Imagen del KO logrado por Alexander Povetkin ante Dillian Whyte

El peso pesado ruso Alexander Povetkin anunció su retiro del boxeo profesional activo

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Tras dieciséis años de carrera como boxeador profesional, el peso pesado ruso Alexander Povetkin anunció oficialmente su retiro, finalizando así la trayectoria de uno de los aspirantes más relevantes del siglo XXI en la categoría máxima. Con todo, no debemos olvidar que antes de su recorrido como púgil profesional Povetkin tuvo destacados logros como kickboxer amateur y profesional, además de una extraordinaria carrera como boxeador amateur, en la que fue oro olímpico, oro mundial y doble oro europeo.

En cuanto a su carrera en el boxeo de pago, Povetkin estuvo sus ocho primeros años de trayectoria invicto y batiendo a rivales como Chris Byrd, Eddie Chambers o Ruslan Chagaev antes de ser vencido a los puntos por un entonces en plenitud Wladimir Klitschko, contra quien aguantó los doce asaltos a pesar de caer cuatro veces a la lona. Triunfos ante Manuel Charr, Carlos Takam, Mike Pérez y Mariusz Wach le devolvieron a la órbita del campeonato mundial WBC del peso pesado, terminando como aspirante oficial del estadounidense Deontay Wilder. Pero entonces se produjo uno de los hechos determinantes de su carrera.

Meses atrás, la WADA (Agencia Mundial Antidopaje por sus siglas en inglés) había declarado súbitamente el meldonium como una sustancia prohibida tras haberla mantenido como legal y permitida, y haber sido consumida por deportistas rusos, durante décadas. Este movimiento de WADA fue interpretado claramente como una decisión para proteger los intereses deportivos estadounidenses, cuyos atletas accedían a otras sustancias perfectamente clasificables como dopantes e ilegales (además más potentes) pero evitaban el meldonium. Sea como sea, Povetkin era uno de los que la había consumido durante el tiempo que era una sustancia legal, por lo que, teniendo dicho elemento una larga duración en el organismo antes de desaparecer, WADA le dio, como a todos los demás deportistas que la habían tomado, un margen elaborado por expertos según el cual aunque apareciese meldonium en un test no se contaría como positivo en control antidopaje.

Entonces, con Wilder, que había mostrado ya muchas brechas, emplazado por contrato a desplazarse a Rusia para pelear con un Povetkin que estaba arrollando a su oposición, la agencia VADA (Agencia Voluntaria Antidopaje) con sede en Estados Unidos y máximos dirigentes estadounidenses, evitó la pelea afirmando que el ruso había dado positivo en control antidopaje cuando realmente estaba muy por debajo del límite que había permitido WADA. Los boxeadores intercambiaron demandas con dispares resultados para cada uno, aunque el WBC decidió que el ruso no había incumplido sus normas antidopaje y finalmente un juez estadounidense decretó en 2018 que Wilder no tenía derecho a los 4,3 millones de dólares de depósito para ese combate.

De todos modos, con VADA evitando la posibilidad de la tragedia histórica que muchos norteamericanos temían, o sea la perspectiva de una posible derrota de un campeón mundial estadounidense en Rusia, se desvaneció la última gran posibilidad de Povetkin para coronarse. En ese momento, precisamente coincidiendo con el fin de su consumo legal de meldonium, Povetkin entró en una bajada de rendimiento que le vio llegar a los puntos ante Andriy Rudenko y Christian Hammer, además de ser estremecido por David Price. Fue después de esto cuando accedió, ya como una sombra de lo que fue, a un mundial en el que fue derrotado por KOT ante Anthony Joshua, si bien mostró huecos en el boxeo de “AJ” que después explotaría Andy Ruiz

Los últimos capítulos de la carrera de Povetkin todavía dejaron resultados meritorios como su empate ante el destacado aspirante Michael Hunter y, sobre todo, su triunfo con un brutal KO sobre el enrachado número 1 WBC Dillian Whyte. Con todo, este fue el principio del fin, puesto que en la revancha ante Whyte no pudo ni siquiera ser mínimamente competitivo, mostrándose que era el momento de colgar los guantes.

El hecho de no haber poseído una corona absoluta del peso pesado, sólo cintos de subcampeón WBA y un interino WBC, además de la mancha que supone el consumo de sustancias mejoradoras del rendimiento (el uso de las llamadas sustancias dopantes legales no deja de ser algo realmente inmoral y espinoso, especialmente en el boxeo), disminuirán su valoración global. De todos modos, con sólo tres derrotas en su larguísima carrera, enfrentamientos ante nombres de élite y muchas actuaciones espectaculares, con sus embestidas en corta y mecanizadas combinaciones, quedarán también buenos recuerdos de su carrera a ojos de muchos aficionados.

En cualquier caso, se opine lo que se opine de él, eso es ya historia y será trabajo de los fans y de los historiadores decidir qué lugar y valoración merece que se le den.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios