Ivan Zucco

Grandelli, Zucco y Natalizi vencieron en el primer tramo de la velada de Matchroom Boxing Italia

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Allianz Cloud, Milán, Italia.

La velada de retorno tras el parón de la rama italiana de Matchroom Boxing, evento lastrado por un par de cancelaciones de combates y por la elección (y sustitución) a última hora de varios rivales para los locales, tuvo en su arranque tres victorias de los púgiles favoritos, siendo uno de ellos el peso pluma Francesco Grandelli 14(2KO)-1-1, que derrotó por decisión unánime al nicaragüense, residente en España, Cristian Narváez 16(1KO)-23(1)-5.
Portando la iniciativa desde el comienzo y presionando, Grandelli usó su uno-dos, sus ganchos zurdos abajo y crochés de ambas manos para conectar los puños más claros ante un Narváez que caminaba el ring y en la medida de lo posible trataba de contragolpear con su recto y sus abiertos curvos. Como tiene mucha experiencia y su adversario se aceleraba demasiado en ocasiones, Narváez evitaba ser encerrado prolongadamente con sus movimientos de cintura, sus pasos laterales, sus clinches y sus golpes disuasorios, si bien la eficacia de Grandelli, que por momentos mostró apreciable habilidad, marcó la diferencia y le hizo merecedor del veredicto ganador.

El segundo enfrentamiento, pactado por encima del peso supermedio, dejó la contundente victoria de Ivan Zucco 12(10KO)-0 sobre Pavel Zgurean 7(2KO)-5(2), que no pudo continuar tras tres episodios.
En el comienzo Zgurean tomó la iniciativa e intentó atacar con su uno-dos y con combinaciones de ganchos, pero Zucco ofreció sólida respuesta con su recto de izquierda, con su uppercut de esta misma mano y con buenos crochés diestros. Esto le dio confianza al invicto, que pasó al ataque en el segundo round y que logró, forzando intercambios en la distancia media-corta, impactar duros golpes de poder curvos que estremecieron a Zgurean. El castigo de Zucco continuó en el tercer asalto, conectando nuevos rectos, uppercuts y hooks que pusieron de manifiesto que era necesario parar el combate, algo que sucedió antes del cuarto round cuando el médico revisó la boca de Zgurean, quien quizás padeció una fractura de mandíbula.

Respecto al combate que abrió la velada, el italiano Mirko Natalizi 8(5KO)-0 se anotó una victoria sencilla en un combate pactado en el peso medio ante el modesto croata Frane Radnić 11(10KO)-19(5), púgil avisado con poca antelación y que no fue rival para el local, que le tiró tres veces a la lona antes de vencer por abandono en el tercer round.
El afilado directo zurdo de Natalizi, que cambió de guardia en varias ocasiones, llegó nítidamente al contragolpe contra su adversario, al que derribó con el citado puño en el round inicial. Era evidente que el duelo no iba a llegar a la distancia, algo que quedó todavía más claro cuando, tras un gancho al hígado acompañado por otros tenues hooks a la cabeza, Radnić volvió a caer en el segundo episodio. Finalmente, esta pugna sin demasiada historia, en la que un Natalizi superior técnicamente y con ventajas en dimensiones tuvo limitado trabajo, terminó tras un tercer asalto en el que Radnić volvió a sufrir una cuenta por un curvo al torso enlazado con otras manos arriba. Y es que en el descanso antes del cuarto round la esquina del visitante decidió que no siguiese en el enfrentamiento, alegando el púgil tras el combate una lesión en uno de sus brazos.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios