Tursynbay Kulakhmet en foto junto a su equipo después de su victoria ante Aleksei Evchenko

Sultan Zaurbek venció combate táctico ante Ronnie Clark, Kulakhmet batió en el décimo al durísimo encajador Evchenko

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Baluan Sholak Sports Palace de Almatý, Kazajistán. Peso superpluma.

A pesar de que había aparecido en todas las promociones como el choque principal de la velada, MTK decidió finalmente que el Kulakhmet-Evchenko no iba a ser el enfrentamiento estelar del evento sino que debía serlo el que iban a sostener en el peso superpluma el kazajo Sultan Zaurbek 11(7KO)-0 y el británico Ronnie “The Shark” Clark 21(10KO)-5(1)-2. Estos dos zurdos ofrecieron un combate táctico y con ritmo contendido que terminó con la victoria por decisión unánime de Zaurbek. Las puntuaciones fueron de doble 100-90 y de un 99-91.

Inicialmente no hubo mucho que separase a ambos contendientes, ya que los dos cruzaron afilados jab, hicieron pruebas con su directo y se intercambiaron algún gancho de mano adelantada. Puede que el alcance y la altura de Zaurbek le diesen una ligera ventaja, marcando en ocasiones un tanto la diferencia un margen en técnica, pero hasta que la pelea no se acercó hacia la mitad el enfrentamiento estuvo por lo general igualado y sin un dominio abrumador de ninguno de ambos.

Con todo, desde el cuarto asalto los golpes de Zaurbek llegaron claros con algo más de frecuencia y sus eficaces esquivas se produjeron de forma consecutiva, por lo que su superioridad empezó a perfilarse más. Aun así, y aunque erró bastantes manos, Clark siguió impactando esporádicos jabs y otros puños aislados que en una pelea de bajo ritmo eran suficientes como para mantenerle no demasiado alejado de su contrincante acción por acción, si bien no se podía decir lo mismo desde el punto de vista de las tarjetas.

En el séptimo asalto el médico revisó una pequeña inflamación en el ojo izquierdo de Clark, pero esto no revistió mayor importancia y la pelea continuó por su camino precedente en gran medida, con el visitante no logrando tener éxitos cruciales y con Zaurbek haciendo lo justo y suficiente para irse imponiendo, planteamiento que sólo cambió en un último episodio en el que el británico quedó tocado por golpes al torso y fue hostigado brevemente.

La captura de un título menor WBO le debería dar el acceso a Zaurbek al top 15 superpluma de dicho organismo, en el que hay boxeadores a los que perfectamente podría vencer. Dicho esto, necesitará más peleas ante oponentes competentes y de dificultad ascendente para prepararse para futuros eventuales combates ante la cumbre, para los cuales todavía le queda bastante trabajo por delante y evolución, especialmente en cuanto a manejo de los cambios de ritmo y en cuanto a la forma de encontrar mejor los huecos para las manos determinantes.

Kulakhmet llegó hasta el décimo round ante durísimo Evchenko
Después de que se le tuviese que cambiar el rival en varias ocasiones, y tras ser degradado de la posición de combate estelar, al prometedor peso superewélter kazajo Tursynbay Kulakhmet 4(2KO)-0 y a su equipo sólo les quedaba esperar que el ruso Aleksei Evchenko 19(8KO)-15(1)-2 le ofreciese un buen número de rounds. Esto lo cumplió a la perfección Evchenko que, exceptuando un varapalo inicial, ofreció tremenda resistencia antes de ser vencido por KOT en el décimo y último round.

Con series de rectos y con ganchos diestros encadenados con directos de izquierda, el zurdo Kulakhmet puso pronto en apuros al muy resistente Evchenko, que terminó visitando el tapiz todavía en el primer round. Estos tempranos problemas de un boxeador que en muchas ocasiones ha aguantado intenso castigo sin caer dio paso a una desarrollo más conforme a lo esperado, según el cual Evchenko se situó en el centro del ring e intentó avanzar y usar sus curvos pero fue sobrepasado por la rapidez y la habilidad de un Kulakhmet que fue conectando manos nítidas en considerable número.

Con su jab, con el uno-dos, con el dos-uno o con algún cruzado combinado con uppercut, entre otros golpes, Kulakhmet llegaba desde la distancia media-larga con notable eficacia y sin a penas recibir puños significativos, resultando su dominio de las acciones incuestionable pero algo monótono. De todos modos, en el sexto round Kulakhmet dio una advertencia sobre el aumento de combatividad con uppercuts y hooks que iba a efectuar en el séptimo round, en el que impactó manos durísimas que movieron al tremendo encajador Evchenko pero que no le hicieron sucumbir.

Entonces pareció que el ruso iba a lograr aguantar hasta el veredicto de los jueces, algo que aparentemente se ratificó en un octavo round en el que el local incluso se cansó al lanzar repetidos golpes de poder pero no logró hacer mella en su oponente. Sin embargo, cuando restaban menos de dos minutos para llegar a la conclusión, un dos-uno arrojó a la lona a Evchenko, que en la reanudación fue atacado por fuertes series de curvos y rectos hasta que el tercer hombre tuvo que intervenir para parar el choque.

Estos diez episodios de experiencia le vendrán muy bien a Kulakhmet que, según señaló su equipo, ahora está a seis peleas de disputar el mundial si se logra ejecutar un plan diseñado para ello. Sean media docena de pugnas o no, Kulakhmet tiene el potencial de lograr grandes resultados en el peso superwélter y de ser, como mínimo, un insigne aspirante.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios