Joshua Buatsi

Joshua Buatsi noqueó brutalmente a Dos Santos, Lerrone Richards se convirtió en campeón de Europa del peso supermedio

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Manchester Arena, Manchester, Reino Unido. Peso semipesado.

Era difícil comprender qué buscaba Eddie Hearn seleccionándole al olímpico Joshua Buatsi 14(12KO)-0 un adversario tan falto de experiencia de calidad y con un nivel tan por debajo del suyo como Daniel Blenda Dos Santos 15(8KO)-1(1). Al margen de acumular algo de moral y de mostrar algún desajuste técnico, el combate sí le sirvió a Buatsi para anotarse uno de los knockouts del año en Reino Unido ante Dos Santos, que fue terriblemente abatido en el cuarto asalto.

Manejando su jab, Buatsi sacó pronto del centro del ring a su rival y le puso en un planteamiento conservador a pesar de que no estaba poniendo a penas agresividad en sus calmadas ofensivas. Sea como sea, para el segundo round Dos Santos ya había visitado la lona tras recibir un par de derechas, pareciendo en la reanudación más amedrentado todavía. Así, Buatsi siguió persiguiendo a su rival y llegándole con algún gancho zurdo, limitándose Dos Santos a correr el ring y a tirar contras que parecían tener una voluntad más disuasoria que para intentar ganar los asaltos.

Pese a ello, ante un rival que quería sobrevivir antes que vencer, Buatsi estuvo por momentos algo incomodado y no encontró de la manera adecuada su distancia, dudando un tanto en la distancia media y embarrándose en corta. Con todo, estos fallos quedaron sin efecto cuando de su estudio y de su ensayo-error surgió un cruzado diestro que estalló contra el mentón de Dos Santos, que cayó a la lona desplomado pero no sin antes recibir un derechazo descendente.

Por las características del enfrentamiento, este no resultó el más adecuado para valorar los cambios que ha podido introducir el entrenador Virgil Hunter en el boxeo de Buatsi, aunque quizás se pudo intuir algo más de calma al armar sus ofensivas, cosa que puede terminar por tener efectos positivos o negativos en el futuro, necesitándose un combate de más nivel para poder comprobarlo. En principio esa pelea será la siguiente, ya que Eddie Hearn señaló que en julio va a situar a su boxeador en un paso adelante importante que será parte de un plan para preparar a Buatsi para enfrentarse más adelante al campeón mundial WBA Dmitry Bivol.

Richards dominó y capturó el cinturón europeo
El semifondo de este combate fue el tercer campeonato de Europa de la velada, choque en el que el británico Lerrone Richards 15(3KO)-0 y el italiano Giovanni De Carolis 28(13KO)-10(3)-1 pelearon por el vacante cetro del peso supermedio, que como se esperaba fue conquistado por el imbatido con una amplísima decisión unánime y puntuaciones de doble 120-108 y un 119-109.

La actuación de Richards fue una muestra más de su habilidad con el boxeo con espacios en peleas predominantemente de limitado ritmo y desde la distancia larga. En ese escenario el británico resulta muy difícil de superar, ya que, con sus precisos rectos apoyados en su juego de piernas para recolocarse, golpea y no se deja alcanzar, no necesitando más para lograr salir con el brazo en alto si su adversario no consigue llevarle prolongadamente a la distancia corta o si no posee una velocidad o unos reflejos extraordinarios. No teniendo ninguna de las dos cosas el veterano De Carolis, con espacios su éxito era realmente bajo, mientras que sus muy salteadas arremetidas no eran lo suficientemente firmes y astutas como para encerrar al móvil Richards, que no dudaba en entrar en clinch para detener hasta la más mínima progresión en corta de su oponente.

Por ello, y ofreciendo también plásticas esquivas de cintura, era evidente que Richards controlaba las acciones y que se encaminaba hacia su previsto triunfo, no sabiendo De Carolis realizar ningún ajuste que pudiese ponerle en una situación táctica mejor ante el frustrante boxeo de su contrincante, que poco después de la mitad ya se había asegurado la victoria a los puntos. Pese a su inferioridad técnica, De Carolis esporádicamente intentó atacar con más voluntad que orden, pero hasta en la distancia media-corta, o incluso con menos espacios, Richards encontraba bien los huecos con hooks al torso y rápidamente eludía la respuesta. En cualquier caso, y si bien muchos seguramente encontraron su encuentro una vez más tedioso, la destreza del local quedó de manifiesto en los diversos escenarios tácticos y logró una victoria incuestionablemente clara.

Ante un adversario con notable bagaje internacional pero que ha dejado atrás su mejor momento hace años, Richards tuvo una nueva pelea de adquisición de experiencia en la que continuó mostrando un boxeo cada vez más pulido y correoso, estando listo para otro aumento de dificultad, seguramente ante un rival más joven y con más ambiciones. En el caso de que quiera renunciar a elegir a un adversario adecuado para una próxima defensa voluntaria de su título de Europa, Richards deberá esperar a que se produzca el combate entre Leon Bauer y Tyron Zeuge del que la EBU ha decidido que saldrá su próximo retador obligatorio.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios