Erika Cruz

Erika Cruz retuvo su cinturón pluma ante Melissa Esquivel. Victorias de Fierro, Silva, Gollaz y Goméz en velada de Matchroom Boxing

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Centro Internacional de Convenciones, Puerto Vallarta, México. Campeonato mundial femenino WBA del peso pluma. Primera puesta en juego de la titular Cruz.

El enfrentamiento estelar de la velada mexicana de Matchroom Boxing de la pasada noche dejó la primera defensa exitosa de su reinado por parte de la monarca mundial WBA del peso pluma Erika “Dinamita” Cruz 14(3KO)-1, que nuevamente usó su tesón, su fuerza y su determinación como principales armas para vencer a la voluntariosa retadora Melissa Esquivel 12(4KO)-2-1. El triunfo de Cruz llegó de forma dividida con una razonable tarjeta de 97-93 y un excesivo 98-92 contestados por un 97-93 demasiado generoso con Esquivel.

Una de las claves para Esquivel era que se mantuviese atenta para retroceder tras sus ataques con rectos, algo que puso en práctica en los primeros asaltos. Quizás su definición de golpeo no fue excesivamente buena, pero su constancia fue suficiente como para igualar o superar las ofensivas desde lejos de Cruz, que estuvo entonces bastante imprecisa. Las tácticas de ambas conllevaron repentinas reducciones de las distancias que desembocaron a menudo en clinches, por lo que el ritmo de la pelea se entrecortó.

Para el cuarto asalto la monarca logró mejores éxitos tanto usando sus heterodoxos curvos en larga como trabajando en corta brevemente con agresividad con sus hooks. Esta última forma de combatir era la que más le convenía, cosa que quedó clara en un quinto round en el que presionó con constancia con sus series de curvos cuerpo a cuerpo y contuvo a su oponente. De todos modos, Esquivel no se arrugó y, aunque no se estuviese llevando la mejor parte, ofreció batalla en corta aguerridamente.

El duelo siguió desarrollándose disputado, pero parecía que Cruz estaba poniéndose por delante cada vez más con su despliegue ofensivo con reducidos espacios, necesitando la retadora crear distancia si quería recuperar sus éxitos del comienzo. Esto lo intentó en el noveno round anticipándose con sus rectos en el centro del ring y recurriendo a los agarres en corta para no dejar progresar a Cruz, pero en el décimo episodio el último esfuerzo de la campeona le valió para superar nuevamente a su adversaria.

Siendo este su primer duelo ante una rival de la cumbre de la división, no resultó inesperado que Esquivel se quedase corta, no logrando ajustar a tiempo ni de forma lo suficientemente sólida, si bien su actuación no dejó de ser meritoria, especialmente al capturar más asaltos ante Cruz que púgiles como Jelena Mrdjenovich o Vissia Trovato. Por su parte, la campeona demostró nuevamente virtudes que le hacen una púgil muy complicada para la mayoría de aspirantes de la categoría. Con todo, Cruz no está apuntando a las retadoras sino que está en la conversación para alcanzar un duelo de unificación contra Amanda Serrano, por lo que es necesario preguntarse si tiene lo suficiente para batir a esa top 10 libra por libra.

En este sentido, la limitada rapidez de desplazamientos, la tosquedad y la simpleza de sus ofensivas y los intervalos en los que cede la iniciativa voluntariamente son brechas que una Serrano tremendamente explosiva, con excelente ejecución técnica y que llega de superar ampliamente a la dura mexicana Yamileth Mercado podría perfectamente utilizar a su favor.

Resultados del respaldo
Acompañando al Cruz-Esquivel se produjeron cuatro enfrentamientos, de los cuales tres de ellos terminaron antes del límite y dos fueron olvidables en el mejor de los casos.

En el semifondo el peso ligero Ángel “Tashiro” Fierro 19(15KO)-1-1 tuvo un exitoso debut promocional con Matchroom Boxing venciendo en el cuarto asalto a Cristian “El Gato Gordo” Bielma 18(7KO)-4(1)-1, quien padeció la primera derrota antes del límite de su carrera. Antes de la detención Bielma sacó algunas buenas combinaciones de curvos en valientes entradas, pero Fierro fue yendo a más y en el cuarto round impactó un croché diestro en un cruce que dejó tocado a Bielma, que estremecido y tambaleante se dio la vuelta mientras el árbitro saltaba para detener el combate.

Esta pelea fue precedida por la que sostuvieron en el peso supermedio Raúl Salomón 8(8KO)-1 y Aarón Silva 8(6KO)-0, siendo este combate entre pegadores el único del respaldo que curiosamente terminó por decisión. En el veredicto de los jueces fue Silva el que logró la merecida victoria unánime (77-75, 78-73 y 77-74), puesto que, en un duelo disputado y con muchos momentos en la distancia media y en el centro del ring, supo usar de manera decisiva sus reposicionamientos y sus combinaciones y tuvo un mejor reparto del trabajo en el round.

Finalmente, la cartelera se inició con dos simulacros de combate en los que los favoritos Gabriel Gollaz 25(15KO)-2(1)-1, peso superligero y Christian Gómez 22(20KO)-2(1)-1, peso wélter, lograron rápidas victorias ante modestos contrincantes con múltiples derrotas por knockout y avisados unas horas antes del pesaje. En el caso de Gollaz, una derecha recta y unos posteriores hooks y uppercuts le valieron para terminar en el primer asalto con Juan Jiménez 30(20KO)-21(18)-3, mientras que Gómez estuvo limitadamente activo y recibió alguna corta ofensiva antes de que en el tercer round conectase un cruzado diestro al hombro de su oponente, un Javier Franco 35(16KO)-22(12)-6 que entonces alegó una lesión en el brazo y decidió no continuar.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios