Mark Magsayo

Magsayo y Ceja intercambiaron knockdowns en dura pugna antes de brutal desenlace favorable al filipino

Daniel Pi
@BastionBoxeo

T-Mobile Arena, Las Vegas, Estados Unidos. Eliminatoria WBC del peso pluma.

El significado detrás de esta contienda estaba extremadamente claro para los matchmakers de PBC: poner a prueba la evolución ante el boxeo de presión del peso pluma filipino Mark “Magnífico” Magsayo 23(16KO)-0 tras su cuestionable victoria ante Rigoberto Hermosillo. En este sentido, el exaspirante mundial mexicano Julio “Pollito” Ceja 32(28KO)-5(4)-1 resultó un oponente perfecto, ya que llevó al límite e incluso derribó en una ocasión a Magsayo, si bien éste logró soportar las dificultades y anotarse un sobrecogedor knockout en el décimo asalto que fue un broche formidable a un muy entretenido y emocionante choque.

En los primeros instantes del combate Magsayo sacó un cruzado zurdo que llevó al tapiz a Ceja, aunque en la reanudación éste no se mostró afectado y trató de presionar, conectando algún hook pero recibiendo del filipino secos jabs y curvos de mano adelantada acompañados de pasos laterales. Quizás en el segundo asalto la acometividad del “Pollito” se intensificó, pero no fue hasta el tercer round cuando sus resultados fueron claramente relevantes, pareciendo que incluso dañó un tanto a su adversario con ganchos al hígado. En reacción a esto, Magsayo se tuvo que anticipar más en el cuarto episodio, sacando derechas rectas con velocidad y decisión, insistiendo con sus curvos zurdos y tratando de evitar más las cuerdas.

De todos modos, sus intentos de evitar el peligro no terminaron siendo exitosos, ya que en el quinto episodio Ceja arrojó un elevadísimo número de ganchos arriba y abajo, uppercuts y cruzados con los que mermó al filipino, que terminó cayendo al tapiz por un gancho zurdo a la cabeza al final del asalto. En el siguiente round Magsayó ofreció valiente respuesta, destacando un fortísimo cruzado de mano adelantada, pero el mexicano seguía presionándole y castigándole y el invicto necesitó secos directos y hooks zurdos en el séptimo episodio para conseguir frenar un tanto el ímpetu de su adversario.

Lo cierto es que alcanzado el último tercio la amenaza que suponía el avance de Ceja no era ya tan grande, e incluso Magsayo consiguió, apoyándose en un segundo aire, reposicionarse mejor y mantener algo más los espacios entre buenas series de directos y hooks aislados. Entonces en repetidas ocasiones al exaspirante le faltaba ese paso o medio paso más para estar en la distancia óptima para sus intereses, siendo ello debido al cansancio de su esfuerzo precedente, a su pérdida de frescura (en lo que se veía afectado por tantas guerras en el pasado) y a la acumulación de la moral del tagalo. Así se entró a un décimo round en el que un brutal derechazo dejó desarbolado a Ceja, que además recibió un directo descendente antes de caer totalmente inerte a la lona. El boxeador estuvo estirado durante varios minutos, pero finalmente pudo sentarse primero y más tarde ponerse en pie.

Las diferencias entre la victoria de Magsayo sobre Ceja y la obtenida por Castro ante Escandón en la misma velada saltan a la vista, siendo el filipino quien, pese al knockdown padecido, tuvo un resultado más satisfactorio. Y es que ante un oponente con mayor pegada que Escandón, con mejores victorias, que tenía más actuaciones de nivel recientes y que poseía dimensiones superiores hizo todo lo que estuvo en su mano para, con la táctica adecuada, decantar el enfrentamiento. Dicho de otro modo, es muy posible que si “Pollito” hubiese sido el adversario de Castro éste se hubiese visto en apuros mucho más serios.

Sea como sea, ante la necesidad de dar respuesta satisfactoria a las preguntas, Magsayo cumplió, teniendo un espectacular duelo y un desenlace inmejorable en un evento de pago por visión a la vez que mostró evidente mejora respecto al combate ante Hermosillo, a quien habría podido vencer con mucha solvencia de haber combatido como contra Ceja. Quizás se pueda argumentar que con algo menos de suerte el filipino podría haber sido derrotado la pasada noche, pero eso sería hasta cierto punto infravalorar la tenacidad y la capacidad de reacción que demostró y pasar por alto el hecho de que también él podría haberse impuesto en el primer round. Asimismo, aunque su gestión de la presión no fue perfecta, no son muchos los boxeadores del peso pluma con una combatividad y una pegada como la de Ceja, de modo que Magsayo realmente dio un paso adelante en su boxeo. Aun así, es de esperar que parta bastante por detrás en las apuestas en su futuro asalto mundial ante el hábil y veloz campeón Gary Russell Jr., de quien es ahora retador obligatorio.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios