Raeese Aleem

Aleem derribó cuatro veces y derrotó a Pasillas en duelo de invictos, “Rolly” Romero se impuso por lesión a Avery Sparrow

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Mohegan Sun Casino, Uncasville, Estados Unidos.

En el semifondo del Leo-Fulton se produjo un choque del peso supergallo entre dos invictos estadounidenses como Raesse Aleem 18(12KO)-0 y Vic Pasillas 16(9KO)-1(1), combate que sobre el papel era visto como un 50-50 entre dos púgiles que llegaban de dominadoras actuaciones y que estaban en el mejor momento de sus carreras. Sin embargo, la igualdad teórica que existía no se materializó en el resultado, dado que Aleem derribó cuatro veces a su oponente y le asestó una derrota por KOT en el undécimo round.

Puede que Aleem mostrase menos orden que en otras ocasiones y que su heterodoxia dejase huecos explotables que a ojos de algunos generaron dudas, pero por rapidez, alcance y contundencia superó recurrentemente al hábil Pasillas, que en el segundo asalto sufrió un knockdown al recibir un croché diestro. La caída no hizo que Pasillas se rindiese sino que éste dio muestras de coraje y de determinación para presionar, llegar a la distancia media-corta e impactar algunos buenos directos y ganchos zurdos que hicieron que las acciones estuviesen disputadas en líneas generales.

Con todo, aunque llegó a estremecer eventualmente a Aleem, éste tuvo más encaje que él, resistió sin caer los más peligrosos golpes de poder y siguió anotándose cuentas, llegando la siguiente por un curvo diestro en el sexto round. Es justo decir que el golpe pareció llegar en la parte trasera de la cabeza y que el árbitro Danny Schavione (que el miércoles tuvo una mala actuación en el Williams-Solano) pudo equivocarse al realizar cuenta.

Aun así, la destreza a la contra de Aleem, su astucia al elegir el momento para lanzar sus combinaciones y una buena gestión de los espacios ante un rival con menos envergadura, le hizo seguir llevándose la mejor parte y anotarse un tercer knockdown en el noveno asalto al hacer que Pasillas tocase la lona con el guante al recibir una contra. Finalmente, la conclusión llegó dos rounds más tarde cuando un nuevo croché diestro estremeció a Pasillas, que fue derribado por un posterior directo zurdo, cuarta caída que llevó a la detención arbitral.

El decisivo triunfo hace que Aleem surja como uno de los máximos candidatos a las peleas mundialistas en el peso supergallo, si bien la posesión de un “título” de subcampeón WBA podría hacer que quedase estancado en defensas sin sentido a no ser que PBC decida mover ficha dentro de su entramado para conseguirle una eliminatoria real o un campeonato.

Rolando Romero

La restante de las peleas televisadas en la cartelera de Premier Boxing Champions de este sábado dejó una victoria del peso ligero Rolando “Rolly” Romero 13(11KO)-0 que, aunque volvió a mostrar grandes brechas, derrotó en el séptimo round a un Avery Sparrow 10(3KO)-3(1) avisado para pelear con un día de antelación y que además sufrió a medio combate una lesión que fue la causante de la detención.

Un directo de mano adelantada sacudió a Sparrow, que al recibir un posterior croché zurdo cayó a la lona cuando no había transcurrido ni un minuto de pelea. Quizás pensando que al no abalanzarse sobre su tocado rival estaba mostrando madurez, Romero no presionó en la reanudación, de modo que Sparrow se recuperó, si bien en adelante su movilidad se mantuvo muy reducida. Así, “Rolly” pudo utilizar su conocida faceta de bravucón, dado que al tener frente a sí a un rival expectante e inactivo se creció claramente y lanzó contra él golpes de poder descontroladamente y en muchas ocasiones colocando mal sus piernas.

Al margen de las muestras de mala actitud de Romero, que en un determinado momento al caer a la lona su rival hizo un amenazante amago de golpearle, éste volvió a dejar claro que tiene enormes excesos de confianza, llevando el mentón alto y las manos despegadas del cuerpo, cosa que permitió que Sparrow lograse impactar un nítido derechazo en el cuarto round. Sea como sea, los lentos intentos de ataque de Sparrow tomando la iniciativa se encontraron con directos y ganchos a la contra antes de que, al tratar de evitar un uppercut, cargase su peso en su pierna derecha y cayese lesionado en el sexto round.

El tercer hombre no se molestó en llamar al médico para que comprobase si podía seguir, por lo que Sparrow continuó en la pelea cojo durante lo que le quedaba a ese asalto y durante algunos instantes del séptimo antes de que desde el pie de ring se le indicase al árbitro que el púgil no podía continuar.

Lejos de mostrar que ha aprendido la lección después de su mala actuación ante Maríñez, Romero sigue empeñado en redundar en sus fallos, por lo que cuando el nivel de sus rivales crezca de manera decisiva y afronte una prueba de fuego perfectamente se podría topar con una contundente derrota.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios