Montana Love se anotó su mayor victoria derribando y haciendo abandonar al excampeón mundial Ivan Baranchyk

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Rocket Mortgage Arena, Cleveland, Estados Unidos. Peso superligero.

Lejos de recuperarse del contundente revés padecido ante José Zepeda, el excampeón mundial bielorruso Ivan “The Beast” Baranchyk 20(13KO)-3(2) tuvo un nuevo duro varapalo, uno que continúa una racha preocupante para su carrera. Esto contrasta con las perspectivas del estadounidense Montana Love 16(8KO)-0-1, que derribando a su oponente, teniendo momentos de muy buen boxeo, recuperándose impresionantemente de los apuros e imponiéndose por abandono en el séptimo round, logró ante su público su mayor triunfo profesional.

Llegando de un duro KO que dejó claro por enésima vez que toma muchos riesgos en su boxeo, Baranchyk encaró el primer round con algo más de calma de lo que él acostumbra, aunque ya ofreció alguna embestida con ganchos que evidenciaron su peligro. Por su parte, el zurdo Love hizo lo correcto y se apoyó en su juego de piernas para trazar diagonales y cambios de dirección del giro e impactar alguna contra en directo. Este planteamiento, que en el primer round no fue ejecutado con total efectividad, en el segundo asalto ofreció buenas esquivas, que dejaron al bielorruso golpeando al aire y fuera de línea, así como afilados contragolpes en recto o uppercut de Love.

El corte de ring de Baranchyk estaba mostrándose deficiente, siendo demasiado frontal su empuje, pero no le llaman “The Beast” (la bestia en inglés) por nada, y en el tercer round sacó un potente hook que pareció estremecer a su contrincante, quien fue hostigado seguidamente por furiosos curvos y se tuvo que agarrar. Antes del final del round esto volvió a suceder, si bien Love, en una acción decisiva, impactó un curvo ilegal después del tañido de la campana que dañó y dejó tambaleante y enfadado al visitante. Tras estos momentos de tensión, el cuarto asalto dejó de nuevo buenos contragolpes del veloz estadounidense, destacando un directo que pudo dañar a su oponente.

Desde el momento del golpe ilegal del local, Baranchyk había ido a menos en la contienda, habiendo perdido explosividad y acometividad, pero en el final del quinto asalto, que no había sido bueno para el excampeón, éste impactó un brutal gancho zurdo que sacudió terriblemente a Love, siendo incomprensible que, pese a tener el descanso justo después, no se viese más afectado por el temible puño. Y es que en el sexto round siguió boxeando con total normalidad y notable acierto y, de hecho, su control táctico se tradujo en el séptimo round en un duro knockdown padecido por Baranchyk por una izquierda ascendente. El boxeador se alzó y entonces terminó el round, pero su esquina acertó al no dejarle continuar.

El entrenador de Baranchyk, más que conocer que el púgil no debía seguir en este encuentro, era perfectamente consciente tanto de que el knockout que padeció ante Zepeda fue muy duro como de que el exmonarca ha sufrido mucho castigo acumulado en su no demasiado larga carrera, pareciendo que su resistencia a los golpes podría estar permanentemente mermada. Las manos de Love que le movieron fueron precisas y rápidas, pero para nada más que otras que Baranchyk resistió en el pasado. Con todo, su planteamiento frontal y agresivo, y limitadísimo desde el punto de vista defensivo, le ha supuesto muchos golpes de poder nítidos y varios knockdowns que tendrían efecto en cualquier boxeador y que parecen haberle quitado encaje. Por ello, aunque Baranchyk tiene la capacidad para ganar todavía combates importantes y generar mucho entretenimiento, más importante que la diversión de quienes miramos es que el púgil no asuma riesgos para su salud y que se plantee la posibilidad del retiro si no puede asumir adecuadamente los golpes, como preocupantemente pareció intuirse.

Respecto a Love, podemos especular sobre qué podría haber pasado si no hubiese impactado el golpe ilegal, que ni siquiera le supuso una advertencia del árbitro compatriota, o si hubiese sido estremecido al principio del quinto round y no al final. Pero también es verdad que Baranchyk impactó repetidos golpes antirreglamentarios a la nuca y que recibió manos muy claras por la superioridad técnica de Love, que tuvo una gran gestión de su juego de piernas y no poca astucia en el contragolpe. Así, y siendo el boxeo muy resultadista y teniendo carta blanca los boxeadores estadounidenses que vencen, Love será ensalzado acríticamente por los medios de su país y parece destinado a un choque de calibre en el peso superligero en un evento de Premier Boxing Champions, quizás tras una pelea de consolidación de la racha próximamente.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios