Mark Anthony Hernández tras su victoria contra pronóstico ante Reséndiz

Mark Anthony Hernández dio la sorpresa ante invicto mexicano Reséndiz. Kyrone Davis se escapó con victoria por la mínima

Daniel Pi
@BastionBoxeo

The Armory, Minneapolis, Estados Unidos. Peso medio.

Que los fallos defensivos del mexicano José Armando “Toro” Reséndiz 12(8KO)-1 podían suponerle una derrota tarde o temprano era incuestionable, pero que ésta le fuese a llegar a manos del estadounidense Mark Anthony “Madman” Hernández 15(3KO)-4(1)-2 no era lo esperado. Y es que además de ser una piedra de toque en mala racha Hernández parecía tener un estilo que se prestaba a facilitarle las cosas a su rival. Con todo, el bagaje de calidad enteramente superior del local fue el factor determinante y el que le dio una victoria unánime contra pronóstico con cartulinas de 96-93 doble y un 97-92.

Al margen del resultado es justo decir que fue crucial en el encuentro un knockdown anotado a favor de Hernández en el segundo asalto por un error arbitral. Aunque Reséndiz recibió una derecha, si unos instantes después tocó la lona fue debido a que su rival le empujó hacia abajo. No obstante, la cuenta le dio un margen muy importante a Hernández, y no sólo en las puntuaciones, dado que Reséndiz sabiendo que iba por detrás precipitó sus ataques, cosa que era lo que menos le convenía al púgil apodado “El Toro”.

Así, teniendo Hernández mucho bagaje de calidad éste pudo, a base de gestión de los tiempos más que por habilidad al contragolpe, llegar con secos jabs, ganchos de mano adelantada y directos que sorprendieron a su contrincante entrando en diversas ocasiones. Dado que dichos puños fueron muy claros, fácilmente resultaron decisivos para impresionar a los jueces, si bien en líneas generales el combate estuvo muy igualado y contendido y Reséndiz mereció también anotarse episodios por su insistencia y frecuencia, logrando en muchos momentos acortar los espacios y llegar con combinaciones de hooks en corta.

Aunque el conteo de golpes de CompuBox debe ser siempre puesto en duda y usarse con mucho cuidado, algo que no es diferente en esta ocasión, éste reflejaba prácticamente un empate en golpes conectados tras el encuentro (132 a 128 a favor de Hernández).

En cualquier caso, Reséndiz perdió su invicto y necesitará realizar modificaciones en su aproximación ofensiva, que es muy frontal y previsible y que, por lo tanto, resulta fácil de leer y de responder. De todos modos, con 22 años y con muy escasa experiencia de calidad, la mejor reparación para sus errores llegará con más rounds y combates ante oponentes adecuados para su evolución. En cuanto a Hernández, éste logró una victoria que, al margen de que sea o no una de las tres mejores, debería tener grandes consecuencias para él. Esto es debido a que ha salido de una negativa racha en una entretenida pelea televisada ante un imbatido, de modo que, sumándose a ello otros resultados relevantes en el pasado (como su empate ante Rosario en 2018), todo parece indicar que PBC le va a premiar pronto con una notable oportunidad.

Kyrone Davis se libró de derrota
Pese a que el peso supermedio Kyrone “Shut It Down” Davis 16(6KO)-2-1 había tenido una campaña mediática detrás de él que había dado forma a una controversia artificial respecto a su empate ante Anthony Dirrell, el hecho es que no parecía tener demasiada proyección. Esto quedó todavía más de manifiesto con los problemas que padeció la pasada noche ante el modesto Martez McGregor 8(6KO)-5(2), al que sólo venció por mínima diferencia (doble 75-74 y 77-72) después de que a su rival se le descontasen tres puntos.

Cuando tuvo espacios y tiempo, Davis conectó buenas manos que le dieron una ventaja inicial, pero McGregor sabía que su contrincante necesita ritmos bajos y para esta pelea buscó un cambio radical en su propio boxeo. En lugar de combatir con calma en larga siempre que pudo intentó generar una pelea física, algo que fue a más con el paso de los rounds, logrando especialmente en la segunda mitad encerrar a su oponente y castigarle con buenas combinaciones de curvos. Con todo, el descuento de un punto por su segundo golpe después de lo permitido por el árbitro y el descuento de dos puntos por un codazo absolutamente deliberado y flagrante le costaron la victoria.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios