Canelo Álvarez tras su victoria ante Avni Yildirim

Canelo puso de manifiesto la atroz designación de rival del WBC deshaciéndose del limitadísimo Yildirim en tres asaltos

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Hard Rock Stadium, Miami, Estados Unidos. Campeonato mundial WBA-WBC del peso supermedio. Primera puesta en juego de sus títulos unificados del titular Canelo.

Es difícil decidirse en cuanto a qué fue más absurdo, si el combate en sí o las valoraciones de algunos analistas que aseguraron que el retador iba a aguantar y a dar guerra. De lo que no se puede tener dudas en cambio es de que el WBC presidido por Mauricio Sulaimán sigue arrojando a su organismo a pozos cada vez más profundos, un ejemplo más de lo cual se vio la pasada noche al enfrentarse el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez 55(37KO)-1-2 a un aspirante obligatorio, el turco Avni Yildirim 21(12KO)-3(2), que ni remotamente merecía esta oportunidad y que perdió en tres desniveladísmos asaltos. Y es que realmente esta subida a un ring de Álvarez no sirvió ni como rodaje, siendo más útil una sesión bien hecha de sombra o de manoplas que esta defensa titular.

Canelo, sin preocuparse por lo que pudiese ofrecer Yildirim (que pese a lo que se ha dicho no es un pegador), se mantuvo en el centro del ring eludiendo los tímidos y lentos jabs de su rival con pasos atrás o bloqueándolos y calmadamente escogiendo huecos para ganchos arriba y abajo y para su propio directo de mano adelantada. En el segundo asalto Canelo hizo pruebas con su uppercut, su croché diestro y su gancho al torso ante un Yildirim, como siempre, rígido y simple hasta el extremo y que, alcanzado el tercer round, fue derribado por un uno-dos. Tras hostigar Canelo un tanto a su oponente y posteriormente optar por darle tiempo y tocarlo con el jab, en el descanso antes del cuarto round se decidió que no tenía sentido que el turco siguiese combatiendo.

Si una de las barrabasadas de Billy Joe Saunders no lo trunca, el consuelo que le queda a los aficionados es que el 8 de mayo Canelo tendrá un reto muchísimo mayor ante el citado monarca mundial (WBO) británico, habiéndose confirmado ya oficialmente dicha triple unificación, que podría llegar a ser verdaderamente interesante si Saunders se prepara con disciplina espartana y no se autosabotea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *