Eimantas Stanionis y Luis Collazo antes de que se decrete el resultado de No Decision.

El combate estelar de la velada de PBC Eimantas Stanonis vs. Luis Collazo terminó en decepcionante No Decision

Daniel Pi
@BastionBoxeo

The Armory, Minneapolis, Estados Unidos. Peso wélter.

Se suponía que el invicto olímpico lituano Eimantas Stanionis 19(9KO)-0 iba a tener una pugna de adquisición de experiencia ante el veterano estadounidense Luis Collazo 39(20KO)-8(2), pero en lugar de ello finalmente sólo estuvo en el ring menos de cuatro asaltos. Y es que un choque de cabeza provocó un corte en Collazo que supuso que el encuentro se detuviese cuestionablmente, llegándose a un resultado de No Decision.

El choque no tuvo demasiada historia. Stanionis salió a presionar a su contrincante y conectó golpes de poder ante un Collazo que al principio intentó caminar y tirar sus manos pero que, sintiéndose amenazado por la persecución de su rival, decidió hacer un cambio táctico y arriesgadamente pararse e intercambiar. Los boxeadores cruzaron golpes curvos en corta durante un par de asaltos, contraponiéndose la astucia y la frecuencia de Collazo con la mayor potencia y claridad de los puños del fuerte Stanionis, que siempre va a más en las peleas y que en una batalla de desgaste tenía las de ganar.

Entonces, cuando faltaban algo más de 30 segundos para la conclusión del cuarto round, un choque de cabezas hizo que Collazo, que comenzaba a cansarse visiblemente, se arrojase al suelo de manera aparentemente exagerada, quejándose de un corte que le fue revisado por el médico. La brecha, que no afectaba al párpado, era mucho menos grave que numerosas otras que no han conllevado la detención de sus combates, pero ante las quejas y la nula voluntad de continuar de Collazo el médico aconsejó la detención del encuentro, algo que el árbitro cumplió. Por ello, al no llegar el enfrentamiento a ver terminado el cuarto round, según las normas del Minnesota Office Of Combative Sports, fue decretado un No Decision.

Siendo el tajo limitadamente preocupante, habría resultado lo lógico que se terminasen los 30 segundos que quedaban al asalto y que los jueces hubiesen leído entonces sus puntuaciones, que hasta el tercer asalto tenían por delante a Stanionis con 30-27 y doble 29-28. Sin embargo, por la decisión de apresurar la detención, que resulta sorprendente teniendo en cuenta que cada semana vemos cortes muchísimo más peligrosos que no evitan que los púgiles que los padecen terminen toda la pelea, ni Staninois sumaba un nuevo triunfo ni Collazo una última derrota.

De todos modos, los aficionados y expertos no quedaron satisfechos con Collazo, considerando unánimemente que exageró los daños padecidos y que buscó una salida de una pugna que cuanto más se hubiese alargado más difícil le habría resultado. En teoría Collazo afirmó antes del encuentro que esta iba a ser su última subida a un ring, algo que viendo su pérdida del interés por pelear resulta lo más conveniente.

En cuanto a Stanionis, hubo momentos en los que combatió sin iniciativa en los que quedó estático e inactivo de más, pareciendo que podría ser uno de esos boxeadores que no es ni mucho menos tan amenazante cuando retrocede como cuando presiona. En cualquier caso, en sólo unos minutos de combate poco se puede profundizar y Stanionis, pese a su posición de 1º WBA, sigue necesitando más peleas de desarrollo para preparase para las pugnas en la cumbre del peso wélter, para las cuales todavía no está listo.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios