El ruso Ismail Iliev derrotó en entretenido combate al británico Asinia Byfield

Daniel Pi
@BastionBoxeo

DiaMond, Minsk, Bielorrusia. Peso superwélter (peso pactado un kilogramo por encima del techo de esta categoría).

Aunque una victoria ante Sergey Rabchenko le situó con buenas perspectivas, competidas derrotas a los puntos ante el malogrado Patrick Day y el invicto top 10 Magomed Kurbanov frenaron el avance del ruso Ismail Iliev 13(3KO)-2-1, que necesitaba una victoria para recobrar la moral y situarse de nuevo en el buen camino. Para ello se le organizó un combate exigente ante el exretador al título británico Asinia Byfield 14(6KO)-3, que llegaba de una derrota a los puntos ante Ted Cheeseman y que, por lo tanto, también deseaba volver a la senda del triunfo.

Así, como parte de la serie de eventos Kold Wars emitidos por la cadena rusa Match Tv, ambos se enfrentaron anoche, ofreciendo un buen combate, en el que destacó un extraordinario séptimo asalto, que terminó con victoria de Iliev por decisión unánime y puntuaciones de 98-92 y doble 99-92.

En el arranque Iliev optó por un planteamiento bastante agresivo, presionando con firmeza y lanzando combinaciones de rectos de poco recorrido a un Byfield que tardó unos minutos en adaptarse a este despliegue y lanzar contraofensivas para alejarse de las cuerdas y tratar de pugnar con su rival por el centro del ring. Con todo, Iliev en líneas generales fue quien se llevó la mejor parte, puesto que con entradas y salidas, buen uso de los movimientos de cintura y tenacidad al ataque con combinaciones, además de un sólido trabajo al cuerpo, superó claramente el trabajo de un Byfield que, de todas maneras, encontró algunos buenos contragolpes y respondía bien en los cruces.

Estando así la situación se alcanzó un séptimo round que perfectamente podría ser el mejor de esta semana: una fugaz derecha recta de Byfield dobló las piernas de Iliev, que afectado tuvo que soportar como pudo las agresivas andanadas de su oponente hasta que éste se cansó y el ruso pudo responder de tal modo que dejó tocado al visitante, que tuvo que caminar el ring para intentar eludir el peligro. Este podría haber sido un punto de inflexión en el enfrentamiento, pero la buena respuesta de Iliev cuando las cosas se pusieron difíciles (habilidad que quizás ha adquirido al haber padecido knockdowns tempranos en sus combates contra Rabchenko y Kurbanov) evitó un cambio de tornas, siguiendo imponiéndose en la pelea en los últimos rounds, que de nuevo tuvieron bastante intensidad.

Sin que la actividad mundial termine de alcanzar un alto rendimiento, es muy de agradecer que en un evento relativamente pequeño a mitad de semana se pueda ver un choque de esta calidad. El éxito de la pugna se debe al matchmaker y a quienes conducen la carrera del ruso, que tomaron el riesgo acertado de hacer que un púgil con dos derrotas en sus tres últimos combates se midiese a todo un exretador al cetro británico. Por otro lado, aunque Byfield recibe su segunda derrota consecutiva, la pugna habrá servido bien para expandir su experiencia y quién sabe si le permitirá encarar con más posibilidades importantes choques para él en el circuito británico. En cuanto a Iliev, éste regresó a la senda del triunfo con una buena actuación en la que, con ritmo y buena elección de combinaciones, superó a un duro rival y se encaminará de nuevo hacia choques de relevancia en el ámbito internacional.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios