Cartel promocional del evento José Carlos Ramírez vs. Josh Taylor

Previa: Josh Taylor y José Carlos Ramírez pelean por la corona indiscutida del peso superligero

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Dado que la categoría del peso superligero no fue una de las llamadas “divisiones originales” del boxeo profesional y su reconocimiento total fue algo tardío (principios de los 60), sólo hay consenso sobre seis monarcas indiscutidos en dicho peso: Eddie Perkins, Carlos Morocho Hernández, Sandro Lopopolo, Takeshi Fuji, Kostya Tszyu y Terence Crawford. A ellos se les sumará un séptimo nombre este sábado cuando el británico Josh “The Tartan Tornado” Taylor 17(13KO)-0 y José Carlos “Jaguar” Ramírez 26(17KO)-0 se enfrenten en el Virgin Hotels de Las Vegas, Estados Unidos, por los títulos mundiales WBA, WBC, IBF y WBO.

Dicho esto no hace falta decir nada más, puesto que los dos mejores boxeadores de la división en la actualidad, ambos invictos, se enfrentarán en un duelo de consecuencias históricas y que, además de ser realmente interesante en el aspecto estrictamente deportivo, catapultará la valoración del vencedor a la vez que seguramente apuntará a nuevos ambiciosos objetivos en el excelente peso wélter.

Por ello, lo mejor será simplemente ver el enfrentamiento entre ambos, una de las citas ineludibles de la temporada, aunque mientras esperamos se pueden tener en cuenta ciertos elementos. El primero de ellos es que el sólido favorito en las casas de apuestas ahora mismo es Taylor (1,38 € por los 3,0 € de Ramírez), siendo esto lógico por diversos motivos.

Y es que Taylor, al participar en las World Boxing Super Series, cuenta con victorias de mayor calibre en la división, especialmente al haber batido al que para muchos era el máximo candidato al número 1 en la categoría y un futuro top 10 libra por libra como el estadounidense “Rougarou” Prograis. Asimismo, ha logrado más victorias convincentes en sus duelos decisivos, ya sea derribando dos veces peleando en corta contra un fortísimo Ivan Baranchyk, noqueando al dopado Ryan Martin, arrollando al entonces invicto prospecto Ohara Davies o siendo uno de los únicos dos boxeadores que ha vencido antes del límite al correosísimo Miguel Vázquez.

Por contra, Ramírez, aunque también tuvo una gran noche ante el irregular Maurice Hooker, llegó a las cartulinas ante rivales que algunos esperaban que serían barridos como Amir Imam y Antonio Orzoco mientras que tuvo triunfos controvertidos tanto ante José Zepeda como ante Viktor Postol, siendo este uno de los principales puntos de comparación con su rival de este sábado. Es cierto que en el caso de la victoria de Taylor sobre Postol hubo muchas críticas a las excesivas cartulinas, pero hubo muchísima menos gente que dudase del triunfo del británico sobre este oponente de los que cuestionaron la victoria de Ramírez sobre el ucraniano.

Así, y habiendo dado muestras Ramírez de brechas cuando su adversario es móvil, maneja bien el jab y se muestra astuto para contragolpear, es posible pensar que un Taylor, zurdo, hábil y con evidentes recursos está capacitado para lograr la victoria si consigue crear una pelea táctica en la que imponer su precisión. De todos modos, aunque es obvio que la mejor opción de victoria de Ramírez pasa por intentar utilizar su fortaleza y resistencia para tratar de batallar en la distancia corta y media, quien haya visto pelear a Taylor sabe que este no es un boxeador que renuncie a una guerra incluso si el reto supone una evidente amenaza, siendo ejemplo de esto sus repetidos intercambios ante potentísimos boxeadores como Prograis y Baranchyk.

Por ello, es perfectamente viable que Taylor, que siempre está dispuesto a intentar demostrar a sus adversarios que no se va a arrugar, renuncie a sus ventajas en el boxeo en larga para tratar de buscar superar a su adversario guerreando contra él. En ese escenario tiene los recursos para poder apuntar a la victoria también pero correría un riesgo claro e innecesario, especialmente teniendo en cuenta que Ramírez es realmente difícil de noquear, que posee un fantástico gancho zurdo en variación de altura y que tradicionalmente los jueces suelen decantarse por los estadounidenses cuando estos participan en pugnas que pasarán a los libros de historia del boxeo.

Sea como sea, será realmente complicado que este combate decepcione o que no dé mucho de qué hablar durante meses, sobre todo teniendo en cuenta que el vencedor escalará notablemente en las listas de todos los pesos y pondrá sus miras en nuevas peleas del máximo calibre. Con todo, no se puede pasar por alto que, más allá de la ganancia potencial de quien salga con el brazo en alto, quien debería salir más beneficiado de este combate es el boxeo, que con la coronación de un nuevo rey indiscutido mantendrá la creciente tendencia de aunar coronas que estamos presenciando en los últimos años, que al fin y al cabo pone de manifiesto que al pugilismo se le puede dar orden y sentido y luchar contra la arbitrariedad a través de los máximos combates en las divisiones.

Cartel promocional del combate José Zepeda vs. Henry Lundy

El aspirante oficial Zepeda encabeza respaldo
Si se ofreciese únicamente en esta velada de Top Rank el Taylor-Ramírez no serían necesarios más enfrentamientos, pero aún así habrá nombres relevantes en el respaldo que completarán el interés del evento. Por encima de todos los integrantes de las pugnas de acompañamiento está el aspirante obligatorio WBC del peso superligero José “Chon” Zepeda 33(26KO)-2(1), que a la espera de un asalto mundial ante el ganador del choque estelar o de pelear por una de las coronas vacantes realizará un rodaje ante el veterano Henry “Hank” Lundy 31(14KO)-8(2)-1, sustituto del oponente original Pedro Campa.

Zepeda y Baranchyk cayeron ocho veces a la lona en combate del año

Como Zepeda, desde su cuestionable derrota ante José Carlos Ramírez, viene en racha de triunfos ante el excampeón José Pedraza, el joven Kendo Castañeda y otro exmonarca como Ivan Baranchyk, ante el que se anotó uno de los knokcouts del pasado año, es casi impensable que ante una competente piedra de toque vaya a salir derrotado. De todos modos, aunque a penas tiene victorias relevantes recientes, Lundy es un boxeador que casi siempre es exigente por su manejo del jab, su juego de piernas y su experiencia, habiendo tenido varias derrotas ajustadas ante rivales de nivel, por lo que posiblemente en su camino hacia la victoria Zepeda se encontrará con buenos rounds de trabajo que le dejarán verdaderamente listo para su esperada nueva oportunidad mundialista.

En el restante encuentro de la cartelera principal, el insigne prospecto del peso superligero Elvis “The Dominican Kid” Rodríguez 11(10KO)-0-1 afrontará un paso adelante en aumento de dificultad midiéndose al estadounidense Kenneth “Bossman” Sims Jr. 15(5KO)-2-1. Rodríguez, que está teniendo un rendimiento fantástico, sera claro favorito pero tendrá un test muy adecuado ante un rival con notable bagaje amateur, que nunca ha perdido antes del límite y que ha tenido un exigente desarrollo profesional en veladas de ShoBox: The New Generation ante rivales de buen nivel como Rolando Chinea, Montana Love o Samuel Teah.

Antes del inicio del tramo principal se producirán varios combates más, destacando el cruce del peso superpluma entre José Enrique “El Ejecutor” Durantes 20(11KO)-1, que sólo ha perdido ante el exretador mundial Rubén Villa, y un Luis “Louie” Coria 12(7KO)-4 que ha sufrido todas sus derrotas a los puntos y por muy reducido margen. Además, entre otros, el doble oro olímpico cubano Robeisy Ramírez 6(4KO)-1 disputará en el peso pluma su octavo enfrentamiento profesional ante el remplazo Ryan Lee “Stone” Allen 10(5KO)-4-1.

La velada del Ramírez-Taylor será emitida en España por Eurosport 2 y DAZN, apareciendo en la programación de ambas plataformas a las 2:00 de la madrugada del sábado al domingo. En el continente americano la emisión estará a cargo de alguna de las varias ramas de ESPN, comenzando el tramo inicial a las 16:45 ET/13:45 PT por ESPN+ y el principal a las 20:00 ET/17:00 PT por ESPN.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios