Seniesa Estrada

Seniesa Estrada se coronó en una segunda categoría de peso ante Tenkai Tsunami, William Zepeda abrumó a Héctor Tanajara

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Banc of California Stadium, Los Ángeles, Estados Unidos. Campeonato mundial femenino WBO del peso minimosca. Cuarta puesta en juego de la titular Tsunami.

Como parte del evento Ramírez-Barrera, la para muchos número 1 del peso mínimo, la estadounidense campeona mundial WBA Senesia «Super Bad» Estrada 21(8KO)-0, logró coronarse en una segunda categoría de peso batiendo a la titular WBO del peso minimosca, la japonesa Tenkai Tsunami 28(16KO)-13-1. El triunfo de Estrada llegó de forma unánime y puntuaciones justificables de 99-91 y doble 98-92.

Con ataques en cruzado-directo desde la distancia media, Estrada comenzó de manera positiva a pesar de algo de acierto de Tsunami con puntuales contragolpes, teniendo éxito también en líneas generales en el segundo asalto, cuando fue ella la que replicó los ataques de la visitante. Es cierto que al final de ese episodio Tsunami, básicamente por garra e insistencia, logró presionar a su oponente y alcanzarla con algunos directos y curvos, algo que sucedió en alguna ocasión aislada posterior, pero por lo general los ataques de la japonesa no eran más eficaces que los contragolpes de una Estrada mucho más precisa y afilada con su gancho de mano adelantada y su directo.

Quizás uno de los mejores momentos de Tsunami llegó en el quinto round, en el que Estrada pareció cansarse ligeramente y su oponente consiguió reducir los espacios más a menudo y llegar con algunos contundentes directos y hooks, aunque esto terminó por espolear a “Super Bad”, que entonces intensificó sus ataques con breves combinaciones para contener el amago de reacción de Tsunami. De hecho, ayudada por un segundo aire, en instantes del séptimo y el octavo round fue Estrada la que logró presionar a su contrincante hasta incluso tenerla en las cuerdas brevemente.

Esto no significa que Tsunami terminase arrugándose, sino que lanzó hooks a la contra e intentó retomar la iniciativa, cosa que terminó consiguiendo eventualmente, pero los puños de la estadounidense eran mucho más nítidos, explosivos y los acompañaba de un mejor uso de las acciones defensivas estáticas o dinámicas, de modo que tras los diez rounds Estrada había sido la justa amplia vencedora.

Con títulos en el peso mínimo y en el peso minimosca, Estrada ahora ha expandido todavía más su abanico de potenciales adversarias destacadas, pareciendo difícil que su promotora no pueda conseguirle una unificación próximamente a poco que se la intente buscar. Para muchos la pregunta ahora será si su campaña de expansión se desarrollará prioritariamente en una categoría o en la otra, si bien en ambas partiría como favorita en todas las posibles unificaciones y no es descartable que se la conduzca, por lo tanto, hacia un intento de ser titular indiscutida en uno o en ambos pesos sino es que sigue escalando divisiones.

William Zepeda

Zepeda truncó el invicto de Tanajara
El decisivo choque para dos prospectos del peso ligero que abrió la emisión de DAZN dejó la primera derrota como profesional de Héctor “El Finito” Tanajara 19(5KO)-1(1), que se vio obligado a no seguir peleando tras seis asaltos de combate contra William “Camarón” Zepeda 23(21KO)-0, que definitivamente irrumpió como un destacado aspirante de la división.

Los púgiles ocuparon la posición táctica prevista, con Tanajara caminando cerca de las cuerdas siendo perseguido por un Zepeda que era el boxeador que conectaba las manos más importantes. Y es que con su ventaja en pegada podía superar los jabs y los poco tensos contraataques de su oponente con sus golpes de poder, para los que además encontraba algunas facilidades al cortar el ring desde su posición de zurdo con útiles cruzados de mano adelantada.

Después de dos rounds en los que había estado por detrás, Tanajara buscó un cambio táctico, pero su modificación fue totalmente errónea. A pesar de que la potencia de su oponente y su combatividad ya le habían puesto en problemas, Tanajara decidió pararse a intercambiar en corta y media-corta, distancia en la que impactó sus poco contundentes manos pero en la que se expuso a más curvos de Zepeda, que conectó, entre otros, fuertes ganchos al torso. Ese fue un punto de inflexión, ya que cuando Tanajara intentó volver a caminar ya no pudo evitar que su adversario alcanzase la distancia corta con sencillez y le asestase terribles andanadas con uppercuts a la cabeza y ganchos al cuerpo.

En el quinto asalto el hostigado púgil tuvo algún instante en la distancia media que no estuvo del todo carente de eficacia, pero la agresividad de Zepeda le siguió castigando, poniendo las bases para que en el sexto episodio, tras más intensa presión y acecho, un Tanajara visiblemente desgastado se viese ya completamente sobrepasado por la cadencia de potentes manos de “El Camarón”, decidiéndose en el descanso antes del séptimo asalto que el local no debía continuar.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios