Cartel promocional del combate Vasiliy Lomachenko vs. Masayoshi Nakatani

Previa: El exnúmero 1 libra por libra Lomachenko regresa tras derrota ante Teófimo enfrentándose al muy exigente Nakatani

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Existe el mito de que Willie Pep venció un asalto sin tirar un solo golpe, historia que, pese a no ser cierta, ha quedado en el imaginario colectivo. De hecho, hace ocho meses pareció que el ucraniano Vasiliy “Hi-Tech” Lomachenko 14(10KO)-2 quiso emular el mito, puesto que durante seis asaltos de su combate contra Teófimo López no hizo otra cosa más que evitar la confrontación sin tirar golpes, haciendo que su rival se anotase rounds sólo por intentar llevárselos o por llegar con algún escasísimo jab.

Lo cierto es que por lo general a los jueces profesionales, especialmente en el mundo anglosajón, se les enseña que tienen que dar total prioridad a los golpes conectados por encima de todos los demás elementos a la hora de puntuar un round, norma que se basa en algo muy simple: si conectas puños estás superando la defensa rival, estás teniendo agresividad efectiva y estás teniendo el control de ring necesario para impactar, o sea de una tacada decantas de tu lado los cuatro elementos de la valoración de un asalto.

Sea como sea, aunque los jueces puntuasen de una forma completamente diferente, y dejando de lado que la juez Julie Lederman con su 119-109 a favor de López mostró que no debería volver a juzgar jamás un combate profesional, que Lomachenko pensase en no ofrecer ataques durante la mitad del combate fue una estrategia totalmente errada basada en un mal análisis y, por encima de todo, fue una muestra de una muy mala actitud, que le costó perder sus títulos mundiales, su puesto de número 1 libra por libra y el aura de imbatibilidad que se había construido con no poco esfuerzo.

Además, a ello se ha sumado que Lomachenko ha estado completamente apartado de los medios durante meses y meses, no ofreciendo a penas declaraciones ni siquiera a la prensa ucraniana, y cuando ha roto su silencio a través de sus redes sociales ha tenido una palpable falta de autocrítica. Por ello, con su propio aislamiento y con su reacción ante esta derrota no se ha hecho ningún favor, haciendo que algunos aficionados se sintiesen decepcionados con él, especialmente los que deseaban con todas sus fuerzas que hiciese que el fanfarrón Teófimo López pusiese los pies en el suelo y en lugar de ello se encontraron con que “Loma” le dio todavía más alas.

De todos modos, ni López mostró la grandeza que muchos señalan que tuvo en esa pugna, en la que se encontró con facilidades que no debió tener y en la que perdió asalto tras asalto cuando fue atacado, ni la derrota de Lomachenko es la dinamita que ha hecho volar su carrera, sino que el ucraniano por lo logrado anteriormente en su trayectoria tiene casi garantizado entrar en el Salón de la Fama, es uno de los mejores boxeadores técnicos del siglo XXI y todavía tiene por delante tiempo para agrandar su legado.

Respecto a este último punto, en la mente de Lomachenko sólo existe un objetivo ahora mismo, que es ser campeón mundial indiscutido del peso ligero, algo que pasaría ineludiblemente por una revancha ante Teófimo López que estaba siendo ya tanteada para octubre antes de que la defensa obligatoria del estadounidense ante Kambosos tuviese que ser aplazada dos meses. Sea como sea, aunque hayan variado los plazos para el posible duelo de desquite, por el momento Lomachenko necesita volver al ring para retornar a la senda de la victoria, tener actividad y mostrar que una mala noche la puede tener cualquiera, de modo que este sábado, en el Virgin Hotels de Las Vegas, Estados Unidos, se enfrenta al japonés Masayoshi Nakatani 19(13KO)-1.

Este es más bien un boxeador a evitar que un oponente ante el que buscar una victoria de recuperación de la moral, ya que Nakatani es un púgil espigado, con cantidades ingentes de tenacidad y voluntad, con buena pegada y que en sus dos mayores combates logró noquear al investigado por asesinato Félix Verdejo (en el pasado considerado insigne promesa) y ofrecer una complicada y frustrante noche precisamente a Teófimo López, que sufrió durísimas críticas tras esa pelea.

Así, esta elección de rival obedece a motivos evidentes: comparar el rendimiento de Lomachenko al de López contra un muy exigente rival ante el que tratar de reforzar al ucraniano si consigue cumplir, a la vez que se realiza un test realmente serio a su reacción ante adversarios de mayores dimensiones. Hay que subrayar que muchos consideran que “Loma” tardó en desplegar su boxeo ante López al sentirse “intimidado” por el tamaño de su rival, cosa que, sea verdad o no, será puesta a prueba ante un Nakatani que es 9 cm más alto que Teófimo y que tiene 6 cm más de alcance.

Pese a que se enfrenta a un rival que genera siempre dificultades por su mezcla de estatura, tesón e infravalorada destreza con sus rectos, Lomachenko parte como amplísimo favorito en las apuestas, considerando muchos que podrá utilizar sus diagonales y su juego de piernas para perder a un Nakatani que tiene ataques peligrosos pero simples y que ataca en líneas rectas. De todos modos, aunque después de lo visto en su trayectoria Lomachenko es un boxeador capaz de dar un golpe en la mesa con una actuación completamente dominadora, 14 cm de alcance y 12 cm de altura es mucha desventaja ante un muy competente top 15, y el ucraniano deberá estar centrado totalmente y reducir al máximo sus fallos, puesto que una actuación poco convincente (algo muy posible ante un oponete como Nakatani) podría ponerle en una posición desfavorable de cara a los siguientes pasos en su trayectoria.

Cartel promocional del combate Rob Brant vs. Janibek Alimkhanuly

Rozando una oportunidad mundialista en el peso medio
En el semifondo de este combate se producirá el que teóricamente es el mayor test hasta la fecha para el prospecto kazajo del peso medio Zhanibek “Qazaq Style” Alimkhanuly 9(5KO)-0, oro mundial amateur que ha avanzado de forma rápida y sólida como profesional hasta alcanzar el puesto de 2º WBO (6º WBC y 9º IBF) que se medirá a otro clasificado en la lista de la Organización como el estadounidense Rob “Bravo” Brant 26(18KO)-2(1), 12º WBO.

Dado que Alimkhanuly cada vez se muestra más eficaz y Brant es un boxeador muy irregular, habiendo sido sucedida una abrumadora derrota ante el veteranísimo Juergen Braehmer por triunfos ante Ryota Murata y Khasan Baysangurov antes de ser aplastado por Murata en la revancha, es difícil no considerar al invicto como favorito. De todos modos, aunque si Alimkhanuly vuelve a estar tan afilado como en anteriores peleas y Brant no está al 100% el combate podría resolverse sin dificultades para el visitante, si “Bravo” tiene su mejor versión se podría generar un interesante choque que podría dar más respuestas sobre los límites del boxeo de su rival, que con una victoria todavía estaría más cerca de una oportunidad mundialista a la que ya está muy próximo.

Esta cartelera principal del evento será emitida en Estados Unidos el sábado por ESPN+, y por ramas de esta cadena en otros países del continente americano, desde las 22:00 ET/19:00 ET, las 4:00 de la madrugada del sábado al domingo en España.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios