Murodjon Akhmadaliev

Murodjon Akhmadaliev conservó sus cinturones mundiales unificados del peso supergallo con KOT sobre el excampeón Iwasa

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Humo Arena, Tashkent, Uzbekistán. Campeonato mundial unificado WBA-IBF del peso supergallo. Primera defensa de sus títulos del monarca Akhmadaliev.

Por si había dudas de que el uzbeko Murodjon Akhmadaliev 9(7KO)-0 es número 1 del peso supergallo de la actualidad, el campeón mundial unificado WBA e IBF logró terminar en sólo cinco rounds su primera defensa ante un aspirante de élite como el extitular mundial japonés Ryosuke Iwasa 27(17KO)-4(3), quien pese a tener múltiples buenas actuaciones recientes fue derrotado por la contundencia y versatilidad del invicto.

Como era de esperar, en el primer round Iwasa intentó utilizar sus rectos desde la distancia larga junto a curvos a la contra, alcanzando con sus manos a un Akhmadaliev que intentó presionar pero que tuvo que estudiar la mejor manera de desplegar sus ataques, optando el campeón en el segundo round por mantenerse más allá del alcance de su oponente y acortar los espacios con secos jabs con paso que le dieron resultados. Una vez alcanzada la distancia corta, entonces la pelea se ponía cuesta arriba para Iwasa, que no podía equiparar la potencia y la habilidad en corta de Akhmadaliev, quien descargó fuertes hooks que hicieron pensar cuánto iba a poder resistir el retador en esas circunstancias.

Por experiencia y destreza con los directos, Iwasa logró hacerse espacios momentáneamente, pero en el tercer asalto el uzbeko sobrepasó con su explosividad desde la distancia media a un retador que se desgastó pronto y perdió velocidad y firmeza. Pese a ello, Iwasa intentó mostrarse activo para contener el empuje de Akhmadaliev, algo que sólo logró de forma breve durante el cuarto round, en el que con frecuencia de manos incluso tomó por un instante la iniciativa. Sin embargo, para el quinto episodio los uppercuts, ganchos y crochés del monarca unificado estallaron en buen número, mermando definitivamente al visitante, que pese a un último esfuerzo no pudo evitar que combinaciones de cortos rectos le llevasen contra las cuerdas y que el árbitro detuviese el combate.

Akhmadaliev dejó meridianamente claro días antes de esta defensa que su objetivo si salía victorioso era unificar los restantes cinturones mundiales del peso supergallo y enfrentarse a cualquier adversario de la cúspide sin evitar a nadie. Conociendo cómo es de intrépido y cómo ha conducido su carrera en nueve peleas profesionales, perfectamente se pueden creer estas palabras de Akhmadaliev, si bien, estando él alineado con Matchroom/DAZN y los otros dos titulares, Luis Nery y Stephen Fulton, con Premier Boxing Champions, quizás lograr una triple unificación de coronas pueda no ser tarea sencilla y dependa enteramente de los planes internos de la empresa de Al Haymon.

En este sentido podríamos tener pistas relevantes si la WBA moviese ficha por una vez y ordenase que Akhmadaliev defendiese en puesta en juego obligatoria contra uno de sus dos subcampeones, Brandon Figueroa o Ra’eese Aleem, quienes también están alineados con PBC, si bien esta solución parece improbable viendo cómo se conduce el organismo de Gilberto Mendoza.

Dejando de lado estas cuestiones, el hecho es que Akhmadaliev está en un gran momento y que la experiencia profesional que va a ir adquiriendo sólo le va a hacer mejor, por lo que, teniendo sólo 26 años, queda mucho tiempo para que se pueda disfrutar de su agresivo boxeo y para que él pueda intentar expandir su legado.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios