Cartel promocional del evento Magomed Kurbanov vs. Liam Smith

Kurbanov venció por cuestionable decisión unánime a Smith: Crónica de la velada rusa de RCC Boxing

Daniel Pi
@BastionBoxeo

KRK Uralets, Ekaterimburgo, Rusia. Peso superwélter.

Está por ver si la WBO ordenará una eliminatoria final, si el organismo elegirá directamente a un retador obligatorio o si Tim Tszyu cumplirá con sus palabras y se enfrentará al vencedor del duelo, pero el hecho es que Magomed Kurbanov 21(13KO)-0 logró un éxito trascendental en la lucha por el acceso al mundial al batir por decisión unánime a Liam Smith 29(16KO)-2(1)-1 en un combate que tuvo un espectacular final. Sin embargo, es justo decir que, como los rusos conmemoraban por adelantado su llamado Día de la Victoria, precediendo al choque estelar cánticos patriotas y de llamada a la guerra, el veredicto no podía ser otro que un triunfo del local aunque resultase cuestionable que lo hubiese logrado.

Las puntuaciones fueron de doble 115-113 y un 117-112 que es evidentemente una cartulina prefijada antes de que comenzase el choque.

Resultaba crucial en el enfrentamiento qué planteamiento iba a utilizar el ruso, que es mucho más peligroso atacando agresivo con combinaciones que boxeando con espacios. No obstante, Kurbanov decidió boxear en la distancia media-larga contra un púgil mucho más astuto y sólido como Smith, quien encontró el camino para impactar claramente sus rectos ante su adversario que como siempre se mostró muy ineficaz con su guardia americana.

No pudiendo aguantar el centro del ring, Kurbanov se vio obligado a caminar más y a contragolpear, aunque esto, no teniendo un desplazamiento tan bueno como se piensa ni excesiva velocidad de piernas, le llevó a encontrarse con un efecto positivo: al no poder mantenerse alejado de su adversario, que le presionaba, el ruso se vio inmerso en la pelea física que le convenía, produciéndose breves pero repetidos cruces de golpes en los que pudo conectar sus puños con destreza y contundencia, logrando dejar claramente tocado a Smith al final del sexto round.

Sin embargo, Kurbanov no pudo explotar ese momento de ventaja y en el séptimo asalto, en su insistente voluntad de pelear en larga, se encontró con los derechazos y los uno-dos del británico, que era consciente de que la guardia de su rival era muy permeable. Así, aunque el local continuó llegando con algunas hábiles contras aquí y allá, Smith comenzó a llegar persistentemente con sus series de directos y con sus uno-dos-gancho zurdo, afianzando aparentemente su ventaja ante un Kurbanov que en las cuerdas cometía el error de confiar en un shoulder roll que no ejecutaba de la manera adecuada.

De nuevo, con su potencia en corta, Kurbanov logró estremecer a Smith en el décimo asalto con una combinación de ganchos, pero inmediatamente fue frenado por los rectos disuasorios de su rival. En los últimos episodios se produjeron emocionantes momentos, casi épicos, en los que ambos se alcanzaron con contundentes golpes de poder, pero Kurbanov estaba cansado por su movilidad precedente y el preciso Smith, aunque se vio sacudido, había medido ya totalmente los huecos en la defensa de su adversario y le alcanzó con numerosos puños.

Decía Kurbanov despectivamente que tras ver el gimnasio del británico se dio cuenta de que su boxeo estaba en otro mundo respecto al de Smith. No obstante, aunque es cierto que el centro de entrenamiento de RCC cuenta con tecnología punta, material nuevo y de primera calidad y un aspecto perfecto en contraste con el gimnasio en el que entrena Smith, el hecho es que por perfecto que sea el material de un lugar de entrenamiento este no te puede enseñar a hacer bien un shoulder roll, a elegir la distancia de combate o a realizar ajustes. Por ello, un Smith de boxeo tan simple como sólido, logró mostrar de forma evidente las brechas en el boxeo de su adversario y habría logrado el veredicto favorable en cualquier lugar con jueces neutrales.

Dejando de lado el choque, quedando Kurbanov a continuación emplazado a un posible enfrentamiento eliminatorio ante Tim Tszyu o, algo más adelante en el tiempo, a un directo acceso al mundial después de que el australiano alcance su oportunidad titular, el hecho es que el boxeador ruso, pese a anotarse ante Smith su mayor victoria, no parece haber evolucionado lo suficiente para medirse a la élite. De hecho, dado que es improbable que su defensa mejore todo lo que necesita, ante boxeadores con más pegada que Smith y con más potencia como Tszyu y Castaño, Kurbanov realmente no parece tener posibilidades reales de victoria.

Respaldo principal del evento
El semifondo dejó el triunfo unánime del oro europeo amateur ucraniano Eduard Skavynkskyi 14(7KO)-0 en un combate del peso superwélter ante el veterano colombiano, avisado con muy poco tiempo de antelación, Joel Julio 39(33KO)-6(2).

Con su habitual avance y su consistente persecución, Skavynskyi fue conectando secos directos de mano adelantada, fuertes ganchos zurdos y directos diestros ante un Julio que tiró de experiencia para resituarse, evitar manos en la medida de lo posible y contestar en intervalos con su jab y su hook de mano adelantada. En este planteamiento, la fortaleza del invicto Skavynskyi y su capacidad para encontrar huecos le permitieron ir llevándose la mejor parte claramente y lograr derribar con un cruzado zurdo a un Julio que tuvo que agarrarse a las cuerdas para no caer del ring. De todos modos, como Skavinskyi nunca tiene demasiada prisa, como su corte de ring no es extraordinario y como Julio tiene oficio, el colombiano logró restablecerse, llegar con esporádicas contras y aguantar los contundentes directos del favorito hasta la conclusión del combate.

En cuanto a la primera semifinal del torneo WBO del peso supergallo entre Evgenii Liashkov 8(2KO)-2(1) y Mukhammad Shekhov 9(3KO)-0-1, ésta terminó con el pase a la final del segundo de ambos, que logró una merecida victoria por decisión divida (doble 96-94 y un desacertado 93-97) en el muy interesante y contendido duelo que se produjo.

Los púgiles tuvieron el planteamiento esperado, con Shekhov posicionado más cerca de las cuerdas y apoyándose en su gran juego de piernas para buscar el contragolpe ante un Liashkov que intentó atacar con constancia con un buen volumen de golpes. Así, al margen de algunos repetidos clinches, el choque entre los ambiciosos boxeadores resultó entretenido y disputado, si bien con el paso de los asaltos Shekhov fue poco a poco decantando de su lado las acciones gracias a su clase, su astucia y su precisión, que le permitiron conectar decisivas contras en gancho de mano adelantada o directo e incluso armar eventuales contraofensivas aprovechando sus plásticas esquivas y su hábil uso de las diagonales.

En la final Shekhov se encontrará con quien sea el ganador de la segunda semifinal, en la que uno de los participantes será el púgil de gran carrera amateur Asror Vokhidov y el otro o Vladimir Nikitin o Yerzhan Zalilov (estos dos empataron en su cruce de cuartos de final).

No resultó sorprendente que el peso superligero georgiano Enriko Gogokhia 13(8KO)-0 lograse el triunfo ante el argentino Gustavo Vittori 24(12KO)-8(6)-1, pero lo cierto es que el favorito incluso superó las expectativas ofreciendo una verdaderamente convincente actuación en la que controló las acciones antes de anotarse una victoria en el cuarto episodio.

Gogokhia tomó la iniciativa y presionó desde el comienzo, forzando a Vittori a situarse en una posición de corte defensivo y a tratar de reducir el peligro caminando y bloqueando. Sin embargo, Gogokhia lo encerró repetidas veces en las cuerdas, le alcanzó con excelentes combinaciones de rectos y cruzados y le fue mermando. Finalmente, con Vittori teniendo el rostro muy ensangrentado por un corte en el tabique nasal y desgastándose por momentos, en el cuarto round un izquierdazo de Gogokhia, sucedido por un mero jab contra su afectado oponente, hizo que el visitante cayese de espaldas a la lona y se llegase a la conclusión.

Sin duda, Gogokhia afianzó su proyección con esta victoria en la que mostró sus cualidades y su experiencia combativa adquirida en su precedente carrera como kickboxer.

El último de los cinco combates que compusieron la cartelera principal vio el triunfo por abandono en cuatro asalto del peso supermosca ruso-tayiko Zafar Parpiev 10(3KO)-2 contra el duro Alphoe Dagayloan 14(5KO)-1(1)-6, a quien le asestó la primera derrota antes del límite de su carrera.

Hasta ahora Parpiev había tenido algunos problemas en el avance de su carrera, pero ante un complicado adversario supo gestionar los momentos sin iniciativa y logró conectar una izquierda a la contra en el tercer round que hizo que Dagayloan fuese aguantado por las cuerdas y recibiese una cuenta. Posteriormente Parpiev impactó claros rectos y algunos hooks, por lo que, tras el cuarto episodio, la esquina del visitante decidió que su púgil no saliese al quinto asalto.

Resultados de los combates de YouTube
Antes de que comenzase la cartelera principal tuvo lugar el respaldo inicial retransmitido por YouTube, en el que se produjeron tres victorias de los favoritos y un empate. Entre los ganadores estuvo el debutante peso pesado Georgy Yunovidov 1(0KO)-0, que utilizó su notable precisión con los golpes rectos para lograr una dominadora victoria unánime ante el encajador, siempre en manifiestamente mejorable estado de forma, German Skobenko 5(2KO)-8(2)-2, quien no supo lidiar con la eficacia y la ventaja en dimensiones de su rival.

El empate llegó en el duelo precedente, contendido combate del peso pluma en el que el novato Aznaur Kalsinov 1(0KO)-0-1 y el debutante Shamil Askerov 0(0KO)-0-1 se alcanzaron con nítidos golpes de poder en cierto número y en el que hubo algunos buenos intercambios pero en el que los contendientes no consiguieron lograr una ruptura evidente que le diese a uno de ellos la victoria a ojos de los jueces.

Sí consiguió en cambio ser determinante en su actuación el peso medio Ivan Nikonov 5(1KO)-0, que mostró técnica y variedad de recursos para desbordar con sus combinaciones al ataque y ofrecer una sólida actuación en su triunfo contra un más experimentado boxeador como el kazajo Berikbay Nurymbetov 7(2KO)-3(1)-1.

Finalmente, la velada se abrió con la victoria por knockout en el cuarto asalto del peso semipesado ruso Igor Ionov 3(1KO)-0 ante el kazajo Yevgeniy Logozha 0(0KO)-3(1). Y es que, aunque se mostró desordenado y midió de forma inadecuada sus ataques, Ionov impuso su potencia para castigar a su contrincante antes de sentenciar el encuentro con un gancho zurdo al hígado, golpe que tiró al tapiz a Logozha en el cuarto asalto y que llevó al árbitro a completar la cuenta.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios