gran estadio. Todo ello, y otros elementos, entrarán en juego y darán más incógnitas a las incertidumbres, contribuyendo a que sea un enfrentamiento con muchos alicientes, entretenido y que puede tener una gran cantidad de aspectos que sopesar una vez que haya terminado el combate.

Katie Taylor expone corona indiscutida ante excampeona
La para muchos número 1 libra por libra del boxeo femenino también estará presente en el evento del Warrington-Lara II, puesto que la irlandesa Katie Taylor 18(6KO)-0 expondrá sus cuatro coronas mundiales del peso ligero ante la estadounidense Jennifer Han 18(1KO)-3-1, una púgil con extensa experiencia en los deportes de combate que fue monarca mundial del peso pluma entre 2015 y 2018. Teniendo en cuenta que Taylor se siente muy vinculada a la ciudad de Leeds y a su equipo de fútbol, esta debería ser una puesta en juego muy especial para la titular indiscutida, si bien una en la que es abrumadora favorita.

Algunos apuntarán que en su última subida a un ring Natasha Jonas la llevó al borde del empate y que una exmonarca estadounidense no es precisamente una sencilla piedra de toque tras una dura batalla, si bien quedarnos con esto no sería ver la imagen completa de este encuentro.

Por un lado, Taylor ha realizado 30 rounds desde el final del parón, mientras que Han sólo ha combatido 8 asaltos en los últimos tres años y medio. Por otro, aunque disputó su último rodaje en el peso ligero, Han ha desarrollado toda su carrera reciente en el peso pluma, de modo que tendrá una gran desventaja encarando a una oponente de élite acostumbrada a pelear dos divisiones por encima de ella. Finalmente, a diferencia de la explosiva Jonas, Han es una púgil de limitada pegada, que boxea en larga y con un estilo centrado en los golpes rectos, justamente el tipo de rivales que menos apuros han generado a Taylor, que sabe acortar rápido los espacios y desbordar con compactas combinaciones.

Por ello, sería inesperado no ya que Han ganara sino que pudiese generar una pelea muy intrincada contra Taylor, estando la aspirante por detrás en las apuestas con la abrumadora cifra de 16 euros y necesitando una actuación increíblemente por encima de su mejor noche y una ejecución táctica perfecta para lograr ofrecer serios impedimentos.

Benn encara su aplazado duelo ante Granados
Dado que el enfrentamiento del peso wélter Conor Benn vs. Adrián Granados que tendrá lugar en esta velada es un duelo aplazado, podéis recordar la previa escrita para este combate antes de que se cancelase en su fecha original:

Previa: Conor Benn vs. Adrián Granados inicia la segunda edición del Fight Camp de Matchroom Boxing por DAZN

Hughes vs. Staffon y resto del respaldo
El restante combate destacado de la cartelera será una nueva oportunidad de oro para el enrachado peso ligero Maxi “Maximus” Hughes 23(5KO)-5(2)-2 que, después de lograr victorias contra pronóstico ante Jono Carroll y Viktor Kotochigov y coronarse campeón británico, tratará de seguir adelante con su sueño enfrentándose al mexicano Jovanni “Impacto” Straffon 24(17KO)-3-1. Éste llega a su vez de una gran sorpresa al batir en un round al exretador mundial James Tennyson, de modo que dos boxeadores que no quieren perder la mejor posición de sus carreras pugnarán por mantenerse en la cresta de la ola cuando prácticamente nadie les esperaba en ella.

Las apuestas de momento están casi empatadas, pensando muchos que Straffon podrá hacer estallar la pugna con su potencia y otros que Hughes anulará a su rival con su astucia, su jab y su actividad de piernas. Sea como sea, es un gran emparejamiento que consolidará en el top 15 al ganador (ambos están clasificados), que le abrirá las puertas a importantes duelos en la categoría y que, más que seguir afianzando la imagen del boxeador que ha superado las expectativas, le convertirá en una realidad entre los púgiles de la parte alta.

Además del Warrington-Lara II, del Taylor-Han, del Benn-Granados y del Hughes-Straffon, la cartelera tendrá cinco combates más, varios de los cuales podrían quedar fuera de la emisión de DAZN: el peso supergallo Ivan “Hopey” Price 5(1KO)-0 disputará su primer combate a diez rounds ante su compatriota Zahid Hussain 16(2KO)-1; la exretadora mundial australiana Ebanie Bridges 6(3KO)-1 peleará en el peso gallo contra la campeona de Francia Mailys Gangloff 5(2KO)-2; el peso superwélter de Leeds Brandon Stansfield 1(0KO)-0 realizará su segundo combate profesional contra MJ Hall 2(0KO)-62(5)-2; el peso semipesado Mali Wright 0(0KO)-0 debutará como profesional ante Antony Woolery 2(0KO)-6(2); y el exmiembro de la selección británica James Bateson 13(3KO)-0 peleará en el peso supergallo ante un rival por anunciar.

Los combates principales de esta velada se emitirán por DAZN el sábado desde las 20:00 en hora española, las 19:00 en Reino Unido y las 14:00 ET/11:00 PT.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios