Cartel promocional de la velada Saúl "Canelo" Álvarez vs. Callum Smith

Previa: Canelo y Callum Smith se enfrentan en uno de los mejores combates posibles en el peso supermedio

Daniel Pi
@BastionBoxeo

A no ser que, como tantísimas veces ha sucedido en los últimos seis meses, un inesperado positivo en PCR de uno de los contendientes o de alguno de los miembros de su equipo suponga una cancelación que sería un verdadero varapalo para muchísimos aficionados, este sábado se producirá uno de los mejores combates posibles en la categoría del peso supermedio. Y es que dos de sus figuras más relevantes, el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez 53(36KO)-1-2 y el británico Callum “Mundo” Smith 27(19KO)-0, se enfrentarán en el Alamodome de San Antonio, Estados Unidos, en un campeonato mundial que tendrá en juego los cetros WBA y WBC de la mencionada categoría.

Hay que tener en cuenta que existe cierto consenso en valorar a Smith como el mejor peso supermedio de la actualidad, considerando muchos expertos a Canelo como el número 1 en el peso medio e incluso, cuestionablemente, como el número 1 libra por libra. De ese modo, un enfrentamiento entre ambos está lleno de alicientes, especialmente teniendo en cuenta que hace no tanto llegó a parecer irrealizable.

Y es que la demanda presentada por Canelo contra DAZN parecía, según el sentido común, que iba a alejarlo definitivamente de ese grupo audiovisual y de los boxeadores vinculados a él, existiendo además nada halagüenos precedentes en su carrera de alejarse deliberadamente de los púgiles que le suponían retos entre los más difíciles de una categoría. Sin embargo, en un giro inesperado de los acontecimientos DAZN y Canelo rompieron su contrato y terminaron su pugna en los juzgados pero mantuvieron la suficientemente buena relación para que el púgil mexicano siga peleando en esa plataforma eventualmente, como sucederá este sábado.

En este sentido vale la pena mencionar que DAZN no sólo se ha dejado doblegar en la pugna contra el citado boxeador, sino que para el Canelo-Smith ha renunciado a todo lo que ha defendido desde su inicio, ya que, aunque se afirmó desde su cúpula que se iba a trabajar para desterrar los pagos por visión, finalmente este combate será emitido en Estados Unidos en un modelo híbrido, ofreciéndose tanto por la aplicación de suscripción como en modalidad de PPV a través de las vías habituales de compra de este tipo de carteleras.

En cualquier caso, regresando a lo deportivo, el enfrentamiento Canelo-Smith parece un choque muy interesante y uno de los combates más exigentes sobre el papel que Álvarez ha afrontado en los últimos seis años junto a los dos duelos contra Golovkin. Muchos no lo ven así, subrayando que Smith viene de ofrecer una actuación muy por debajo de las expectativas ante John Ryder, que sólo ha contado con un mes para su preparación y que Canelo ha tenido durante los meses de parón demasiado tiempo sin controles antidopaje.

Con todo, aunque todo esto es cierto y podría tener consecuencias prácticas, resultando sobre todo preocupante el último de los mencionados aspectos, el hecho es que Smith es un campeón invicto de su misma edad, con 1,91 m (6’ 3”) de altura y 1,98 m (78”) de envergadura (Canelo mide 1,73 m o 5’ 8”), que pese a su última mala noche está en sus mejores años boxísticos, que tiene buena pegada y que en su mayor duelo ganó las World Boxing Super Series ante un gran púgil como George Groves. O sea que está lejos de encarar la pelea en las condiciones físicas en las que lo hizo, por ejemplo, el veterano Kovalev, debiéndosele ver como una amenaza notable.

Por otro lado, para Canelo existen ciertas dudas también, dado que se afirma que, pese a la operación, sus rodillas no están en condiciones óptimas. Asimismo, por primera vez encarará un combate sin tener detrás un valioso contrato audiovisual o con una promotora, de modo que, teóricamente, podría llegar a no estar tan blindado en una decisión de los jueces como en el pasado, en el que por las ganancias potenciales que podía producir siempre se le ha dado el beneficio de la duda incluso cuando no había duda posible (véase el empate dado por un juez en su combate contra Mayweather).

De todos modos, las casas de apuestas lo tienen muy claro, incluso demasiado, puesto que por la victoria de Smith se pagan unos cinco euros por euro apostado, cifra que es amplísima dadas las circunstancias. Normalmente, en un choque entre dos campeones el margen entre ambos sólo es de unas decenas de céntimos, por lo que una diferencia tan grande implica que casi no se tienen dudas de la victoria de Canelo, ya sea porque se piense que pase lo que pase se va a llevar la decisión o porque, tras lo visto ante Ryder, Smith no va a poder estar a la altura.

Dejando de lado que las cuotas estuvieron muchísimo más cercanas en el Canelo-Jacobs, el hecho es que tácticamente Álvarez podría verse en una situación compleja. Los 19 cm de ventaja en alcance de un Smith que tiene un sólido jab y un buen manejo de los rectos implica que Canelo va a tener que trabajar constantemente para, ya sea usando la cintura avanzando o buscando la mejor de las gestiones de los tiempos al contraataque, intentar estar en situación de golpeo.

Lógicamente, si Ryder pudo encerrar a Smith, un Canelo más hábil, con mejor boxeo en corta y que aumentó mucho su musculatura para sus combates precedentes en el peso supermedio y en el peso semipesado podría conseguirlo más fácilmente, pero el británico seguramente habrá estado entrenando la manera de intentar hacerse respetar con los rectos o de contestar con su uppecut, por lo que las acciones defensivas de Álvarez deberán ser muy precisas.

Por último, si tenemos en cuenta que en su última pelea Canelo no tuvo la mejor de las velocidades de piernas y que estaba perdiendo a los puntos ante Kovalev hasta que éste dio un drástico bajón de rendimiento, un Smith mucho más resistente y en mejor estado de forma que el ruso podría lograr éxitos importantes desde la distancia larga.

Sea como sea, consiga Canelo explotar las brechas en corta de Smith o logre el imbatido imponer sus dimensiones para neutralizar al mexicano, este es uno de los combates más importantes de esta temporada por su interés boxístico, por las lecturas que nos podrá dar sobre la nueva etapa de Álvarez después de cortar lazos con Golden Boy Promotions y por ser el último gran combate de la temporada en Occidente a falta del Ioka-Tanaka en Oriente en Fin de Año.

Un flojísimo respaldo
Normalmente, los combates de tales dimensiones suelen estar acompañados por excelentes respaldos, pero en esta ocasión no habrá nada realmente relevante de las peleas que acompañarán a este evento. Es verdad que la cancelación del combate de Julio César Martínez fue un revés para el interés de la cartelera, pero por lo demás quedan todavía combates por confirmar y sólo se puede destacar un sencillísimo rodaje para el peso pesado Frank Sánchez 16(12KO)-0 ante el asequible Julian Fernández 14(11KO)-2(2) y un par de peleas de desarrollo a seis rounds para los prospectos Austin Williams 6(5KO)-0, peso medio, y Raymond Ford 7(3KO)-0, peso pluma, que se enfrentarán respectivamente a Isiah Jones 9(3KO)-3 y Juan Antonio López 15(6KO)-7(1).

El evento será emitido por DAZN desde las 2:00 de la madrugada en España, las 20:00 ET/17:00 PT en Estados Unidos.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios