Xavier Martínez - Claudio Marrero

Xavier Martínez sufrió dos knockdowns pero venció a Marrero en eliminatoria superpluma

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Mohegan Sun Casino, Uncasville, Estados Unidos. Eliminatoria WBA del peso superpluma.

El imbatido peso superpluma estadounidense Xavier Martínez 16(11KO)-0 afrontaba, en el semifondo del Lipinets-Clayton, una prueba de fuego ante el veterano contendiente dominicano Claudio Marrero 24(17KO)-5(2), test que llevó al límite al prospecto (que mostró sus brechas) pero en el que logró salir con el brazo en alto gracias a una gran determinación. Y es que, aunque Martínez cayó dos veces a la lona consiguió la victoria por decisión unánime con cartulinas de 115-111 un tanto excesivo y un doble 114-112 justo.

Es evidente que el zurdo Marrero es un boxeador con cualidades, ya que es rápido, astuto tiene precisión y posee algunos útiles recursos tácticos, si bien es muy irregular tanto de un combate respecto a otro como dentro de una misma pelea, algo a lo que se une un estilo combativo con salteadas y espaciadas combinaciones que no le ayuda para capturar los asaltos. Así, aunque, por ejemplo, en el primer round pudo usar su velocidad con los rectos, el trabajo de Martínez era más sólido, especialmente gracias a un conveniente uso de los golpes de poder en gancho diestro y directo acompañados de una presión de cierta constancia y de buena respuesta al contragolpe con hooks ante las arremetidas rivales.

En virtud de ello, pasada la primera mitad Martínez había capturado más episodios que su oponente, que padecía una inflamación en su pómulo derecho. Sin embargo, entonces se alcanzó un octavo round que debió ser decisivo para los intereses de Marrero, ya que con un puño con su mano adelantada tumbó a Martínez. Éste quedó tocado y poco después de la reanudación, tras recibir series de directos zurdos y de crochés diestros, encajó un nuevo recto de mano adelantada que le tiró al tapiz.

La situación era muy preocupante para el invicto, pero Marrero no supo aprovechar la oportunidad de oro que se le presentó, dejando que terminase el round sin sentenciarlo y conectando algunos directos pero no demasiado potentes en el asalto posterior. Por ello, Martínez, que es joven, que no está castigado, que cuenta con una gran preparación y que tenía gran voluntad de triunfo, no sólo se mantuvo en el combate sino que volvió a presionar a Marrero (que se diluyó ofensivamente), llegando contra él con algunos directos aquí y allá además de encontrar huecos para los contragolpes, de modo que se hizo con unos asaltos que le permitieron conseguir la victoria.

Este combate evidenció una vez más que no se debe dar nada por perdido, puesto que incluso padeciendo dos caídas se puede llegar a conseguir un triunfo si se sabe reaccionar. De todos modos, aunque Martínez demostró actitud y carácter, es justo decir que su boxeo es simple y limitado y que si logró salir con el brazo en alto fue en gran parte debido a que Marrero una vez más no supo explotar sus virtudes, sobre todo habiendo tenido a su contrincante en una situación realmente comprometida. Así, mientras Marrero seguirá relegado a la posición de prueba para top 15 y para prospectos en ascenso, desde la cual seguramente logrará dispares resultados, Martínez se convierte en aspirante oficial WBA del peso superpluma, si bien no parece que esté ahora mismo al nivel de la élite de la categoría.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios