Josh Warrington y Mauricio Lara se dan la mano tras su enfrentamiento

El excampeón Josh Warrington sufrió gran sorpresa ante Mauricio Lara, que le asestó su primera derrota

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Wembley Arena, Londres, Reino Unido. Peso pluma.

En el horizonte surgía una pelea ante el chino Can Xu, pero antes el excampeón mundial del peso pluma Josh «The Leeds Warrior» Warrington 30(7KO)-1(1), que acababa de abandonar su cinturón para perseguir la mencionada pugna, tenía que hacer frente a un pretendido rodaje ante el mexicano Maurico «Bronco» Lara 22(15KO)-2(1), quien dio la que se considerará una de las sorpresas del año al vencer por KOT en el noveno round a pesar de entrar muy por detrás en las apuestas.

Cometiendo el peor error táctico posible, Warrington aceptó intercambiar golpes en corta con Lara en el primer round, por lo que aunque llegó con algún buen hook y directo se topó con potentes ganchos zurdos y derechazos que le estremecieron. En el segundo round el local amagó con ceder la iniciativa, si bien igualmente terminó por buscar manos decisivas en corta, recibiendo otra vez fuertes curvos pero asestando por contra persistentes series de ganchos.

En cualquier caso, el boxeo del británico no tenía la chispa de otras ocasiones, estando bastante entrecortado y dubitativo, persistiendo además en su fallo de cruzar golpes contra un púgil que le aventajaba en potencia. Así, en un punto de inflexión negativo para él, en el cuarto episodio un gancho dejó muy tocado a Warrington, siendo alcanzado por nuevos curvos hasta que acabó cayendo al tapiz. Tras la cuenta, era evidente que el excampeón no podía continuar, recibiendo golpes de poder sin respuesta mientras se tambaleaba totalmente desarbolado, pero el árbitro espantosamente se negó a parar el combate.

Mostrando un coraje sobrecogedor, “The Leeds Warrior” salió al quinto round dando tumbos pero logró estremecer a la contra con un par de hooks de izquierda a un Lara que se topó con la increíble respuesta de un púgil que a penas podía apoyarse bien en su pierna atrasada.

A pesar de estar mermados por lo sucedido en los asaltos anteriores, ambos boxeadores no renunciaron en el sexto round a seguir aceptando salteados pero muy duros intercambios, estando Warrington un tanto recuperado respecto al pésimo cuarto round que había tenido. De todos modos, Lara estaba imponiéndose por conectar las manos más potentes de forma constante, volviendo a tambalear al británico en varios momentos, como en el octavo episodio. Sin embargo, fue en el noveno asalto en el que finalmente una sucesión de curvos zurdos de Lara arrojó de espaldas a la lona a Warrington y llevó al árbitro a detener una pugna que el local tenía perdida y en la que recibió mucho castigo.

De ese modo un Warrington que hace unas semanas era un monarca mundial imbatido, visto por muchos como el número 1 del peso pluma, terminaba siendo víctima de su sucesión de malas decisiones, que le han llevado a no tener cinturón, a padecer una primera dura derrota y a que se desvanezcan las grandes peleas que pretendía alcanzar en la categoría. Respecto a Lara, éste ha logrado un espléndido triunfo, ya que, al margen del atroz error estratégico de Warrington, lidió con sus limitaciones y se apoyó en sus fortalezas para lograr una inapelable victoria que le alza a la cumbre de la categoría y que hará que alguno de los nombres que el británico había estado barajando como rivales pongan ahora sus ojos en un duelo contra él.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios