Sergey Lipinets - Custio Clayton

La eliminatoria Lipinets-Clayton para ser rival de Errol Spence terminó en controvertido empate

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Mohegan Sun Casino, Uncasville, Estados Unidos. Eliminatoria IBF del peso wélter, con el cinturón interino provisional en juego, para convertirse en aspirante obligatorio del monarca mundial Errol Spence.

Antes del enfrentamiento el olímpico canadiense Custio “War Machine” Clayton 18(12KO)-0-1 sostuvo que este combate ante el excampeón mundial ruso Sergey “Samurai” Lipinets 16(12KO)-1-1 iba a suponer su irrupción entre los exponentes destacados del peso wélter, algo que respaldó con una buena actuación con boxeo desde la distancia larga. Sin embargo, los jueces se mostraron generosos con Lipinets y otorgaron un controvertido empate con puntuaciones de 114-114 doble y un 115-113 favorable al ruso, siendo esta última tarjeta difícil de justificar y que implica que el juez Don Trella le dio el beneficio de la duda en casi cada round igualado.

Como se podía prever, Lipinets tuvo notables dificultades iniciales, ya que su lento proceso para encontrar su ritmo se topó con un sólido boxeo dinámico y con espacios por parte de Clayton, que caminó el ring con eficacia, usó su jab con mucha precisión arriba y abajo sin exponerse y conectó alguna clara derecha. De todos modos, con el paso de los minutos y desde el tercer round, Lipinets empezó a ser más competitivo, a lograr acortar eventualmente la distancia y llegar con algunos hooks al rostro y al torso, si bien estas combinaciones eran poco constantes y se veían replicadas tanto por numerosos jabs y rectos en la distancia media y larga como por potentes contragolpes en gancho y croché.

Así, realmente los primeros éxitos incuestionables de Lipinets llegaron en la mitad de la pugna, cuando Clayton tiró menos puños y utilizó su jab de forma menos determinante, cosa que permitió que el tenaz “Samurai” acortase la distancia mejor, conectase curvos enlazados nítidos y cerrase la salida de manera más adecuada cuando arrinconaba a su oponente, dejando además algunas ofensivas llamativas, como cuando al fallar un gancho diestro arremetió seguidamente con su hook zurdo en el séptimo round.

Con todo, aunque se empezaba a dar forma a una reacción de Lipinets, éste no logró romper la pugna, produciéndose dispares resultados de ambos en los siguientes asaltos hasta que a partir del décimo round Clayton volvió a hacerse con el control de la pugna. Y es que Lipinets perdió velocidad en sus piernas pero no así el canadiense, que continuó desplazándose, jabeando y conectando contragolpes en derecha, uppercut y gancho, imponiéndose en larga y, en definitiva, asegurando aparentemente la victoria ante un contrincante que se mostró en este último tramo tenue al ataque, irresolutivo y en buena medida neutralizado.

¿Por qué si la mayoría vio ganar a Clayton los jueces no estuvieron de acuerdo? Esta pregunta tiene diversas posibles respuestas: que no apreciaron su boxeo móvil y sobrevaloraron la presión de Lipinets; que se quiso favorecer al púgil ligado a PBC y cuyo entrenador es incluso comentarista habitual en las retransmisiones de Premier Boxing Champions; que en un eventual asalto mundialista obligatorio ante el ganador del Spence-García el boxeo de Lipinets sería mucho más sencillo de superar que el del hábil Clayton, etc. En cualquier caso, el resultado de empate hace que en teoría ambos se emplacen a una revancha, si bien el hecho de que Clayton entrase como sustituto del contendiente original en la eliminatoria, el uzbeko Kudratillo Abdukakhorov (tuvo un problema de visado), deja la situación en una posición compleja de resolver de manera satisfactoria para todas las partes y que seguramente implicará protestas en los despachos.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios