Jesse Rodríguez posa tras obtener la victoria en combate ante José Alejandro Burgos

Marc Castro, Jesse Rodríguez y Brock Jarvis vencieron antes del límite en el respaldo del Mikey García vs. Sandor Martín

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Chukchansi Park, Fresno, Estados Unidos.

Los tres prospectos que combatieron en el respaldo del Mikey García vs. Sandor Martín emitido por DAZN sumaron victorias antes del límite, siendo una de ellas arrolladora, la otra muy sólida y la última bastante épica. En cuanto a la que se produjo más tarde en el cartel, el prospecto estadounidense del peso superpluma Marc Castro 4(4KO)-0 a penas tuvo que trabajar para terminar en un round con el asequible dominicano Ángel Luna 14(7KO)-8(6)-1.

Las primeras combinaciones directo-gancho de Castro ya parecieron estremecer ligeramente a Luna en los primeros sesenta segundos, siendo esto un precedente de nuevos derechazos que terminarían poniendo al no favorito en la lona a falta de un minuto para el final del asalto. Luna se alzó pero fue golpeado por rectos y hooks zurdos hasta que, tambaleante, vio como el tercer hombre detenía el choque.

Antes del mundial Soto-González tuvo lugar otro combate del peso minimosca en el que el muy prometedor estadounidense Jesse “Bam” Rodríguez 14(10KO)-0 terminó en el cuarto round con el mexicano José Alejandro “El Niño” Burgos 18(15KO)-5(4)-1.

Con afilados jabs, duros rectos de izquierda y buenos reposicionamientos tanto ofensivos como defensivos, el zurdo Rodríguez comenzó con buen pie ante un Burgos que se mantuvo con él en el centro del ring y que trató de luchar. No obstante, pese a la voluntad y a la valentía de Burgos, que contestaba con sus hooks siempre que podía, éste estaba siendo superado por la potencia y la precisión de “Bam”, que conectaba duros ganchos abajo, directos-uppercut arriba, uno-dos y otras manos contundentes combinadas con sólidos bloqueos.

Finalmente, tras ser un tanto sacudido el no favorito en el tercer round, en el cuarto Burgos fue alcanzado por curvos y rectos en media-corta hasta que un gancho zurdo le tiró a la lona, terminando el combate Rodríguez en la reanudación con un hostigamiento que acabó con su rival derrumbado por un cruzado de izquierda y un posterior directo.

Así, Rodríguez sólo hizo que afianzar su gran proyección, mostrar que en poco tiempo estará listo para disputar un mundial y que debería encarar ya retos de envergadura en el top 15.

Finalmente, abriendo la emisión de DAZN, el pegador australiano del peso ligero Brock Jarvis 20(18KO)-0 llevó a un 90% su cifra de triunfos antes del límite con un knockout en el quinto round ante el mexicano Alejandro “La Ranita” Frías 13(6KO)-5(3)-2, si bien en el combate el invicto llegó a verse más que rozando la derrota.

Dio la sensación de que Jarvis estaba algo nervioso por su debut estadounidense, mostrando cierta precipitación y descontrol en el despliegue de sus ofensivas, si bien presionó contra las cuerdas a su contrincante y le golpeó con hooks abajo y arriba que Frías sintió. Con todo, “La Ranita” resistió, contestó en la batalla en corta y con combinaciones logró dañar a Jarvis, que tocado se tambaleó hasta que las cuerdas evitaron que cayese. Pese a ello el árbitro no hizo cuenta y las acciones siguieron, padeciendo Jarvis un brutal castigo que le habría supuesto la detención y la derrota por KOT si no hubiese sido el invicto favorito.

De todos modos, Frías acabó agotado por lanzar muchos puños con todas sus fuerzas sin lograr la detención y Jarvis alcanzó, aunque en muy mal estado, el final del asalto. No obstante, en el minuto de descanso el oceánico se recuperó lo suficiente como para salir al ataque en el tercer round y lograr hostigar en las cuerdas al muy cansado mexicano. Esto le dio más alas a Jarvis, que en el cuarto episodio siguió presionando contra el ensogado y sacando duros hooks y uppercuts contra un Frías desbordado y que en el quinto asalto terminó derrotado: los hooks y uppercuts sin respuesta lanzados por el australiano llevaron al tercer hombre a detener el choque.

El promotor Eddie Hearn pareció emocionado y satisfecho con la valentía de Jarvis y su remontada, siendo de suponer que esto se traducirá en nuevas oportunidades para él. Aun así, y a pesar de tener 20 peleas y estar clasificado en las listas de dos divisiones, el boxeador de 23 años ha encarado en su trayectoria muchos combates ante púgiles modestos y, si bien tiene cualidades, necesita más desarrollo antes de ser lanzado a pugnas contra un miembro de la parte alta de la categoría del peso ligero o superpluma.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios