Marlen Esparza

Marlen Esparza se coronó con controvertida decisión en dura guerra ante Ibeth Zamora, Cobbs venció por KOT a Solomon

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Don Haskins Center, El Paso, Estados Unidos. Campeonato mundial WBC del peso mosca. Tercera puesta en juego de la titular Zamora.

Las peso mosca Ibeth “La Roca” Zamora 32(12KO)-7 y Marlen Esparza 10(1KO)-1 no defraudaron y ofrecieron una entretenida batalla en la que se produjeron múltiples intercambios y mucha acción. Sin embargo, sí decepcionaron una vez más los jueces quienes, aunque muchos vieron el triunfo de la mexicana Zamora, o como mucho un empate, terminaron dando la victoria para la bronce olímpica estadounidense (púgil de la promotora organizadora del evento) con cartulinas de 95-94, 96-94 y un horrible 97-92.

Pareciendo que pensaba, en este caso equivocadamente, que al fuego se le debe combatir con más fuego, Esparza arrancó el combate ante la agresiva Zamora arremetiendo contra ella y asestando fuertes derechazos, pero la campeona no se amedrentó, aguantó el terreno con sus hooks y todavía en el primer round conectó una derecha que tiró a la lona a su retadora. De todos modos, Esparza no quedó afectada por este golpe ni física ni moralmente, ya que en el siguiente round se volvió a mostrar muy activa lanzando directos y uno-dos y desplazándose para intentar evitar la respuesta rival.

La pugna se desarrollaba contendida y emocionante, puesto que en los numerosos intercambios que se produjeron se contrapusieron las precias manos de una Esparza con más técnica y mejor juego de piernas y el superior uso de los curvos de una Zamora con más cadencia de golpeo. Después de que la aspirante fuese sacudida en el cuarto asalto por uno de los cuantiosos hooks lanzados por “La Roca”, en el quinto asalto Esparza acertó al decidir poner más espacios y boxear más, pero sus jabs, sus directos y sus desplazamientos no fueron consistentes, de modo que terminó siendo arrastrada de nuevo a los cruces de golpes por la agresividad de Zamora.

En esta distancia la frecuencia de ataque de la monarca y su experiencia y su destreza en las batallas sin espacios se imponían a las buenas pero aisladas acciones técnicas de Esparza que, aunque mostraba mucho tesón en los cruces y aunque dejaba algunas plásticas esquivas y nítidos contragolpes, no se mantenía firme en el boxeo dinámico que le podía dar mejores resultados. Así, si bien tuvo momentos eficaces en el noveno round, Esparza se fue llevando en líneas generales la peor parte en los intercambios y terminó sacudida por una combinación de curvos de Zamora, que aprovechó el cansancio de su rival (quien celebró la victoria con su entrenador erróneamente al terminar el noveno episodio) para ofrecer al final continuados ataques que parecieron certificar una victoria que muchos críticos y aficionados vieron pero no así los jueces… como tantas otras veces.

Tras la derrota ante Seniesa Estrada, Esparza necesitaba una victoria de calibre que le diese crédito, renombre y la situase entre la nueva generación de campeonas mundiales profesionales que han tenido buenos recorridos amateur. Así, y existiendo dudas sobre su rendimiento, no queriendo Golden Boy Promotions arriesgarse a perder su inversión y queriendo la compañía explotar la victoria por motivos político/sociales, el veredicto cuestionado por muchos no dejó de ser algo hasta cierto punto previsible teniendo en cuenta el contexto.

De todos modos, aunque Zamora, al igual que Persoon y otras, demostró que no todas las destacadas monarcas de la pasada generación pueden ser barridas por la nueva ornada de púgiles, Esparza logró un triunfo que la emplaza a importantes combates e incluso posibles unificaciones, si bien, por un lado, tiene vulnerabilidades perfectamente explotables y, por el otro, lo más justo sería que le diese una revancha a “La Roca”, que la merece tanto por lo ofrecido el sábado como por lo dado en toda su trayectoria.

Cobbs cumplió en su paso adelante
Cuando un boxeador excéntrico y fanfarrón no respalda en el ring sus palabras, como le sucedió a Blair Cobbs 15(10KO)-0-1 en su anterior combate, el varapalo en cuanto a críticas es mayor del que sufren otros púgiles más comedidos y humildes. Por ello, en el paso adelante para su carrera que le llegó a continuación, a Cobbs no le quedaba otra que intentar dar un golpe en la mesa, algo que logró más con el resultado que con su actuación ante el extop 15 Brad Soloman 29(9KO)-4(2), al que derrotó por KOT en el quinto round.

Aunque con algo de prisas, que le llevaron a encimarse un tanto y a recibir alguna contra evitable, Cobbs trató de mostrarse incisivo desde el comienzo contra Solomon, ante el que arrojó decididos ataques con directos con variación de altura y algunos posteriores hooks al torso, haciendo que su contrincante adoptase una actitud retraída. Con ella Solomon dio facilidades a Cobbs, que en el tercer round estremeció a su rival con un recto y que se mostró cada vez más efectivo en su hostigamiento, al que en mayor medida sólo se oponían contragolpes poco convencidos, directos disuasorios y desordenadas embestidas que terminaban en clinch.

Con Solomon ofreciendo cada vez menos trabajo útil, Cobbs, que se envalentona cuando sus oponentes pasan momentos de adversidad, siguió tirando uno-dos, eventuales series de hooks y directos enlazados con cruzados, acercando así el momento de la conclusión. Al final del cuarto asalto Solomon llegó con algunas contras claras, pero en el quinto round quedó tocado por directos, sufriendo ofensivas a continuación que le dejaron apoyado en las cuerdas antes de caer a la lona. El árbitro decidió que no debía hacer cuenta, pero esto poco importó para el resultado, ya que en este mismo episodio Solomon quedó encerrado contra el ensogado, recibiendo prolongadamente directos y curvos que le sacudieron y que finalmente le llevaron a poner la rodilla en la lona, optando acertadamente el tercer hombre por parar la contienda.

Dado que hasta ahora el único boxeador que había logrado batir antes del límite a Solomon era Vergil Ortiz, que tardó también cinco rounds, seguro que el equipo de Cobbs sabrá explotar este resultado propagandísticamente. Con todo, al margen de que Solomon ha acumulado castigo recientemente, Cobbs mostró defectos evidentes que no deben ser tomados a la ligera, puesto que realmente al púgil le queda una largo camino antes de poder aspirar a combatir contra los top 15 absolutos del difícil peso wélter.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios