Aleksei Papin

El aspirante crucero Papin venció en un round a Pejsar, Oganisyan derrotó en su quinto combate al excampeón mundial Troyanovsky

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Soviet Wings Sport Palace, Moscú, Rusia. Peso crucero.

La idea era darle al ruso Aleksei Papin 13(12KO)-1 un rodaje ante un rival resistente para prepararlo para su próximo acceso al mundial WBC del peso crucero ante el monarca Ilunga Makabu, de quien es aspirante obligatorio. Pero si bien en el pasado el checo Vaclav Pejsar 15(13KO)-11(4) ha tenido meritorias actuaciones, como su controvertida derrota ante Dmitry Kurdyashov o su victoria en Reino Unido ante Craig Glover, esta vez el visitante no pudo ofrecer resistencia y padeció la derrota más rápida de su carrera al sucumbir en un round ante la potencia de Papin.

Después de probar durante algunos instantes con su jab, Papin sacó una derecha que acercó a las cuerdas a su adversario, que posteriormente recibió una combinación gancho de izquierda-gancho de derecha-uppercut zurdo y dos curvos diestros que le llevaron a la lona. Afectado, Pejsar se levantó tardíamente (la cuenta del árbitro fue muy lenta) y en mal estado, dejando el tercer hombre que las acciones siguiesen sin hacer comprobaciones, por lo que Papin lanzó un cruzado diestro que derribó nuevamente a su rival, concluyendo la pugna.

En una revancha hay muchos elementos que entran en juego y que hacen incluso más difícil de prever qué sucederá que en un duelo convencional, algo a lo que se suma en esta caso que el primer choque entre Makabu y Papin terminó con resultado mayoritario, que el congoleño sufrió ciertas dificultades en su pelea más reciente ante Durodola y que el ruso últimamente ha dado muestras tanto de falta de solidez táctica como de demoledora potencia. Por ello, el choque mundialista del peso crucero que debería producirse en unos meses entre ambos parece realmente igualado, interesante y con el potencial de dejar un encuentro muy emocionante.

Oganisyan logró su mayor triunfo
El invicto prospecto ruso de origen armenio Valery Oganisyan 5(3KO)-0 es uno más de los boxeadores en ascenso que, tras buenas carreras amateur, son llevados apresuradamente en su trayectoria profesional. Para él esto se tradujo la pasada noche, y como respaldo del Papin-Pejsar, en un enfrentamiento en el peso superligero contra todo un excampeón mundial como el también ruso Eduard Troyanovsky 29(24KO)-3(1), quien pese a haber dejado atrás su mejor momento todavía es un rival bastante competitivo. Pues bien, Oganisyan logró en esta contienda imponerse claramente por decisión unánime de los jueces.

Siendo ambos boxeadores que prefieren combatir en la distancia larga y media-larga, los dos intentaron llegar con sus rectos desde el centro del ring, aunque la ventaja en velocidad y precisión de Oganisyan y oportunas esquivas le valieron para llevarse la mejor parte ante un “Troya” que pudo sacar algunas contras astutas con su mano derecha. Con todo, y aunque Oganisyan tenía una ejecución de golpeo que en ocasiones más que heterodoxa era simplemente mejorable, el invicto consiguió en el cuarto round conectar un gran cruzado diestro descendente que dañó a su rival, que fue hostigado duramente a continuación.

Este fue un punto de inflexión en la pugna, dado que desde el quinto asalto Oganisyan siguió encontrando el camino para manos nítidas y potentes, especialmente en directo diestro, que fueron empeorando el estado del rostro de su adversario, si bien Troyanovsky tiró de experiencia para, con agarres, ciertos desplazamientos y golpes disuasorios, ir soportando los malos momentos y cada vez recuperarse hasta poder intentar realizar alguna más valiente que eficaz contraofensiva.

Si Oganisyan hubiese tenido más capacidad de definición, seguramente habría podido lograr una detención, pero entre su golpeo muchas veces poco convencional y su precipitación en diversos momentos (en los que se desmadejó al ataque) la pelea se alargó hasta el final. No obstante, eso sólo hizo que un Troyanovsky voluntarioso siguiese siendo castigado, volviendo a quedar seriamente tocado en el noveno asalto y aguantando a duras penas mermado en el décimo episodio.

No hace falta ser muy crítico para poder ver que el boxeo de Oganisyan está por pulir en diversos aspectos aunque, siendo esta su quinta pelea profesional y ante un excampeón mundial, el púgil logró una victoria realmente importante y meritoria que sugiere que con la adecuada acumulación de experiencia y desarrollo podría ser un top 15 superligero con bastantes cosas que decir en la lucha hacia el acceso a la cumbre de los aspirantes.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios