Previa: Tras el dopaje de Miller, el peso pesado Forrest se mide al exretador mundial Takam

Daniel Pi
@BastionBoxeo

El peso pesado estadounidense Jerry Forrest 26(20KO)-3(1) lo ha repetido tantas veces como le ha sido posible: quiere que Jarrell Miller sea suspendido de por vida y se le prohíba volver a boxear. Este enfado, razonable si llegase de cualquier boxeador, aficionado o experto, es completamente lógico teniendo en cuenta que Forrest iba a ser el rival al que se iba a medir Miller este jueves antes de que «Big Baby» diese su tercer positivo en control antidopaje.

Consciente del peligro al que se hubiese expuesto, Forrest fue muy claro:

“Espero que le pongan una suspensión de por vida. Míralo de esta manera, si mata a cualquiera en el ring, y es por las sustancias dopantes, es asesinato. Es hacer trampas al máximo. Esto no es como con Lance Armstrong […], estamos dándole puñetazos a la gente en la cabeza. Esto no es un escándalo, es la vida real, es intento de asesinato. Puedes matar a alguien con un golpe en la cabeza. Si estás dopado y le das a alguien un golpe en la cabeza, eso es intento de asesinato. Estás usando una sustancia ilegal en un deporte de combate. Para mí es inaceptable. Alguien tiene que ser el ejemplo. Digo esto porque si haces que parezca aceptable, alguien más lo intentará. Siento que ahora es el momento de sancionarlo y decir -No lo aceptamos, no lo toleraremos, los boxeadores pueden perder su vida, los boxeadores pueden ser heridos terriblemente y esto simplemente no puede ser aceptado-”.

Sin perder de vista lo sucedido, pero necesitando mirar hacia adelante, Forrest encara este jueves, en el combate estelar de una velada de Top Rank en el MGM Grand de Las Vegas (Estados Unidos), un muy complicado reto ante el púgil de origen camerunés Carlos Takam 38(25KO)-5(3)-1, rival de sustitución de Miller que es, por su extensa experiencia de calidad y cualidades, el oponente más difícil que Forrest ha tenido frente a sí en toda su carrera.

Y es que Takam cuenta en su récord con los nombres, entre otros, de dos monarcas mundiales como Anthony Joshua y Joseph Parker, además de contendientes destacados durante años en el peso máximo como los exretadores mundiales Alexander Povetkin y Dereck Chisora. Es cierto que en cada una de estas peleas, Takam salió derrotado, en tres antes del límite, pero en todas ellas ofreció actuaciones meritorias, conectó numerosos golpes de poder y superó las expectativas, por ejemplo, perdiendo como visitante por estrecho margen ante Parker o dejando trepidantes guerras de intercambios ante Povetkin y Chisora.

Forrest es plenamente consciente de ello y considera que, más allá de la ventaja ilícita de Miller con las sustancias dopantes, Takam es un boxeador que, si bien tiene menos renombre, posiblemente podría resultar bastante más difícil.

De hecho, en el momento de escribir estas líneas, Takam es favorito en las apuestas. Es justo señalar que lo es por estrechísimo margen, pero siendo el visitante esto resulta significativo, aunque no sorprendente, puesto que Forrest sólo cuenta con una actuación verdaderamente destacada ante los grandes focos: cuando bajo las cámaras de Showtime perdió una muy polémica decisión dividida ante el prospecto Jermain Franklin, tropiezo que realmente le dio más relieve que sus anteriores triunfos. No obstante, sus derrotas pasadas ante Gerald Washington y Michael Hunter (al inicio de la carrera de ambos y cuando él mismo era un novato) para muchos dibujan incógnitas sobre el potencial de éxito que tiene en el top 15.

Asimismo, en cuanto a su desempeño en el cuadrilátero, aunque maneja bien el jab en larga, posee un buen alcance respecto a su altura y tiene una respetable potencia de golpeo, hasta ahora Forrest no siempre se ha desenvuelto bien en corta, terreno que es la especialidad de Takam que, siendo más bajo que los gigantes de la división máxima, ha aprendido a desenvolverse bien con sus curvos con limitados espacios, ya sea manteniendo el centro del ring o realizando entradas desde lejos.

Así, el choque resulta muy interesante, porque un Franklin que se abre bastante pero que cruza con explosividad sus manos se medirá a un Takam que mueve mejor la cintura y que, cuando reduce los espacios, es verdaderamente capaz, por lo que este podría resultar un muy buen encuentro para poner a prueba con profundidad la evolución del local y llevar al vencedor a una importante pelea en el futuro próximo.

Desde las 20:00 pm ET/17:00 pm PT, las 2:00 am de la madrugada del jueves al viernes en hora española, ESPN emitirá el cartel encabezado por el Forrest-Takam.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios