Cartel promocional del evento Joseph Parker vs. Dereck Chisora II

Previa: Parker vs. Chisora II, Góngora-Richards, Barrett-Tarimo y Cullen-Lele Sadjo en la última velada del año de Matchroom Boxing

Daniel Pi
@BastionBoxeo

La temporada boxística 2021 está a punto de bajar su telón, produciéndose este sábado la última velada del año de la compañía Matchroom Boxing antes del parón vacacional. De hecho, para muchos este cartel desde el Arena de Manchester, Reino Unido, y emitido por DAZN será el último gran evento del año, dado que, si bien habrán otros a los que valdrá la pena prestar atención, ninguno de ellos contará ya con tan buen nivel medio en su cartelera principal.

Parker vs. Chisora, revancha del peso pesado
El primer enfrentamiento entre el excampeón mundial del peso pesado neozelandés Joseph Parker 29(21KO)-2 y el exretador mundial británico Dereck “War” Chisora 32(23KO)-11(3) dejó opiniones para todos los gustos. Algunos señalaron que fue un atroz robo a Chisora, otros afirmaron no entender la polémica habiendo vencido claramente Parker, mientras que muchos consideraron que para uno u otro lado por mínima diferencia el asunto no quedó debidamente zanjado. Es por esto que Matchroom ha pactado esta revancha en la que, más allá de dejar las cosas claras y cerrar la competencia, se buscará también delimitar de forma nítida si Parker puede mantener sus aspiraciones presentes.

Y es que, más allá de si mereció el triunfo ante Chisora o de si la WBO le terminaría dando una oportunidad obligatoria al cetro mundial, el hecho es que Parker necesita demostrar que merece el acceso al campeonato después de nada convincentes actuaciones ante el citado púgil y Junior Fa. Respecto a esto, no se puede subrayar suficiente que Parker está mostrando una frecuencia de golpeo y, especialmente de puños significativos, extremadamente pobre, que contrasta con una creciente cifra de clinches, algo que de ningún modo le puede servir en la cúspide de la división para lograr una victoria trascendental.

Por ello, lo que está en juego para Parker, además de mantener su posición en las listas (2º WBO y 4º WBC e IBF), es tratar de evidenciar que tendría posibilidades ante nombres como Usyk o Joyce, algo que ahora mismo resulta muy dudable. Para tratar de poner de manifiesto el cambio de actitud combativo que necesita, Parker se verá las caras de nuevo con un Chisora que está siendo la prueba de fuego por excelencia en los últimos años, combinándose en él la experiencia (y hasta cierto punto los resultados) de una piedra de toque con las cualidades de un duro top 15 venido a menos.

En principio los parámetros de la revancha deberían ser similares a los del primer enfrentamiento y a la mayoría de choques de “War”, o sea un arranque intenso de Chisora en el que crea situaciones de peligro con su presión, su fuerza y sus demoledores golpes de poder. Con todo, si se consigue pasar estos primeros momentos críticos, el británico casi siempre se suele desfondar y depende de su tesón para arrastrar su musculatura y su peso persiguiendo a rivales que tienen la oportunidad de dar la vuelta a las cartulinas o a la situación.

Dejando de lado el cuestionable knockdown del primer asalto en el precedente choque (el golpe que derribó a Parker pudo ser ilegal), la cuestión será por lo tanto si el exmonarca puede abrir mejor el ring al inicio y contragolpear con más contundencia, o al menos eludir eficazmente el peligro, y si una vez que Chisora pierda ritmo podrá ser definitivo en su remontada (como mínimo en las tarjetas). Es decir, Parker debe desplegar mucho mejor de lo que lo hizo en el primer duelo su juego de piernas y su aprovechamiento de la altura y no contentarse con escogidos puntuales rectos con los que ir arañando asaltos, ya que, le valga ante Chisora o no en el duelo de desquite, no le valdrá ante los aspirantes de la cumbre.

Richards, Barrett y Cullen en cruciales combates
En el respaldo llegará el momento de la verdad para tres boxeadores británicos de la promotora, que afrontarán retos muy exigentes ante duros y buenos contrincantes que suponen barreras evidentes que tendrán que sortear si quieren alcanzar sus ambiciosas metas. Uno de los púgiles será el peso supermedio, excampeón de Europa y 11º WBO, Lerrone Richards 15(3KO)-0, que afrontará la mayor pelea de su carrera ante el invicto ecuatoriano Carlos Góngora 20(15KO)-0, 11º WBC e IBF.

Como está muy presente en el recuerdo la remontada que dio Góngora ante el destacado prospecto kazajo Ali Akhmedov, al que batió por KOT en el último round, y hay muchos aficionados que detestan el boxeo de Richards por considerarlo extremadamente conservador, parte como favorito en las apuestas el visitante. Con todo, esto es algo sorprendente y cuestionable, ya que, si bien Góngora es un púgil muy potente y capaz, Richards tiene un boxeo muy efectivo, haciéndose realmente difícil de golpear si no es encerrado en las cuerdas, algo que no permite a menudo gracias a su fluido juego de piernas.

Por lo tanto, si Richards no cambia su estrategia erróneamente para este combate o si no es sorprendido en un cruce puntual, parece que posee una superioridad en velocidad, reflejos, atletismo y agilidad y una capacidad táctica que, incluso si aburre a la gente hasta la desesperación, debería poder usar para, con rectos y reposicionamientos entre acciones elusivas, desplegar un boxeo carente de riesgos en el que evitar las manos más contundentes de su contrincante, ir llegando con puños de francotirador a la contra y lograr decantar más rounds que su adversario.

Otro boxeador británico en una posición a todo o nada es Zelfa “Brown Flash” Barrett 26(16KO)-1, que disputará una eliminatoria IBF del peso superpluma ante el competente tanzano Bruno Tarimo 26(5KO)-2-2. Respecto al visitante, hay que aclarar que no es un boxeador que ha hecho toda su carrera en el circuito africano ante rivales modestísimos, sino que durante los últimos tres años ha realizado sus enfrentamientos mayoritariamente en Australia, sufriendo sólo una única derrota y sumado algunos buenos resultados.

No obstante, nuevamente las cuotas de apuesta son un poco extrañas (casi no hay diferencia entre uno y otro), ya que, si bien muchos no pueden olvidar la controversia del Barrett vs. Kiko Martínez, esta actuación del británico, incluso si no convenció, se ha revalorizado tras la proclamación mundialista del español. Por otro lado, aunque Tarimo tiene un estilo de pelea con similitudes al de Martínez en cuanto a su búsqueda de la presión y de los golpes de poder curvos, ni por asomo tiene la pegada de este monarca, habiendo logrado sus únicos triunfos antes del límite ante adversarios sencillísimos.

Por ello, pareciendo Barrett evolucionado en su duelo ante Viorel Simion habiendo aprendido la lección ante Kiko Martínez, da la sensación de que si usa su variedad de trayectorias al contragolpe y su ventaja en explosividad y técnica y está atento para no mantenerse en corta, tendría que poder explotar las grandes brechas defensivas de Tarimo para su beneficio de forma decisiva.

Finalmente, además de algún encuentro que se pueda añadir a la cartelera principal, en el evento destaca el campeonato de Europa por el vacante cinturón del peso supermedio entre el local, “Little Lever’s Meat Cleaver” Jack Cullen 20(9KO)-2(2)-1 y el invicto francés Kevin “The Phenomen” Lele Sadjo 16(14KO)-0, que entra como sustituto con unos pocos días de antelación.

El hecho de que acceda al duelo como remplazo puede ser preocupante, siendo cierto que Cullen es un púgil sólido que aguantó ocho asaltos contra el enrachado pegador Felix Cash, que pelea como local y que llega de vencer al prospecto Docherty y al exretador mundial Avni Yildirim. Sin embargo, nuevamente, aunque las cuotas a su favor pueden llegar a ser remotamente justificables, parece demasiada amplia su ventaja en estos momentos, ya que Kevin Lele Sadjo es un púgil muchísimo más potente y fuerte que él y que previsiblemente le someterá a una amenazante presión con contundentes golpes de poder.

Quizás Cullen pueda aprovechar el frontal avance de su oponente y su tosquedad, o las hipotéticas dudas que pueda padecer en la mayor noche de su carrera, para usar sus 18 cm de ventaja en altura con golpes disuasorios y contragolpes. Con todo, si termina peleando cuerpo a cuerpo con Lele Sadjo, a nadie le tendría que sorprender si el pegador visitante acaba saliendo con el brazo en alto y seguidamente ficha por Matchroom Boxing.

El sábado, desde las 18:00 en hora local, las 19:00 en España y las 13:00 ET/10:00 PT, DAZN ofrecerá esta cartelera.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios