Previa: Un año después de destronar a Chayaphon Moonsri, Panya Pradabsri expone por primera vez su mundial mínimo este martes

Daniel Pi
@BastionBoxeo

El timing fue perfecto para que Panya Pradabsri 36(23KO)-1 truncase el famoso récord invicto de Chayaphon Moonsri y le destronase como monarca mundial en noviembre de 2020, si bien la fortuna que tuvo para acceder al campeonato en el momento ideal no la encontró inmediatamente después para reinar. Y es que Pradabsri se topó de frente con una situación muy complicada en la escena boxística de su país, Tailandia, dado que el gobierno prohibió todos los eventos públicos y ha mantenido sus restricciones a la organización de veladas hasta hace muy poco. Esto ha conllevado que el nuevo campeón haya estado parado durante ocho meses (disputó un sencillo rodaje en marzo) y que todavía no haya podido hacer ni una sola defensa de su cinturón mundial.

Esto cambiará el martes, cuando Pradabsri encabezará un evento organizado al aire libre en la ciudad de Nakhon Sawan, Tailandia, en el que pondrá en juego su título WBC del peso mínimo ante su compatriota Danai Ngiabphukhiaw 9(5KO)-2(1). Como en el caso del otro monarca mundial tailandés de la actualidad, el también peso mínimo Thammanoon Niyomtrong, a Pradabsri se le ha buscado para su retorno un oponente acorde a las circunstancias, o sea un boxeador local para no tener problemas con el acceso al país y que no tenga un nivel de dificultad insalvable para evitar que el monarca se pueda ver sorprendido por la falta de rodaje.

De todos modos, si bien Siridech Deebook, el rival de Niyomtrong, tenía cierta experiencia, en el caso de Pradabsri su retador es poco más que un novato. Se debe destacar que Ngiabphukhiaw tiene sólo 21 años y que debutó en 2019, sufriendo un par de tropiezos antes de lograr una racha de siete victorias ante rivales modestísimos que le hizo aparecer en el ranking WBC (19º) de forma injustificable.

Aunque se pueda pensar que si Moonsri hubiese estado en su mejor momento Pradabsri no le habría destronado, el hecho es que tanto en su proclamación como en varios combates previos el ahora campeón ha demostrado importantes cualidades como solidez, contundencia y agresividad. De ese modo, llegando con un triunfo sobre el considerado por muchos número 1 de la división, contando con 37 peleas o 212 rounds combatidos y midiéndose a un púgil con 42 asaltos disputados y sin una pelea ante un rival de ni siquiera nivel medio, parece inviable otra cosa que no sea una derrota de Ngiabphukhiaw obviando un puño aislado milagroso.

Y es que Ngiabphukhiaw, más allá de tener una pegada considerable pese al bajo nivel de su oposición hasta la fecha, hasta ahora se ha mostrado como un púgil con un boxeo muy rudimentario, que se expone al ataque, que usa insuficientemente el jab, que por lo tanto duda mucho en la distancia media y que no sabe boxear sin iniciativa.

Si como se espera Pradabsri toma la iniciativa, impone su agresividad y logra una clara victoria, teóricamente le aguardaría a continuación una exigente defensa obligatoria y duelo de revancha ante el propio Chayaphon Moonsri. Con todo, valorando los tiempos en los que está avanzando en estos momentos el pugilismo tailandés y los obstáculos todavía presentes (sobre todo la falta de espectadores), quizás los organizadores esperen al máximo para dar forma al choque de desquite y les pacten rodajes a ambos boxeadores aguardando que disminuyan las restricciones.

Este enfrentamiento mundialista será emitido el martes a través de Tru4u desde las 18:00 en hora local, o sea las 12:00 del mediodía en España y las 7:00 ET/4:00 PT en Estados Unidos.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios