Kingsley Ibeh Guido Vianello

El olímpico peso pesado Guido Vianello empató ante gran Kingsley Ibeh

Daniel Pi
@BastionBoxeo

MGM Grand, Las Vegas, Estados Unidos. Peso pesado.

En sus anteriores combates el nigeriano Kinglsey Ibeh 5(4KO)-1-1 había mostrado ser un boxeador competente y que estaba evolucionando, de modo que resultaba completamente merecedor de una pugna para hacer de test de una promesa como el olímpico italiano Guido Vianello 7(7KO)-0-1. Con todo, Ibeh no sólo fue un test sino que fue más allá hasta luchar por la victoria (para muchos mereciéndola) ante el imbatido prospecto, si bien los jueces dieron un empate que pareció justo con acertado doble 57-57 y un excesivo 59-55 a favor de Ibeh.

El imbatido Vianello intentó tirar sus rectos, pero Ibeh usó sus contragolpes en croché de manera excelente, anotando también réplicas con directo y jab, provocando además un corte en el párpado izquierdo del italiano, incomodado en su distancia preferente, la larga. Asimismo, movimientos hacia atrás simples pero eficaces le permitían a Ibeh evitar los jabs de “Gladiator”, que tuvo que esperar hasta el tercer round para tener éxito más continuado con su jab, su gancho zurdo y su directo.

De todos modos, en el cuarto round los brazos de ambos púgiles toparon e Ibeh pareció dañarse su brazo izquierdo, algo que Vianello aprovechó en parte en ese round a pesar de que su rival siguió anotando contragolpes. Tratando de compensar el efecto negativo que pudiese haber tenido ese asalto, Ibeh se lanzó al ataque en el quinto round, pareciendo que si hubiese llevado la pelea a la distancia corta más tiempo podría haber puesto a prueba seriamente la resistencia al castigo de su adversario, al que posteriormente volvió a contragolpear. Sin embargo, “The Black Lion” se había cansado y en el último asalto Vianello llegó con continuidad con sus rectos y curvos e incluso impactó combinaciones de ganchos al torso.

Algunos señalan que quizás Ibeh se hizo una lesión en el brazo que pudo disminuir su efectividad, si bien siguió usando sus golpes con la mano izquierda. Por otro lado, se puede señalar también que si el combate hubiese sido a más de seis rounds Vianello podría haber marcado la diferencia ante un rival que se desgastaba.

Sea como sea, en cuanto a las expectativas Vianello no cumplió e Ibeh las superó, debiéndose tener en cuenta que las críticas que se puedan hacer a los errores del invicto (que avanzó la cabeza tras sus directos exponiéndose a las contras y que no usó bien el jab con paso) no deben empequeñecer el mérito de la actuación de su adversario. Y es que si Ibeh, cuya carrera profesional empezó hace poco más de un año, tuviese el respaldo promocional para proteger su récord, hacerle evolucionar y permitirle escalar, podría convertirse en un contendiente de notable valía en unos años.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios