Kazuto Ioka en la proclamación de su victoria ante Kosei Tanaka

Kazuto Ioka derribó dos veces y venció por KOT a valiente Kosei Tanaka en excelente combate de Fin de Año

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Ota-City General Gymnasium, Tokio, Japón. Campeonato mundial WBO del peso supermosca. Segunda puesta en juego del titular Ioka.

El último mundial del año no decepcionó y ofreció un intenso y emocionante duelo con caídas y en el que ambos boxeadores dejaron muestras de sus mejores cualidades, si bien fue el japonés Kazuto Ioka 26(15KO)-2 quien finalmente se hizo con la victoria por KOT en el octavo round tras derribar en dos ocasiones a un muy valiente Kosei Tanaka 15(9KO)-1(1) que por momentos pareció encaminado hacia la victoria.

Y es que en los primeros cuatro asaltos era posible argumentar que Tanaka se estaba imponiendo en la igualada pugna, puesto que su velocidad de manos, sus explosivos ataques y su buena gestión de los espacios estaban suponiendo dificultades para un Ioka que, de todos modos, no se veía desbordado y que con un firme jab y astutos contragolpes ofrecía respuesta a los ganchos arriba y abajo de su oponente.

En base a su rapidez y a su superior cadencia Tanaka estaba conteniendo la capacidad de anticipación de su compatriota, por lo que Ioka necesitaba un ajuste, que en el tercer round se materializó en un aumento del dinamismo con el que hizo fallar manos a su rival. Aun así, Tanaka se mantuvo al acecho con estallidos con su derecha recta y, cuando alcanzaba la distancia corta, bloqueando e impactando hooks y uppercuts enlazados.

Estando así las cosas, o sea habiendo una igualdad patente pero con las acciones decantándose un tanto a favor del joven Tanaka, en el quinto round se produjo un punto de inflexión decisivo del lado del inteligente y veterano Ioka: después de haber estado estudiando las ofensivas de su oponente, el monarca consiguió impactar un potente croché zurdo a la contra que derribó aparatosamente al excampeón mundial invicto.

Dado que esta acción llegó hacia el final del episodio no hubo tiempo para mucho más pero, tras el descanso, en el sexto asalto Tanaka volvió a aceptar intercambios, en los que de nuevo recibió un croché zurdo al contragolpe que le tiró al tapiz por segunda vez. Aun así, en un momento épico, en la reanudación Tanaka se lanzó llenó de coraje a por su oponente y llegó a sacudirle con algunos derechazos.

Finalmente, después de un séptimo asalto en el que el imbatido buscó una pelea cuerpo a cuerpo en la que llegó con contundencia con ganchos al torso, en el octavo episodio un nuevo croché a la contra de Ioka dejó estremecido de pie a Tanaka, decidiendo el árbitro intervenir para sujetar al boxeador y para dar por concluido el campeonato.

Siendo un campeón mundial en tres divisiones, poseyendo un excelente boxeo y gran tenacidad y habiendo padecido su primera y única derrota ante un excelente oponente y en un buen combate, a pesar del resultado Tanaka, a sus 25 años, tiene todavía muchísimo que ofrecer al boxeo y seguro que le volveremos a ver reinando y ofreciendo espectaculares contiendas, si bien debe empezar a pensar en contener su toma de riesgos.

En cuanto a Ioka, esta contundente victoria, en la que volvió a dar muestras de su extraordinaria astucia, de su paciencia y de su formidable selección de golpes ante un púgil al borde del top 10 libra por libra, debería valerle para que los grandes medios internacionales eleven su valoración notablemente y creen el clima adecuado para que podamos ver a finales de 2021 una interesantísima triple unificación de coronas entre él y el vencedor del Chocolatito-Estrada II.

Daigo Higa impuso su pegada
Antes de que se produjese el Ioka-Tanaka tuvo lugar en el semifondo un muy buen duelo entre los top 15 del peso gallo japoneses Daigo Higa 17(17KO)-1(1)-1 y Yuki Strong Kobayashi 16(9KO)-9(4), pelea de alta intensidad en la que la potencia de golpeo del primero de ambos le valió para obtener un triunfo por knockout en el quinto episodio y para mantener su 100% de victorias antes del límite.

Después de su derrota ante Cristofer Rosales, en la que perdió su cinturón del peso mosca, Higa parecía tener algunos problemas para encontrar su boxeo, pero en esta ocasión, como en el pasado, volvió a ofrecer lo mejor de sí. Pese a esfuerzos por mantener la pelea en la distancia media-larga y por combatir con cruces de jabs y pese a las oscilaciones en la posesión de la iniciativa, el encuentro se vio conducido repetidamente a intercambios de golpes en los que Higa marcó la diferencia con fortísimos ganchos zurdos, crochés diestros y uppercuts. La batalla de desgaste alcanzó su conclusión en el quinto round, en el que, tras llegar con fuertes hooks al cuerpo, Higa conectó dos uppercuts diestros que arrojaron a la lona a Kobayashi, que no pudo responder a la cuenta y que permaneció estirado recuperándose durante algunos minutos.

Así, Higa logra una victoria crucial ante un rival directo en las listas, por lo que escalará hasta la parte alta de los rankings y se situará al alcance de grandes combates a la vez que recupera mucha moral y envía un claro mensaje de advertencia a la cumbre de la categoría.

¡Que tengáis un Feliz Año Nuevo!

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios