Cartel promocional del evento Gervonta Davis vs. Mario Barrios

Previa: Gervonta Davis buscará victoria en el peso superligero ante invicto Mario Barrios encabezando nuevo evento en PPV

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Sólo los mayores generadores de ingresos del boxeo mundial pueden permitirse disputar combates consecutivamente vendidos en modalidad de pago por visión en Estados Unidos, grupo al que pertenece ya el norteamericano Gervonta “Tank” Davis 24(23KO)-0, que tras haber conseguido multitudinarias asistencias en estadios tuvo una fuerte irrupción en el PPV en su última subida al ring en octubre, en la que noqueó espectacularmente a Leo Santa Cruz.

Así, habiendo visto Leonard Ellerbe (director ejecutivo de Mayweather Promotions) cómo se cumplían los pronósticos que hizo bastantes años atrás sobre el futuro de su púgil como figura del PPV, Davis este sábado volverá a ser la cabeza de cartel de una velada emitida en Estados Unidos a través de un pago por visión de Showtime al precio nada moderado de 75 dólares.

Teóricamente, su rival para justificar tal precio debería de ser un púgil verdaderamente insigne y conocido por el gran público, si bien esto no será así, sino que con lo que se pretende atraer a los espectadores es con otro elemento. Y es que el oponente de Davis será el peso superligero Mario “El Azteca” Barrios 26(17KO)-0, un boxeador al que se medirá ascendiendo dos divisiones respecto a su último duelo y ante el que tendrá una desventaja de 12 cm de altura y de 9 cm de alcance. Dicho de otro modo, lo que la propaganda de PBC está señalando es que Davis está afrontando un reto desmedidamente peligroso y que de lograr vencer en él podría culminar una verdadera gesta, si bien esto no es así.

Dejando de lado el hecho de que Lomachenko tendrá este sábado ante Nakatani la misma desventaja en estatura y más aún en envergadura (14 cm), primeramente afirmar que Davis ascenderá dos divisiones no es decir toda la verdad, puesto que el púgil a duras penas puede dar el peso superpluma y su intención es militar en adelante en el peso ligero, siendo de sobra conocido que entre peleas tiene un peso muy elevado para su estatura y no sólo por su indisciplina sino también por su musculatura. Así, lo cierto es que tras la rehidratación Davis podría estar, cuanto menos, muy cerca de su rival en cuanto a peso.

Por otro lado, aunque Barrios ha sabido sentenciar sus combates ante los rivales por debajo del nivel del top 15, en su único encuentro ante un adversario de nivel alto, ante el púgil de buena carrera amateur pero inexperimentado profesionalmente Batyr Akhmedov, mostró preocupantes brechas. Estas fueron tales que, incluso aunque Barrios se anotó dos knockdowns, la mayoría del público pensó que Akhmedov había hecho méritos suficientes para vencer el combate, si bien los jueces dieron un controvertido veredicto a favor del local. Vale la pena subrayar que Akhmedov también tenía desventaja en altura y alcance, pero que por potencia y astucia pudo acortar los espacios y conectar sin problemas sus manos desde su posición de zurdo.

Finalmente, en cuanto al estilo combativo de Barrios, muchos piensan que éste es únicamente un boxeador de presión que lanza gran cantidad de puños y que hostiga con peligro, pero lo cierto es que sólo ha combatido de esa manera cuando su adversario estaba en clara inferioridad en cuanto a nivel o si no ofrecía intentonas ofensivas. Por el contrario, cuando un oponente ha querido tomar la iniciativa, Barrios vez tras vez ha ocupado inmediatamente una posición táctica expectante y contragolpeadora que puede ser aprovechada por los púgiles agresivos y que, de hecho, fue la que explotó el citado Akhmedov.

Enumerado todo esto, y dando por sentado que PBC no va a poner a su estrella en una pelea por encima de sus posibilidades para arriesgarse a perder los millones que le puede generar, un Davis con ventaja en pegada, técnica, fortaleza física y experiencia y que no se encontrará incómodo en el peso superligero (en su día tuvo problemas para dar el peso ligero) se enfrentará a un Barrios espigado pero que habitualmente ante la presión cede la iniciativa y da terreno para que sus rivales desplieguen sus ofensivas y que además pasó sus mayores problemas ante un púgil más bajo que él, zurdo y potente, aunque no tanto como “Tank”. Por ello, todas las piezas parecen encajar claramente a favor de Davis para que pueda lograr la victoria.

Aunque Davis es versátil y quizás pueda intentar boxear con espacios durante ciertos asaltos para medir a su adversario, es muy posible que si lanza sus muy contundentes ofensivas con cierta determinación y constancia obligue a retroceder a su contrincante y pueda intentar o quebrarlo con sus mazazos o hacer más que suficiente para decantar a los jueces. Hay que subrayar que Davis se caracteriza por lanzar golpes en líneas ascendentes y por debajo del campo de visión de sus contrincantes, por lo que ante un oponente todavía más alto esta faceta de su boxeo se debería ver acrecentada.

Si Barrios intentase arrollar con presión puede que generase algunas dificultades puntuales más, pero viendo cómo se desenvuelve a la contra Davis y cuál es su habilidad acción por acción es de suponer que “El Azteca” terminaría también recibiendo daños que supondrían un crucial punto de inflexión negativo para sus intereses o que le convencerían de dejar de avanzar.

Con todo, aunque es de suponer que Davis, que ha estado entrenando lejos de casa y fuera de los problemas, vencerá este combate y aunque ascendiendo de categoría es sólido favorito en las casas de apuestas (algo que no deja de ser un signo importante), PBC y la maquinaria mediática de la gran industria venderán que ha sido casi un triunfo contra pronóstico a lo David contra Goliat. Además se insistirá una y otra vez en que “Tank” se ha coronado en una tercera división de peso cuando realmente en el peso ligero sólo ha poseído el cinto “regular” WBA, que es el mismo que tiene en su poder en el peso superligero Barrios, siendo el campeón real WBA de la categoría el monarca mundial indiscutido Josh Taylor.

Respaldo del evento
En principio la cartelera principal de este evento, que se producirá en el State Farm Arena de Atlanta, Estados Unidos, contará con otras tres peleas emitidas, siendo el semifondo la eliminatoria final WBC del peso superwélter entre el exretador mundial estadounidense Erickson “The Hammer” Lubin 23(16KO)-1(1) y el excampeón dominicano Jeison “Banana” Rosario 20(14KO)-2(2)-1, quienes pugnarán por acceder a un combate ante el ganador del Charlo-Castaño o a una pugna por el cinto vacante si es que el titular indiscutido sube de categoría.

El favorito en las apuestas es Lubin, puesto que, pese a la derrota ante Jermell Charlo en un round, ha vencido solventemente la casi totalidad de sus pugnas y posee una gran ventaja técnica sobre un Rosario que llega de una derrota ante el mismo Charlo, si bien bajo acusaciones de amaño provocadas por haber sido noqueado por un jab que fue bloqueado por su codo y que le dio en la cinturilla. De todos modos, Lubin tiene un encaje que no es bueno y Rosario tiene mucha pegada, de modo que, aunque existe la posibilidad de que el local pueda controlar las acciones desde la distancia larga y con un boxeo técnico, tendrá sobre él constantemente la amenaza de ser estremecido o derribado por un púgil más potente que él y con el deseo de reivindicarse tras su última derrota.

Otro de los combates de la velada será una eliminatoria WBA del peso superligero en la que participará precisamente el arriba citado Batyr Akhmedov 8(7KO)-1 que, pensando muchos que sería más lógico que fuese él quien ocupase el lugar de Barrios, recibirá como premio de consolación un enfrentamiento ante otro púgil que ha tenido veredictos desfavorables como el excampeón mundial dominicano Argenis “La Tormenta” Méndez 25(12KO)-6(1)-3. Así, dos púgiles que han tenido muy buenas carreras amateurs, que se han mostrado muy competitivos como profesionales y que saben lo que supone esta mayúscula oportunidad se enfrentarán en un choque en el que Akhmedov parte como favorito por su mayor ritmo combativo pero que debería ser interesante y contendido.

En un principio, la velada iba a contar con el regreso del excampeón mundial unificado del peso superwélter Julian Williams, pero una lesión ha cancelado su combate, ocupando su lugar a última hora un duelo del peso superwélter entre el dominicano Carlos Adames 19(15KO)-1 y el mexicano Alexis “Laberinto” Salazar 23(9KO)-3.

En España Eurosport 2 y DAZN emitirán el evento del Davis-Barrios desde las 3:00 de la madrugada del sábado al domingo, mientras que el PPV de Showtime en Estados Unidos comenzará a las 21:00 ET/18:00 PT del sábado.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios