Dillian Whyte

El invicto estadounidense Jermaine Franklin surge como posible próximo adversario para el peso pesado Dillian Whyte

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Se sabía ya que el peso pesado británico-jamaicano Dillian “The Body Snatcher” Whyte iba a encarar como siguiente subida a un ring un enfrentamiento en suelo estadounidense parte de una velada de Matchroom Boxing y DAZN. Para esta pugna era sobradamente conocido que se prefería un adversario local, hablándose en un principio del subcampeón WBA Trevor Bryan como un serio candidato. No obstante, ahora ha surgido otro posible oponente.

Según han revelado diversos medios, entre ellos Sky Sports, quien se ha situado en primera línea para acceder al encuentro ante Whyte es el imbatido Jermaine Franklin, boxeador que en su día fue considerado un destacado prospecto del peso pesado estadounidense pero que recibió un duro revés a su crédito con su muy controvertida victoria televisada ante Jerry Forrest. Asimismo, en más de un año y medio Franklin se ha mantenido sin peleas, no habiéndose subido a un cuadrilátero desde octubre de 2019.

Estos elementos podrían hacer suponer que Franklin no es verdaderamente una opción real pero, al contrario, es por lo señalado que resulta un oponente casi ideal para los planes de Matchroom Boxing. Y es que Hearn quiere, aunque no lo haya confesado abiertamente, que Whyte tenga en su siguiente combate una pelea para su lucimiento, en la que el oponente norteamericano sólo sea una víctima propiciatoria para que los fans casuales estadounidenses que todavía piensan que su país es una superpotencia en la categoría del peso pesado aumenten la valoración que le dan a “The Body Snatcher”.

Para este propósito encajan perfectamente Bryan y Franklin, dos boxeadores imbatidos, con ciertas cualidades y ligeramente conocidos en su país pero con evidentes brechas y que todavía no se han enfrentado a un top 15 mundial en buen estado de forma… de hecho a penas se han enfrentado a boxeadores con aspiraciones.

Ciertamente, después de haber tenido peleas muy exigentes (aunque también un positivo en control antidopaje perdonado ridículamente), su promotora simplemente quiere darle a Whyte lo que éste explicó públicamente que deseaba: una buena bolsa fácil ante un oponente que no sea una amenaza de élite mientras espera un campeonato mundial que nunca llega. Con todo, una cosa es que el púgil tenga derecho a querer ganar dinero sencillo y que su promotora pueda cumplirlo a la vez que protege sus intereses y saca beneficios, y otra muy diferente es que los aficionados y los analistas tengan que dar por bueno o entusiasmarse por un combate en el que Whyte será muy amplio favorito.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios