Rachel Ball

Rachel Ball derrotó por decisión unánime a Jorgelina Guanini

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Wembley Arena, Londres, Reino Unido. En juego el título interino WBC del peso supergallo.

Abriendo el segmento principal de la velada de DAZN de este sábado, la británica Rachel Ball 7(0KO)-1 logró el primer título de su carrera al vencer por decisión unánime a la actual monarca IBF del peso supermosca, la argentina Jorgelina Guanini 9(1KO)-2-2, que contaba en el combate con una notable ventaja en peso al fallar en la báscula por un kilogramo y medio. Las cartulinas fueron de justo doble 99-91 y un 99-92.

De todos modos, Ball no logró, como inicialmente estaba planeado un cetro mundial del peso gallo, sino que, sabiendo Matchroom Boxing que la sustituta Guanini (la oponente original era Ebanie Bridges) no iba a poder dar el peso, Eddie Hearn se puso a mercadear con los organismos hasta que el WBC le dio un cetro interino del peso supergallo, manteniéndose así la idea promocional de encabezar el evento con tres peleas de campeonato femeninas.

Existiendo tanta diferencia de altura entre las contendientes, en el primer round Guanini intentó acortar los espacios ante la espigadísima Ball, pero ésta contragolpeó con su croché de mano adelantada y su directo con bastante precisión. Por ello, Ball tomó confianza y en el segundo asalto pasó al ataque con su repetido jab, su uno-dos y con algunos ganchos zurdos ante una Guanini que intentó caminar pero que no pudo evitar los largos brazos de su oponente.

En ocasiones, como en el cuarto round, Guanini sacaba ganchos a la contra o en arremetidas de cierta contundencia, especialmente cuando su rival se olvidaba de su jab y los espacios quedaban reducidos, si bien la mayor cadencia de Ball era un factor determinante para convencer a los jueces. Por otro lado, aunque es cierto que Guanini cuenta con habilidad defensiva, a veces confiaba de más en ella e insistía demasiado en sus esquivas estáticas, permitiendo que Ball conectase golpes por insistencia en largas series.

Por ello, y aunque la destreza de Guanini se siguió dejando notar con alguna acción elusiva y con potentes pero aislados hooks de mano adelantada, Ball sostuvo un trabajo continuado y no carente de acierto con, entre otros puños, su uno-dos-croché que la hizo clara merecedora de la victoria.

Tras dar la sorpresa ante Shannon Courtenay y lograr su mayor éxito hasta el momento, con este triunfo ante Guanini la británica Ball da un definitivo cambio de dirección a una carrera que hace poco no era vista con excesivo optimismo. De todos modos, a Ball le queda todavía por cumplir su objetivo de coronarse monarca absoluta, estando de momento en duda si se intentará volver a ponerla en un mundial WBA del peso gallo ante Ebanie Bridges o si por el contrario usará su título WBC del peso supergallo para retar a la monarca Yamileth Mercado.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios