Jerwin Ancajas conecta directo zurdo ante Jonathan Rodríguez

El campeón supermosca Ancajas padeció dificultades para derrotar a Jonathan Rodríguez en intensa pugna, Stanionis venció a correoso Dulorme

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Mohegan Sun Casino, Uncasville, Estados Unidos. Campeonato mundial IBF del peso supermosca. Novena puesta en juego del monarca Ancajas.

Encarando su debut con Premier Boxing Champions, el campeón mundial filipino Jerwin Ancajas 33(22KO)-1-2 pretendía ofrecer una actuación entretenida, afirmando antes de su defensa ante Javier “Titán” Rodríguez 22(16KO)-2 que quería guerrear en corta a pesar de que su equipo le pedía que encarase este combate utilizando su habilidad pugilística, moviéndose y peleando en larga. Pues bien, finalmente en la actuación de Ancajas se vio una mezcla de ambos planteamientos, ofreciendo por consiguiente éxitos dispares y terminando bastante desgastado a pesar de que obtuvo el triunfo unánime con puntuaciones de 115-112, 116-111 y 117-110.

Ejecutando su absurdo plan de intercambiar con un aguerrido peleador como Rodríguez, muy tenaz y capaz en corta pero limitado técnica y tácticamente, Ancajas se vio inmerso repetidamente por propia voluntad en una pugna de cruces de golpes, en la que impactaba por destreza y precisión contundentes crochés acompañados de ciertas esquivas aunque también recibía nítidos y repetidos hooks. Por contra, cuando en el cuarto y quinto round decidió hacer caso a su entrenador y combatir con espacios logró neutralizar la amenaza de su rival en gran medida gracias a su agilidad, a certeros rectos zurdos y crochés de mano adelantada y a oportunos pasos laterales.

Sin embargo, aunque la diferencia de resultados con uno y otro planteamiento era evidente, Ancajas volvió a sostener posteriormente prolongados intercambios, logrando en el octavo round anotarse un knockdown al llevar a una esquina a Rodríguez y golpearle con uppercut y hook antes de unos posteriores rectos. Por lo general, una caída es un hecho enteramente positivo para el púgil que no la padece, pero en este caso fue bastante contraproducente, ya que Ancajas se tomó este hecho como una señal del acierto de su táctica, mientras que Rodríguez, en lugar de amedrentarse ante la adversidad (y pese a quedar tocado en el noveno round por un golpe al torso), se mostró todavía más agresivo en adelante.

Por ello, con la pugna definitivamente asentada en intensos y recurrentes cruces de golpes, la encomiable tenacidad de Rodríguez le permitió conectar potentes, claros y frecuentes curvos ante el campeón que, aunque siguió llegando por precisión y habilidad natural, terminó visiblemente mermado en el duodécimo episodio.

Existen tantos precedentes en los que un boxeador de muchas cualidades técnicas ha renunciado a ellas para batallar en corta, terminando derrotado o incluso noqueado, que parece sorprendente que todavía veamos tantísimos casos en los que púgiles de gran destreza toman la peor decisión posible para sus intereses, muchas incluso contradiciendo a sus entrenadores. Esto parte en gran medida de la falsa pero muy extendida idea de que la única forma de impresionar al público es aceptando una guerra de desgaste. Con todo, esto es ilógico porque se puede impresionar tanto o más con una gran actuación técnica bien ejecutada. Además, el apoyo de críticos o aficionados no debería priorizarse por encima de la salud del púgil que arriesga innecesariamente su salud, poniendo en peligro además la culminación de sus objetivos.

Como es rápido, astuto, fuerte y está bien preparado, el reinado de Ancajas (que se inició en septiembre de 2016) sigue adelante pese a sus malas decisiones estratégicas, pero el filipino está siendo irregular recientemente, dejando grandes actuaciones sucedidas por otras muy mejorables, por lo que quizás sea cuestión de tiempo (hasta que se mida a su primer oponente de la cúspide de la división o hasta que alguien le atrape en el momento adecuado) para que sufra un nuevo tropiezo.

Stanionis venció eliminatoria
Al igual que Jaron Ennis en el combate estelar de la velada, el olímpico peso wélter lituano Eimantas Stanionis 13(9KO)-0 consiguió anotarse la mayor victoria de su carrera hasta la fecha batiendo al exaspirante mundial puertorriqueño Thomas Dulorme 25(16KO)-5(2)-1 por decisión unánime (117-111, 116-112 y 115-113). De todos modos, Stanionis tuvo que trabajar mucho más que Ennis para obtener la victoria.

Como casi siempre, Dulorme fue un boxeador correoso, utilizando buenas combinaciones de rectos para alcanzar a su rival en las entradas y acompañando sus ataques por adecuados reposicionamientos. Asimismo, se mostró determinado en los cruces de golpes ante el peligroso pegador europeo. De todos modos, la presión de Stanionis, púgil que suele tardar unos minutos en encontrar su ritmo, su buen jab y sus golpes de poder fueron acechando a Dulorme, que tuvo momentos de apuro en el cuarto round.

El veterano púgil tiró de experiencia y ambición para reaccionar y tener buenos momentos pasada la mitad de la contienda, llegando a mover un tanto a su rival, si bien estos esfuerzos fueron el preludio de la definitiva toma de control de Stanionis en el último tercio, que mantuvo su trabajo constante, paciente y metódico hasta que en los asaltos finales castigó duramente a Dulorme con uppercuts, hooks y directos dejándole notablemente afectado.

En principio, la victoria de Stanionis le supone convertirse en aspirante WBA del peso wélter, dado que este combate era una eliminatoria de dicho organismo, pero es difícil saber a qué campeonato o subcampeonato aspirará. Por otra parte, teniendo menos de la mitad de combates que, por ejemplo, Ennis, el equipo de Stanionis debería evitar precipitarlo todavía hacia peleas demasiado exigentes e insistir en su desarrollo antes.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios