Mikaela Mayer

Mikaela Mayer retuvo su cetro con decisión unánime sobre Érica Farías, Dogboe venció por la mínima a Adam López

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Virgin Hotels Las Vegas, Las Vegas, Estados Unidos. Campeonato mundial femenino WBO del peso superpluma. Primera puesta en juego de la monarca Mayer.

En el mayor enfrentamiento de su carrera, la estadounidense, campeona mundial WBO del peso superpluma, Mikaela Mayer 15(5KO)-0 logró una merecida victoria ante la exmonarca mundial argentina Érica Anabella “La Pantera” Farías 26(10KO)-5, quien pudo haber tenido mayores éxitos de los que logró si hubiese tenido otra estrategia pero que finalmente fue superada por clara decisión unánime. Las tarjetas fueron justas, dando doble 98-92 y un 97-93.

En el arranque el enfrentamiento osciló entre momentos tácticos y peligrosos cruces de golpes esporádicos, pareciendo que en el primero de los escenarios la técnica y las dimensiones de Mayer le servían para llegar con su directo y su cruzado de mano izquierda pero que en los intervalos en corta Farías conectaba las mejores manos. De hecho, en el segundo round la argentina llegó en corta con buenos hooks que movieron un tanto a la local, confirmándose con ello que una pelea de alta intensidad y reducidos espacios era lo que le convenía a Farías.

De todos modos, Farías no estuvo demasiado dispuesta a seguir este planteamiento sino que prefería salteadas y espaciadas arremetidas, por lo que, aprovechando que no era muy presionada, desde el tercer round Mayer ajustó, llegó mejor con su derecha y su jab y encontró la manera de responder a los salteados ataques rivales con cortas pero precisas combinaciones de curvos. Esto fue un signo importante que debería haber llevado a la visitante a una intensificación de sus acciones, pero ésta siguió ofreciendo sus ofensivas intermitentemente, de modo que Mayer fue escogiendo sus uno-dos y algún que otro buen cruzado o uppercut para anotarse los asaltos, que eran más o menos trabajados en función de la acometividad mostrada por “La Pantera”.

Mikaela Mayer conecta uppercut zurdo contra Érica Farías

En cualquier caso, con las primeras dificultades dejadas muy atrás, Mayer acumuló confianza, pudo tomar la iniciativa, conectó su uno-dos-gancho o su uno-dos-uppercut e incluso desplegó buenas combinaciones de curvos una vez alcanzada la distancia corta, encontrándose con algún eventual derechazo o con algún croché zurdo pero con nada de la relevancia necesaria para sacarla del camino hacia la victoria.

Dado que esta misma semana se anunció un torneo World Boxing Super Series en el que se pretende integrar a las mejores peso superpluma del mundo, en principio no es necesario especular demasiado sobre el futuro de Mayer, que o bien forma parte del torneo o queda al margen buscando defensas asequibles hasta que se pueda medir a la ganadora. Sea como sea, Mayer deberá intentar mejorar la solvencia y la contundencia de su reacción en corta cuando no lleva la iniciativa y evitar adentrarse demasiado con sus derechazos, pero por lo demás sigue siendo una clara candidata a ser la número 1 en la categoría por su boxeo simple pero eficaz y difícil de superar.

Isaac Dogboe

Dogboe ganó de forma mayoritaria
Habiendo mucho en juego para los dos boxeadores en este duelo del peso pluma, el excampeón mundial ghanés Isaac “Royal Storm” Dogboe 22(15KO)-2(1) estalló de felicidad al obtener la victoria sobre el estadounidense Adam “Blunose” López 15(6KO)-4(1). No obstante, aunque tuvo una buena primera mitad, Dogboe a duras penas logró mantener su ventaja en la segunda parte del combate, logrando el triunfo mayoritario por cartulinas de 97-93, 96-94 y 95-95 de las cuales la primera es la más equivocada y la última la más acertada.

Tal y como hiciera en sus mejores noches, Dogboe puso de manifiesto una notable agresividad y explosividad en el inicio, acortando los espacios y asestando poderosos ganchos encadenados arriba y abajo que López sintió. Además, cuando el estadounidense intentó realizar contraofensivas en el segundo round con las que tratar de anticiparse al despliegue de “Royal Storm”, Dogboe sacó buenas contras en cruzado y directo diestro que frustraron los intentos de López, quien no daba muestras de su habitual destreza.

En el tercer asalto López pasó de nuevo al ataque y logró sus mejores éxitos hasta entonces con algunos hooks, pero tanto en el cuarto como en el quinto round Dogboe volvió a conectar certeros contragolpes con cruzados y ganchos (sucedidos en ocasiones por breves ofensivas) que eran los puños más claros y contundentes de los asaltos y que le permitieron situarse con ventaja en las puntuaciones.

Pese a ello, en la segunda mitad López comenzó a presionar más y a llegar con golpes de poder nítidos que incomodaron al ghanés. Dogboe intentó evitar el comienzo de una tendencia negativa para sus intereses usando su juego de piernas y sus esquivas de cintura para reducir los daños recibidos, contragolpeando con potencia y tratando de realizar arremetidas, pero en los tres últimos asaltos López presionó con más fuerza aún, atacó con notable cadencia de golpes e insistencia y llegó con numerosos rectos y ganchos que hicieron pasar ciertos apuros al exmonarca, cerrándose la pugna con duros y desesperados intercambios.

Tras su victoria de recuperación ante Chris Ávalos, Dogboe cumplió su objetivo de lograr una victoria de cierto relieve en el peso pluma, pero aunque tuvo buenos momentos volvió a dejar la sensación de que, por sus dimensiones, la categoría le queda un tanto grande, algo que se pudo apreciar claramente cuando fue hostigado por un López que, por cierto, no es un boxeador de presión sino uno técnico. Por ello, parece que es necesario tener un optimismo muy moderado respecto a las perspectivas de éxito en la cumbre de Dogboe, que es actualmente 13º WBC.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios