Vergil Ortiz es proclamado vencedor después de su combate contra Egidijus Kavaliauskas

El prospecto Vergil Ortiz quedó tocado pero logró darle la vuelta al combate y batir por KOT al exaspirante mundial Kavaliauskas

Daniel Pi
@BastionBoxeo

The Ford Center, Frisco, Estados Unidos. Peso wélter

El imbatido prospecto wélter Vergil Ortiz 18(18KO)-0 cumplió con lo esperado en tanto y cuanto que logró salir con el brazo en alto, manteniendo su 100% de knockouts y ofreciendo un entretenido espectáculo. No obstante, aunque los objetivos fueron alcanzados el camino hasta ellos fue el más complicado hasta la fecha para la trayectoria de Ortiz, que quedó tocado a manos del lituano Egidijus “Mean Machine” Kavaliauskas 22(18KO)-2(2)-1 antes de conseguir remontar e imponerse por KOT en el octavo round.

A diferencia de otros, Kavaliauskas no se obsesionó en mantener el terreno a toda costa, sino que inicialmente tiró su jab, su derecha a la contra y su uno-dos estando preparado para adaptarse y retroceder ante los sequísimos golpes de Ortiz. Así, se empezaron a configurar cruces de rectos interesantes y que tenían el potencial para crear situaciones de peligro, siendo no obstante Ortiz el que poco a poco fue empezando a desplegar más elementos de su boxeo, como su gancho zurdo al torso. De todos modos, antes de que pudiese ofrecer demasiado, en el segundo asalto el lituano sacó un uppercut diestro que daño a Ortiz, quien sufrió posteriores uppercuts y hooks que agravaron su situación. Entonces el púgil trató de responder con valentía pero terminó cayendo a la lona, si bien el árbitro no realizó cuenta al considerar que la caída había sido causada por un desequilibrio.

Cómo reaccionaba a estos problemas Ortiz en el tercer round era algo crucial, consiguiendo éste soportar bien los uno-dos-hook de “Mean Machine”, hacerse respetar y finalmente anotarse un knockdown con un gancho zurdo precedido por directo. Con ello, Ortiz logró dar la vuelta a la situación, o al menos dejarla en tablas, siendo el cuarto round uno de transición, aunque con el invicto yendo a más. Y es que para el quinto round Ortiz comenzaba a presionar con sus uno-dos-hook, si bien todavía era frenado parcialmente por los directos de mano adelantada del visitante, con quien cruzó ofensivas y contraofensivas en el sexto asalto.

Finalmente, después de un séptimo round en el que los dos tuvieron momentos de éxito, se llegó al decisivo octavo episodio, en el que los contendientes guerrearon en corta hasta que Ortiz llevó a la lona a su rival con un jab al cuerpo. En la reanudación, tras insistir un tanto, con un curvo abajo y otro arriba Ortiz volvió a tirar al tapiz a Kavaliauskas, que después de la nueva cuenta cayó por cuarta vez en la pugna por una serie de hooks. Con todo, hizo falta una ofensiva más y un quinto knockdown para que el tercer hombre finalizase el duelo.

En una comparación simplista entre las actuaciones de Ortiz y Crawford contra Kavaliauskas se podría decir que el joven prospecto logró el triunfo en un round menos. De todos modos, al margen de que ambos cayeron a la lona sin cuenta tras ser estremecidos, el hecho es que el enfrentamiento de Ortiz estuvo más contendido prolongadamente que el de Crawford, que poco después del inicio estableció un firme dominio. En cualquier caso, la emocionante contienda de la pasada noche, en la que superó la adversidad, sólo habrá hecho que los aficionados deseen ver más a Ortiz contra un púgil de la élite absoluta del peso wélter, encuentro que no debería tardar en llegarle ya y que decidirá si puede acceder a un mundial o si ve atrasados sus planes.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios