Carlos Castro venció en cuatro asaltos al exretador mundial César Juárez

Daniel Pi
@BastionBoxeo

MGM Grand, Las Vegas, Estados Unidos. Peso supergallo.

Algunos pueden pensar que el 3º WBC del peso supergallo Carlos Castro 26(11KO)-0 está en un excelente momento en el que se combinan plenitud física y cierta experiencia con destreza técnica y habilidad natural. Otros podrían afirmar que no queda casi nada ya del César Juárez 25(19KO)-9(3) que vimos en el pasado hostigar brutalmente a sus rivales aguantando todos su golpes. Pero lo cierto es que ambas versiones son acertadas y que entrando en un ring un púgil en gran momento y uno que está sufriendo una manifiesta pérdida de rendimiento, el resultado fue que el invicto Castro se deshizo de su oponente en sólo cuatro rounds.

“Corazón” Juárez arrancó, como tantas veces en el pasado, avanzando sobre su rival intentando encerrarlo y castigarlo con sus curvos, pero Castro encontró la manera de dar un paso lateral y salir del encierro o de contragolpear con mucha velocidad y potencia. Esto tuvo cierto efecto disuasivo en Juárez que midió un tanto sus ofensivas durante algunos momentos, si bien, con Castro estando dispuesto siempre a cruzar golpes y con su contrincante no sabiendo buscar otro planteamiento, volvieron a enzarzarse salteadamente.

Tanto en los intercambios de golpes como cuando Castro se podía anticipar a las entradas de Juárez, el resultado era favorable para el primero, que impactó contra su rival buenas derechas y uppercuts al contragolpe y que descargó fortísimos ganchos arriba y abajo y crochés en los cruces en media-corta, todo ello realizando también algunas buenas esquivas. Por el efecto de los citados puños y, en especial por un hook de izquierda al hígado y un fuerte uppercut diestro, Juárez pareció quedar dañado en el tercer round, aunque por su valentía siguió buscando el cruce de golpes tanto en este asalto como en el posterior, en el que volvió a ser estremecido. Por ello, acertadamente, en el descanso entre el cuarto y el quinto asalto su esquina decidió que no debía seguir en el combate.

La pelea evidenció una vez más que la edad sólo es un número y que aunque entre los dos oponentes sólo hay dos años de diferencia, el continuo batallar del agresivo y descuidado en defensa Juárez ante púgiles de la cumbre se ha cobrado ya un precio decisivo en su rendimiento. Quizás pueda encontrar una manera de reconducir su carrera como otros boxeadores muy combativos han hecho en el pasado cuando se encontraron con un muro, pero parece que su encaje ya no es ni mucho menos la roca que fue. Por su parte, aunque su adversario no estuviese en su mejor momento, Castro se hace probablemente con la victoria de más relieve de su carrera, con la que, demostrando cualidades, certifica que está listo para que le lleguen enfrentamientos ante top 15 supergallo en lucha por el mundial o incluso un duelo eliminatorio.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios