Miguel Ángel Madueño

El mexicano Miguel Ángel Madueño venció por KOT espectacular duelo ante Sonny Fredrickson

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Seminole Hard Rock Hotel and Casino, Hollywood, Estados Unidos. Peso superligero.

No cabe duda de que el imbatido mexicano Miguel Ángel “Explosivo” Madueño 25(23KO)-0 quería causar impacto en su mayor pelea hasta la fecha en Estados Unidos ante el local Sonny Fredrickson 21(14KO)-5(2), objetivo que cumplió. Y es que, aunque mostró también vulnerabilidades técnicas, ofreció una actuación llena de empuje que provocó una muy entretenida batalla en la que además terminó venciendo por KOT en el décimo asalto.

Desde el arranque Madueño salió dispuesto a buscar quebrar a su contrincante, avanzando contra él de forma rápida y decidida lanzando abiertos curvos y, una vez que había alcanzado la distancia corta, duros uppercuts y ganchos que enrojecieron el rostro del local. Como el mexicano avanzaba frontal con pasos simples y centrado en intentar cazar a su rival, Fredrickson encontraba oportunidades de contragolpe con su derecha recta o en cruzado, pero la presión era demasiado intensa como para que pudiese hacer valer su técnica en larga de forma prolongada, teniendo que conformarse en gran medida con hacer todo lo que podía en la batalla cuerpo a cuerpo.

En momentos, como en el tercer asalto, un demoledor golpe de poder llegaba contra Fredrickson y parecía posible que pudiese verse mermado de forma decisiva, pero el púgil aguantaba las acometidas rivales y contestaba con buenos uppercuts arriba y ganchos abajo, siendo tan eficaz su resistencia que para el quinto asalto Madueño había disminuido su ritmo e incluso brevemente perdió la iniciativa. De hecho, en el quinto round el visitante aprovechó un golpe ilegalmente bajo que conectó para atacar seguidamente a su contrincante con certeras manos y en el sexto episodio mostró renovada voluntad de intentar impactar sus combinaciones. Además, a ello se sumó el descuento de un punto a Madueño por aguantar la cabeza de su rival agachado y golpearle.

De todos modos, pese a que la distancia en las tarjetas se acortó, la penalización sólo hizo que dar alas a Madueño, que en el séptimo round volvió a la carga con sus andanadas de hooks y en el octavo (aunque erró al quedarse voluntariamente de forma breve de espaldas a las cuerdas y recibió un duro cruzado) descargó puños curvos con fiereza. Por ello, con el castigo acumulándose contra Fredrickson, finalmente el estadounidense dio muestras de estar afectado y mermado en el noveno episodio, en el que no respondió bajo ataque y pareció estar cerca del KOT, si bien soportó hasta el descanso. Con todo, en el último round las furiosas ofensivas de Madueño implicaron que el estadounidense fuese hostigado de nuevo hasta que un directo zurdo y otro diestro convencieron al árbitro de la necesidad de parar el encuentro.

Está claro que Madueño no es ningún prodigio defensivo y que su destreza técnica no es la mejor, pero el boxeo profesional ni mucho menos vive exclusivamente de los púgiles que evitan el castigo, más bien todo lo contrario. Lo cierto es que los boxeadores altamente combativos y con pegada que se apoyan sobre todo en sus golpes de poder son los que más aceptación tienen entre el público. Por ello, habiendo mostrado Madueño una voluntad ofensiva incuestionable, cadencia de golpeo, tesón en la guerra en corta e inamovible fijación en su búsqueda de generar daños, no cabe duda de que este exitoso combate televisado en Estados Unidos debería ser el inicio de nuevas oportunidades en las que tendrá tantas posibilidades de entretener como de verse en posiciones tácticas desfavorables ante quienes logren evitar la pelea en corta de una u otra manera.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios