Previa: “Maravilla” Martínez regresa al boxeo 6 años después acompañado de Sergio García, Kiko Martínez, Jon Fernández, etc.

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Aunque han transcurrido seis años, seguramente la imagen del último combate del argentino Sergio “Maravilla” Martínez 51(28KO)-3(2)-2 sigue presente en las mentes de quienes lo vieron en su momento: enfrentándose a Miguel Cotto en el Madison Square Garden, un Martínez lesionado en una rodilla no pudo ofrecer ni un atisbo de su mejor boxeo, cayendo múltiples veces a la lona, con cuenta o sin, antes de abandonar en el décimo round. De ese modo se puso fin a una trayectoria que en su mejor momento le había visto fluir por el ring entre plásticas entradas y salidas y esquivas con las manos bajas que le permitieron coronarse campeón mundial y batir a nombres como Kelly Pavlik, Paul Williams o Serhiy Dzinziruk, entre otros.

Con todo, esta historia, que parecía ya terminada y zanjada, habiendo dejado capítulos interesantes, resulta que todavía tiene un epílogo que escribir o quién sabe si unos episodios finales más, puesto que Martínez este viernes, en el estadio El Malecón de Torrelavega, España, retornará al boxeo profesional activo encabezando una velada en la que se enfrentará, en peso pactado de 73,5 kg, a José Miguel Fandiño 15(8KO)-6(3), dos veces retador al título de campeón de España.

En un principio, como tantos otros combates, especialmente los de retorno, sólo circularon rumores más o menos fiables que, de forma lógica, no todo el mundo creyó, pero finalmente todo ello se materializó en una confirmación que creó una única pregunta para la mayoría de críticos y aficionados: por qué volver al ring cuando su mejor momento ha quedado muy atrás y resulta impensable que tenga posibilidades de vencer a la élite de la división del peso medio de nuevo.

Además, tal y como el propio Martínez ha relatado, el estado de su rodilla llegó a ser críticamente preocupante, temiéndose que no pudiese volver a caminar de nuevo de forma normal e incluso existiendo riesgo a su propia vida si no se operaba por una complicación severa inesperada. Así, después de todo ello, ¿para qué volver?, ¿para qué poner en peligro su integridad física a los 45 años después de llevar seis años sin pelear?

Ante tal cuestión han surgido respuestas de todo tipo, si bien desde su entorno se apuntó que simplemente, al verse con la capacidad para ofrecer duros sparrings a boxeadores de nivel, Martínez recobró la motivación y el deseo de ponerse a prueba en un ring. Otros no dan por buena esa explicación y piensan que el deseo de dinero o notoriedad es el que le mueve. Finalmente, pensando muchos que a diferencia de otros púgiles (que pierden el rumbo cuando se retiran) Martínez posee una promotora que parece ir por buen camino y que el motivo económico no puede ser la razón, se ha llegado a sugerir que quedarse a las puertas de entrar en el Salón de la Fama en la primera ocasión que era elegible para acceder ha podido llevarle a intentar dar un último empujón para tratar de hacer su ingreso inevitable.

Sea como sea, al margen de las motivaciones y de las causas, el hecho es que este viernes le volveremos a ver combatir, pareciendo sugerir algunos miembros de su equipo que su boxeo, como es razonable, no será ya tan dinámico como en el pasado y que su forma de combatir experimentará una modificación significativa en otra dirección. Dejando de lado lo que esta podría implicar y las especulaciones que se puedan hacer, Martínez partirá como favorito ante Fandiño con una diferencia importante, si bien los 17 euros por euro apostado que se llegaban a pagar por la victoria de Fandiño se han reducido de forma importante hasta los 8 euros, amplio margen pero que todavía podría estrecharse en los próximos días.

Y es que, aunque Martínez es un mejor boxeador y Fandiño ha sufrido derrotas antes del límite en sus mayores combates (contra el plata olímpico Esquiva Falcao y contra los excampeones de la Unión Europea Anderson Prestot y Ronny Landaeta), la incógnita de cómo se encuentra realmente “Maravilla” es demasiado grande como para no dejar un hueco a la duda. Además, Fandiño, pese a sus limitaciones técnicas, es un boxeador con más pegada de la que su récord sugiere y que llega de un espectacular triunfo en dos asaltos con una mano aislada sobre Sergio Fernández, quedándole la opción del pegador, especialmente si Martínez no tuviese movilidad.

Con todo, dando por hecho que no volvería a subirse a un ring si no fuese capaz de rendir a un cierto nivel, y siendo posible que pueda compensar un menor dinamismo con más frecuencia de golpes, es de esperar que un Martínez con gran capacidad para combinar manos, con tanta rapidez como para seguir siendo veloz incluso si ha perdido buena parte de ella y que tiene un abanico enorme de recursos técnicos y tácticos pueda superar a un Fandiño que ha sido contragolpeado claramente en el pasado por sus rivales más experimentados y que si pierde la posesión de la iniciativa resulta mucho menos eficaz que si avanza al ataque.

De todos modos, incluso si Martínez gana y no da una mala imagen, seguirán existiendo dudas sobre cómo se trasladaría su nueva versión ante boxeadores de mayor calibre y si tiene sentido dar ambiciosos pasos adelante, quedando en sus seguidores el dilema de si prefieren el riesgo de poder ver una vuelta parcialmente exitosa de su ídolo o si prefieren quedarse con el recuerdo de las buenas y malas noches cuando estaba en lo más alto.

Respaldo del Martínez-Fandiño
El hilo conductor de los enfrentamientos de respaldo del evento será la aparición de nombres destacados del ámbito español, si bien en rodajes de preparación antes de mayores pugnas en los próximos meses. Entre todos los púgiles destaca el invicto campeón de Europa del peso superwélter, 2º WBC, Sergio García 31(13KO)-0, ídolo local (es de Torrelavega) que se medirá a diez rounds en un margen dentro del peso medio al nicaragüense Pablo Mendoza 9(9KO)-4(3) que, pese a sus derrotas, logró dar la sorpresa en su momento ante el futuro retador al título de España Eusebio Arias.

Por otro lado, a ocho asaltos en el peso pluma combatirá el excampeón mundial Kiko Martínez 40(28KO)-9(4)-2, que se medirá al mexicano Noé Martínez 23(10KO)-10(4)-2, inactivo desde 2017, cuando cayó ante Ryan García, y que, pese a la buena actuación que tuvo ante Evgeny Smirnov hace media década, no debería ser un gran obstáculo para “La Sensación”. También a ocho asaltos pugnará, en su caso en el peso ligero Jon Fernández 21(18KO)-1, que se enfrentará al exretador al título de España superligero Rubén Rodríguez 8(4KO)-5(3)-1, quien viene de caer derrotado contra Alejandro Moya y que, de ese modo, permitirá trazar comparaciones directas entre ambos púgiles.

Finalmente, el evento se completará con tres pugnas más: el exaspirante mundial del peso mosca Ángel Moreno 20(6KO)-4-2 peleará en el peso gallo ante el nicaragüense Ricardo Martínez 7(5KO)-2; el prospecto noruego-filipino Bernard Angelo Torres 11(5KO)-0 afrontará un buen paso adelante pugnando contra el encajador Alexander Cazares 16(7KO)-11, último rival de Kiko Martínez; y el peso superpluma Adrián Martínez 4(0KO)-1 peleará contra el angoleño-portugés Pedro Manuel Gomes 7(1KO)-1.

Este evento será emitido en España y en gran parte del mundo a través de un pago por visión (10$) de Fite desde las 21:30 del viernes en hora local, mientras que una parte del cartel será televisada en Argentina por TNT Sports y en el resto de América Latina por el Canal Space, estando la hora definitiva de inicio de emisión de estas televisiones por confirmar.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios