Imagen tras el pesaje para el combate Jason Cunningham vs. Zolani Tete

La frase de la semana: Jason Cunningham necesita respuestas tras el positivo de Zolani Tete

Read in English

Aunque a todo el mundo le puede parecer ofensivo que el sudafricano Zolani Tete diese positivo en control antidopaje en torno a su combate contra Jason Cunningham, nadie pudo sentirse peor al conocer este hecho que el propio púgil británico. Y es que Cunningham, además de perder la posición que tanto le había costado ganar, tuvo que ser hospitalizado tras el combate a consecuencia del brutal knockout padecido ante el tramposo Tete.

Así, Cunningham ofreció las siguientes declaraciones para Steve Jones, que sin duda merecen muchísima más atención de la que se les está prestando, algo que dice mucho de cómo funciona la industria boxística:

“Nunca había sido noqueado quedando inconsciente en mi vida. ¿Y si hubiese sido peor? Han habido muertes antes, ¿y si hubiese muerto? Tenía un bebé de cuatro semanas de edad. Necesito respuestas. Me merezco respuestas. ¿Quién lo sabía?, ¿Desde cuándo lo sabían? No es una situación como la de Conor Benn y Eubank, en la que se paró antes de que alguien se hiciera daño, yo me subí al ring y me hice daño. Tenía cinturones que no puedo recuperar. Mi ranking mundial, lo perdí, pero eso puedo recuperarlo. Aunque de todos modos es un trabajo de reconstrucción. Tengo días buenos y días malos. Ayer tuve un día realmente malo y me quedé sentado en casa”.

También merecen atención las frases que ofreció Stefy Bull, entrenador de Cunningham:

“Fue un knockout devastador, ¿cuál será su resistencia a los puños ahora? No sabemos nada hasta que volvamos. La derrota le puso en un lugar oscuro, estaba en lo más alto, clasificado mundialmente y como el número 1 del peso supergallo en Europa. Es una locura, estaba en una posición de ensueño”.


Imagen tras el pesaje para el combate Jason Cunningham vs. Zolani Tete

Quote of the week: Jason Cunningham needs answers after Zolani Tete’s positive

Although every person can feel offended by South African Zolani Tete’s positive doping test around his fight against Jason Cunningham, no one felt worse than the British fighter himself. Cunningham, in addition to losing the position that had cost him so much to reach, had to be hospitalized after the fight as a result of the brutal knockout suffered against the cheater Tete.

Cunningham offered the following statements for Steve Jones, which undoubtedly deserve a lot more attention than they are getting, something that says a lot about how the boxing industry works:

“I had never been knocked unconscious in my life. What if it had been worse? Fatalities have happened before, what if I died? I have got a four-week-old baby. I need answers, I deserve answers. Who knew? How long have they known? It’s not like a Conor Benn and Eubank situation where it was stopped before anyone got hurt. I got in the ring and got hurt. I have got titles I can’t get back. My world rankings, I lost them, but I should get those back. But it’s still a rebuild. I have good days and bad days. Yesterday I had a really bad day and just sat at home.”

The quotes offered by Stefy Bull, Cunningham’s trainer, also deserve attention:

“That was a devastating knockout, what’s his punch resistance going to be like? We don’t know anything until we go again. The loss put him into a dark place, he was flying high, world-rated and the number-one super-bantamweight in Europe. It’s madness, he was in a dream position.»

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios