Previa: “Maravilla” Martínez se enfrenta al británico Brian Rose, Ángel Moreno y Juan Hinostroza pugnan en campeonato de Europa

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Después de una primera toma de contacto tras su larga inactividad y de un posterior test ante una piedra de toque con experiencia internacional, ha llegado el momento de que el excampeón mundial argentino Sergio “Maravilla” Martínez 53(30KO)-3(2)-2 dé un nuevo paso adelante. Éste le llegará el próximo sábado en la Plaza de Toros de Valdemoro, España, lugar en el que encabezará una velada enfrentándose en el peso medio al británico Brian “The Lion” Rose 32(8KO)-6(3)-1.

Las diferencias entre Jussi Koivula (anterior adversario de Martínez) y Rose radican en múltiples aspectos, todos ellos favorables al púgil nacido en Birmingham: es más alto, tiene más alcance, es ligeramente más joven, tiene un mayor número de victorias y menos derrotas, etc. De todos modos, el elemento de disparidad más importante es su estatus, así como la diferente percepción que de sí mismos tienen ambos púgiles y cómo se traduce esto sobre el ring.

Aunque Koivula es un boxeador voluntarioso que ha tenido varias actuaciones muy meritorias, Rose es un púgil que defendió tres veces el título británico superwélter, que estuvo mucho tiempo en las listas mundiales, que peleó en un campeonato mundial contra Demetrius Andrade y que fue un miembro muy frecuente de las carteleras de Matchroom Boxing.

Por lo tanto, Martínez esta vez no se mide a un contrincante que simplemente trata de hacerlo lo mejor posible pese a no haber logrado nunca una victoria destacable y pese a no haber estado en lo alto, sino que se enfrenta a un adversario que, incluso si ha tenido una percepción de sí mismo algo distorsionada, durante mucho tiempo ha tenido notables aspiraciones en el ámbito internacional y en el nacional británico. Esta diferencia entre Koivula y Rose en cuanto a cómo valoran ellos mismos sus carreras y cómo les valoran los demás, incluso aunque parezca irrelevante y simbólica, es un factor importante en la actitud de los púgiles en combate.

Así, el británico, que sabe dónde estuvo, que tiene su carrera contra la cuerdas, que no puede permitirse un nuevo tropiezo y que si venciese podría recibir una muy importante oferta posteriormente, parece un adecuado oponente para que Martínez trate de subir un escalón más en su ascenso tras su retorno.

En cualquier caso, no se puede pasar por alto que Rose en casi todas las mayores noches de su carrera ha perdido, que nunca ha sumado un triunfo ante un púgil de la élite absoluta o contra un monarca mundial, que tuvo una derrota ante un Macklin que se retiraba en ese combate (en cambio Martínez lo batió cuando el británico estaba en torno a su pico de rendimiento) y que en los últimos tiempos ha ido a menos, con tropiezos ante Arnfield y Fowler sucedidos por una victoria por la mínima en las puntuaciones ante José Manuel López Clavero.

Por ello, incluso si “Maravilla” está todavía en proceso de recuperación del ritmo combativo y de adaptación a los nuevos condicionantes para su boxeo, en teoría éste es favorito para imponerse. Esto no significa que es probable su triunfo en base a una comparativa entre los mejores rendimientos de ambos en sus mejores momentos, sino a que el Martínez actual todavía parece tener las armas necesarias para superar a Rose.

“The Lion” es un púgil con una base técnica sólida, que tiene tesón y que con su envergadura puede llegar bien con sus uno-dos y su jab si se le deja boxear a su manera. Con todo, Martínez es un púgil que, más allá de su superior talento natural, posee un uso del jab mucho más astuto, una mejor selección de los golpes, mayores recursos y una posición de zurdo contra la que Rose no ha mostrado desenvolverse demasiado bien. Por ello, y teniendo en cuenta que muchas veces Rose no opta por un boxeo altamente agresivo, sino por uno oscilante, y que se compromete poco al ataque, estando dispuesto a ceder la iniciativa ante la presión, posiblemente Martínez pueda hacer valer su velocidad de manos con el jab, sus reposicionamientos y su precisión con los rectos para vencer.

Evidentemente, en las pugnas de boxeadores que han tenido carreras muy largas (Martínez debutó en el 1997), que han padecido severas lesiones o que tienen recientes sus retornos al ring tras prolongados parones, nunca se pueden tener certezas de que no se van a topar repentinamente con el muro infranqueable, en forma de severa reducción de rendimiento, con el que todo boxeador se encuentra con el paso del tiempo más pronto o más tarde. Sin embargo, contando con que Martínez mantenga el nivel mostrado ante Koivula o que incluso puede mejorarlo algo, cosa que sería posible por estar más rodado, debería poder superar este reto y apuntar a un nuevo objetivo en esta andadura.

Un semifondo potencialmente muy entretenido
Es totalmente lógico que Sergio Martínez y Brian Rose acaparen las miradas, pero el duelo coestelar de este evento de Maravillabox Promotions no es uno que deba pasarse por alto, dado que perfectamente podría resultar muy entretenido y dejar acción e intercambios. En él se verán las caras, por la vacante corona de campeón de Europa del peso mosca, dos extitulares de la Unión Europea como Ángel Moreno 21(6KO)-4-2 y Juan Hinostroza 10(5KO)-9-1, púgiles que, pese a sus defectos, tienen muchísima tenacidad y valentía y que nunca parecen dispuestos a renunciar a los intercambios.

Además, son dos boxeadores sin derrotas antes del límite, que llegan de una inactividad superior al año, que han sufrido tropiezos a los puntos ante Charlie Edwards y que se han medido a púgiles de la élite europea mosca (entre ambos han pugnado contra Dalakian, Barnes, Harris y Legrand). Así, es un duelo repleto de sentido y con evidentes alicientes que debería dejar doce asaltos de cruces de golpes contundentes.

En este sentido, posiblemente Moreno, si lo desease, podría intentar usar su mejor juego de piernas, su dinamismo y su ventaja técnica para intentar neutralizar tácticamente, o al menos para tratar de lograr resultados importantes al contragolpe ante su combativo adversario. Pero Moreno vez tras vez ha terminado aceptado intercambios en corta, incluso exponiéndose temerariamente, y parece muy probable que lo vuelva a hacer en esta ocasión. De ese modo, Hinostroza, que logró cambiar el signo de su carrera con knockouts sobre Matos y Mirás, debería tener oportunidades para conectar sus peligrosos golpes de poder, si bien, habiendo mostrado ambos mucho encaje y resistencia, parece que la pugna se debería alargar hasta el final, permitiendo que Moreno pueda hacer valer su mayor ritmo, velocidad de manos y recursos para decantar de su lado la decisión de los jueces.

El Martínez-Rose será emitido en Argentina por TNT Sports, mientras que en España la velada será televisada por Eurosport 2 desde las 20:30 del sábado.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios