Dillian Whyte

Whyte se desquitó venciendo a Povetkin en el cuarto asalto de una eliminatoria WBC del peso pesado

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Europa Point Sports Complex de Gibraltar. Eliminatoria WBC del peso pesado con el título interino en juego.

Jugándose mucho más que el prestigio o incluso que la oportunidad misma de disputar el cotizadísimo mundial del peso pesado, el británico Dillian «The Body Snatcher» Whyte 28(19KO)-2(2) obtuvo una crucial victoria por KOT en el cuarto round de la revancha que sostuvo el sábado ante el ruso Alexander «Vityaz» Povetkin 36(25KO)-3(2)-1, que realmente pareció que se ha estrellado ya de forma definitiva con el muro que supone para todo boxeador el paso del tiempo.

Los signos no pudieron ser peores para Povetkin desde el comienzo, en el que éste se quedó tambaleante por golpes nada nítidos de Whyte, que por contra estaba mucho más fuerte y contundente no ya que en el primer duelo entre ambos sino que en la gran mayoría de los choques de su carrera. Esto no impidió que Povetkin intentase realizar entradas para sorprender, pero estas no tenían ni un ápice de la explosividad del pasado y eran contenidas por los directos y hooks de Whyte, que inflamaron el pómulo izquierdo de su rival en el segundo round.

La pérdida de resistencia a los golpes de Povetkin se vio acompañada de un todavía menor aguante al cansancio, con el ruso dando muestras de desgaste demasiado pronto que fueron a peor por los intentos fallidos de acortar los espacios, por las contras y por los clinches. Así, en el cuarto round un gancho diestro de Whyte estremeció a su contrincante, momento de apuro que abrió la puerta a posteriores ataques con directos y ganchos, arrojando sobre las cuerdas a Povetkin finalmente un directo. Como el ensogado evitó la caída debió haber cuenta, pero ésta no se produjo, asestando entonces Whyte un par de hooks que tiraron al tapiz a Povetkin, quien se levantó muy afectado, deteniendo el árbitro la contienda.

Tras el combate el promotor de Povetkin, Andrey Ryabinsky, señaló que su púgil, al que ha conducido desde hace mucho tiempo, debe retirarse, y esto parece realmente lo más acertado. Durante años Povetkin ya había dado sostenidas evidencias de pérdida de rendimiento, si bien estas habían sido contenidas en buena parte por su enorme experiencia en combate (en kickboxing y boxeo amateur y profesional), su gran fortaleza física y su técnica en la pugna en corta, cualidades que le valieron para sumar su último gran triunfo ante el propio Whyte. Sin embargo, Povetkin no está en buen estado físico y no soporta debidamente ni el castigo ni el cansancio, de modo que en una división tan peligrosa como el peso pesado no parece conveniente que siga exponiendo su salud.

Por su parte, Whyte logró el que algunos están considerando ya el mayor éxito de su carrera, sosteniendo estos que la victoria tiene el mérito de llegar tras el efecto psicológico que supone padecer un brutal KO. Dejando de lado los debates sobre si fue un gran triunfo ante un aspirante de élite o un trámite ante un púgil muy venido a menos, el hecho es que Whyte vuelve a estar al alcance del mundial WBC que lleva persiguiendo durante años. De todos modos, con la perspectiva de una unificación total del peso pesado entre Tyson Fury y Anthony Joshua a mediados de año, Whyte tendrá que esperar cuanto menos al último tercio de la temporada, y quizás hasta que el cinto WBC pueda quedar vacante tras el primer Fury-Joshua (están emplazados a una revancha), para lograr su ansiada pelea titular.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios