Cartel promocional del evento Jamel Herring vs. Shakur Stevenson

Previa: Jamel Herring afronta dificilísima defensa ante Shakur Stevenson estando en juego unificación con Óscar Valdez

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Hablando objetivamente y sin rodeos, parece casi inevitable que el cinturón mundial WBO superpluma cambie de manos este sábado en el State Farm Arena de Atlanta, Estados Unidos. Esto no se debe a que el campeón sea un titular de papel carente de destreza, sino a que hará frente a un retador sumamente complicado, con grandes cualidades y que parece destinado a alcanzar en el futuro el top 10 libra por libra, siendo el monarca el estadounidense Jamel “Semper Fi” Herring 23(11KO)-2(1) y el aspirante el excampeón mundial pluma Shakur “Fearless” Stevenson 16(8KO)-0.

Dicha afirmación no debe ser malinterpretada. Que sea el resultado a esperar una victoria de Stevenson y que este apunte a la cumbre del boxeo profesional actual no significa que sea un imparable noqueador de potencia inaguantable o que sus combates sean tan espectaculares que a penas se puede soportar la emoción, todo lo contrario. Lo que realmente hace especial a Stevenson es que posee un boxeo sumamente conservador y hábil en el que su extraordinaria eficacia defensiva, su formidable control de la distancia y su elevada precisión con escasas manos escogidas le permiten bajar el ritmo hasta dormir los duelos y establecer un control total de las pugnas en choques tácticos.

Dicho de otro modo, si Stevenson alcanza en el futuro la cima del pugilismo profesional seguramente no será por golpes en la mesa a través de agresividad y brutales knockouts, sino simplemente en base al hecho de que resultará muy difícil que un boxeador le pueda derrotar por su dominio estratégico de los combates y por su anotación de más puntos que sus oponentes al desdibujarlos con su defensa y su astucia con golpes aislados.

Por lo tanto, Herring en cierto modo parece simplemente la siguiente víctima en su ascenso, siendo una muestra nítida de la confianza que se tiene en el triunfo de Stevenson las cuotas de apuestas para el enfrentamiento. En otras ocasiones hemos señalado que las veces en las que un aspirante entra como favorito son poco habituales, y cuando esto sucede normalmente el retador/favorito está situado con cuotas favorables de 1,75 por los 2,25 del campeón o, como máximo, unos 1,25 por unos 3,00 del monarca. No obstante, en esta ocasión el aspirante Stevenson es favorito de tal modo que por la victoria del campeón mundial Herring se pagan ni más ni menos que 6 euros, o sea, lo que en circunstancias normales se paga por un retador con moderadas opciones de éxito.

En cuanto a qué se puede esperar del enfrentamiento, Stevenson siempre está acechado por las críticas de quienes consideran que arriesga demasiado poco y que sus combates son aburridos, algo a lo que en diversas ocasiones el púgil ha contestado prometiendo más acción en próximas subidas al ring y que en algún momento u otro cumplirá sobre el cuadrilátero. Con todo, si damos por hecho que es probable que siga el esquema boxístico habitual, posiblemente se situará en la distancia larga y media-larga, impondrá su jab y buscará los huecos para manos con variación de altura, siempre listo para dar un paso atrás o lateral ante los ataques de Herring o para sacar contragolpes de francotirador.

En base a este planteamiento y a su velocidad, reflejos y atletismo, Stevenson supondrá un gran reto para un Herring que no es de forma natural un luchador en corta y que cuenta con un boxeo táctico inferior al de de su contrincante. Ciertamente, Herring tiene ventaja en altura (8 cm más) y alcance (10 más), es zurdo, tiene gran bagaje amateur, en su mejor noche tuvo una convincente actuación ante Masayuki Ito y además llega de un KOT sobre Carl Frampton. De todos modos, dejando de lado el hecho de que Frampton estaba en los últimos momentos de su carrera, Herring ha padecido también muchos momentos de atasco en su trayectoria y ante los dos mejores boxeadores de estilo norteamericano a los que se ha enfrentado ha tenido problemas (derrota contra Ladarius Miller y ajustada victoria ante Lamont Roach).

Por lo tanto, aunque quizás Herring pueda ofrecer una actuación hasta cierto punto más exigente que otros púgiles que se han medido al confiado “Fearless”, especialmente poseyendo más experiencia, siendo consciente de que una derrota dejaría su carrera en una mala posición y aprovechando que conoce muy bien a su rival al haber entrenado ambos juntos, hasta ahora Stevenson no ha mostrado brechas significativas y en un probable duelo de astucias y efectividad debería poder lograr una clara victoria.

El posible triunfo resultaría trascendental para el invicto, ya que, además de ser el más relevante de su carrera hasta la fecha, le permitirá a Stevenson verse situado en un duelo de unificación de coronas ante su compañero de escuadra Óscar Valdez, monarca WBC superpulma al que Bob Arum quiere que se enfrente en la primera mitad del próximo año.

Respaldo del evento
Acompañando a este mundial no se producirán choques extraordinarios, sino un par de peleas de desarrollo para novatos. Uno de ellos es el puertorriqueño de 19 años Xander Zayas 10(7KO)-0, que se enfrentará en el peso superwélter a seis asaltos al estadounidense Dan Karpency 9(4KO)-3-1, boxeador sin derrotas antes del límite y voluntarioso pero que llega de un tropiezo y que no combate desde hace 20 meses. Por otro lado, el peso medio Nico Ali Walsh 1(1KO)-0, nieto de Muhammad Ali, disputará su segundo combate profesional peleando a cuatro rounds ante James Westley II 1(0KO)-0.

Estos tres enfrentamientos serán emitidos en Estados Unidos por ESPN, ESPN Deportes, ESPN+ y otras ramas de esta cadena a partir de las 22:30 ET/19:30 PT del sábado. En otros países, como en España, se puede comprar un PPV de Fite que comenzará a las 3:00 de la madrugada del sábado al domingo.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios