Roger Gutiérrez cerró la trilogía con René Alvarado imponiéndose por decisión unánime

Daniel Pi
@BastionBoxeo

The Ford Center, Frisco, Estados Unidos. Peso superpluma.

No estaba ni mucho menos fuera de lo previsto que el nicaragüense René Alvarado 32(21KO)-10(1) y el venezolano Roger Gutiérrez 26(20KO)-3(2)-1 tuviesen un igualado y contendido duelo, si bien sí resultó inesperado que tuviese muchísimo menos ritmo y acción que su anterior enfrentamiento, decepcionando por ello a bastantes aficionados. Por otra parte, tampoco convenció a todos el veredicto, según el cual Gutiérrez se hacía con una cuestionable victoria unánime con puntuaciones de doble 116-112 y un 115-113.

Consciente de que no podía caer en los errores de precipitación que le costaron tan caros en la primera pelea, el combativo Alvarado estuvo mucho más comedido que de costumbre, tocando al comienzo con su jab y estudiando la ocasión para intentar sorprender con un uno-dos o un dos-uno. Gutiérrez trató de usar repliegues para evitar las manos rivales, pero su eficacia fue limitada y sus acciones ofensivas insuficientes, centrándose sobre todo en poco afilados jabs. De ese modo, la pugna no tuvo ni mucho menos tanta acción como la precedente durante el primer tercio de la pelea.

Quizás Gutiérrez tuviese la equivocada impresión de que estaba consiguiendo evidente éxito con su planteamiento, pero aunque impactó algunos jabs convenientes que mantenían la pelea contendida ni mucho menos tenía la actitud necesaria para intentar decantar sin dejar dudas una pugna trascendental. Así, con un bajo promedio de 10 puños conectados por asalto durante los primeros cuatro rounds (cifra superior a la de su rival) a Alvarado le llegó aparentemente para superar al inactivo Gutiérrez en el primer tercio, si bien también es verdad que su intensificación de las acciones en el sexto episodio con algo de trabajo en corta fue también demasiado tardía.

Hubo que esperar hasta el séptimo episodio para que Gutiérrez sacase su derecha con decisión, aunque no tuvo continuidad con ese puño, siendo superado en el octavo round por una cierta insistencia de Alvarado, que en el noveno episodio también llegó con salteados curvos entre los jabs de su oponente. Es cierto que el venezolano usó su ventaja en altura y el afán ofensivo de su rival para contragolpear con algún recto nítido en los últimos episodios, pero “The Kid” recurrió también crecientemente a los agarres, entre los cuales Alvarado se esforzó por conectar sus curvos.

Aunque pueda haber diferentes opiniones sobre el veredicto, hay un cierto consenso en que el combate resultó decepcionante y una certificación de que ninguno de los dos está al nivel de la parte alta de la división superpluma. Esto seguro que no pasa por alto para los dirigentes de Golden Boy Promotions, pero igualmente no dudarán en explotar el cierto renombre que habrá adquirido Gutiérrez para pactar combates en los que quizás intentar continuar una sucesión de “superadores de las expectativas”. En este sentido hay que recordar que Andrew Cancio dio la sorpresa ante Alberto Machado antes de ser sorprendido por René Alvarado, que a su vez fue superado contra pronóstico por Gutiérrez, siendo cada uno de estos logros vendido como una gesta única por la promotora, así que no sería extraño que siguiesen intentando explotar la tendencia que ellos mismos han favorecido en su ámbito de control en el peso superpluma.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios